Julian Assange y el delito de periodismo

julian assange delito periodismo

Julian Assange, fundadora de WikiLeaks, lleva en cana más de una década por el delito de periodismo. Está acusada de filtrar información clasificada al público, pero… es editora y periodista, publicar datos es su trabajo y la naturaleza de su oficio. Lo que no debería publicar, es información falsa, y justamente la publicación de información falsa no es otra cosa que la principal actividad de las personas y gobiernos que la acusan.

Aunque la mayoría aparece sólo cuando hay alguna novedad en su causa, el caso de Assange se ha convertido en un grito de guerra para las defensoras de la libertad de expresión en todo el mundo. Argumentan que su encarcelamiento es un ataque directo a la Primera Enmienda y un precedente peligroso para los periodistas en todas partes.

¿Por qué está encarcelada Julian Assange?

Assange fue arrestada por primera vez en 2010 después de que WikiLeaks publicara un tesoro de documentos clasificados del ejército estadounidense. Fue acusada de violar la Ley de Espionaje, pero el gobierno sueco, convenientemente, también emitió una orden de arresto en su contra por cargos de agresión sexual.

Assange luchó contra la extradición a Suecia, demostrando que los cargos tenían motivaciones políticas, algo que además es manifiesto y evidente con sólo dar una mirada a lo que sucedió. Pasó siete años encerrada en la embajada de Ecuador en Londres, donde obtuvo asilo. Sin embargo, en 2019, el gobierno botón de Lenin Moreno le revocó el asilo y fue arrestada por la policía británica.

Assange se encuentra actualmente recluida en la prisión de Belmarsh en Londres, donde espera la extradición a los Estados Unidos. Ha sido acusada de 17 cargos de violación de la Ley de Espionaje, que conllevan una sentencia máxima de 175 años de prisión.

Éstos son los 17 cargos que se le imputan a Julian Assange

¿Qué gobiernos han tratado de ayudar a Julian Assange?

Varios gobiernos han expresado su apoyo a Julian Assange, incluidos en su momento Ecuador, Rusia e Islandia. Ecuador otorgó asilo a Assange en 2012 y Rusia le ofreció la ciudadanía en 2017. Islandia también le ofreció asilo a Assange, y su presidente, Gudni Th. Jóhannesson, ha pedido su liberación.

Prácticamente todos los gobiernos alineados con la defensa de los derechos humanos, la democracia y la libertad de expresión en el globo, han tratado de ayudar a Assange.

¿Qué gobiernos han tratado de dañar a Julian Assange?

Estados Unidos ha sido la crítica más vocal de Julian Assange. El gobierno de Estados Unidos la ha acusado de ser una “terrorista de alta tecnología” y una “amenaza para la seguridad nacional”. Estados Unidos también se ha negado a garantizar que Assange no será procesado bajo la Ley de Espionaje si es extraditada, esto significa que pueden encontrar alguna forma “legal” de matarla.

Otros gobiernos que han sido críticos con Assange incluyen Suecia, Australia y el Reino Unido. Suecia ha sido acusada de presentar cargos por motivos políticos contra Assange, mientras que Australia se ha negado a intervenir en su caso. El Reino Unido, las piratas más piratas del mundo mundial, ha sido, como corresponde, criticado por su papel en el encarcelamiento de Assange, ya que la ha estado reteniendo en la prisión de Belmarsh desde 2019.

¿Quiénes son las partidarias destacadas de Julian Assange?

Julian Assange cuenta con el apoyo de varias figuras prominentes, incluidas Noam Chomsky, Daniel Ellsberg y Angela Merkel. Chomsky ha llamado a Assange una “héroe de nuestro tiempo”, mientras que Ellsberg ha dicho que está “siendo perseguida por hacer lo que se supone que deben hacer las periodistas”. Merkel ha dicho que está “preocupada” por el caso de Assange y que espera que sea tratada con justicia, super pecho frío la Merkel, pero bueno, mejor poquito que nada.

¿De qué se acusa a Julian Assange?

Julian Assange está acusada de 17 cargos por violar la Ley de Espionaje. Los cargos se derivan de su presunto papel en la publicación de documentos clasificados del ejército de los EE. UU. y el Departamento de Estado. Assange está acusado de conspirar con Chelsea Manning, exanalista de inteligencia del Ejército de EE. UU., para filtrar los documentos a WikiLeaks.

La Ley de Espionaje es una ley controvertida que se ha utilizado para enjuiciar a periodistas en el pasado. En 1971, el New York Times y el Washington Post fueron procesados bajo la Ley de Espionaje por publicar los Papeles del Pentágono, un estudio clasificado de la Guerra de Vietnam. Finalmente, se retiraron los cargos contra los medios, pero el caso sentó un precedente para el enjuiciamiento de periodistas en virtud de la Ley de Espionaje.

La contradicción de la democracia

El caso de Julian Assange plantea preguntas importantes sobre la libertad de prensa y el papel de las periodistas en una democracia. Assange es una editora que simplemente está haciendo su trabajo, que es informar al público sobre temas importantes. Sin embargo, está siendo procesada por hacer su trabajo, lo cual es una clara violación de la Primera Enmienda, en el caso de EEUU, pero resulta una flagrante violación a cualquier sistema de derechos, bueno, en países que tienen sistema de derechos. (Singapur salió del grupo).

El encarcelamiento de Julian Assange es un peligroso precedente para las periodistas de todo el mundo. Envía un mensaje de que el gobierno yanki puede atacar a las periodistas que publican información que no le gusta, sin importar en qué lugar del mundo se encuentran y puede incluso aspirar a matarlas, no estamos ante otra cosa que una de las primeras ejecuciones del lawfer. Este es un ataque directo a la libertad de prensa, que es esencial para una democracia sana.

El caso de Julian Assange es un recordatorio de los peligros que enfrentan las periodistas y activistas cuando denuncian los delitos de un gobierno. También es un recordatorio del poder de la información y la importancia de una prensa libre.

Sin embargo, independientemente del resultado del caso, la historia de Julian Assange es un recordatorio de la importancia de una prensa libre y de la posibilidad del ejercicio de la democracia. En un mundo donde los gobiernos poderosos intentan cada vez más silenciar la disidencia, es más importante que nunca contar con periodistas que estén dispuestas a decir la verdad al poder. La paradoja es que, además de que haya que volver a crear un público que quiera leer la verdad, no se pueda dejar de empeñar la vida en ello.

¡A vencer y vivir!

¡Happy Hacking!

Salir de la versión móvil