Categorías Lo niú

De Messenger a TikTok: 20 años de cambios digitales

Bien seguro, muchas de nuestras lectoras sólo conocerán MSN Messenger por las historias que cuentan otras. Lo cierto es que el mundo digital ha cambiado drásticamente en los últimos veinte años, pero no está de más hacer un pequeño repaso para comprobar lo vertiginoso del cambio digital que estamos viviendo todavía.

También es cierto que, si pensábamos en 2021 a comienzos del milenio nos imaginábamos autos voladores y largos viajes a través de la galaxia. Esto, por lo pronto, parece que no va a ocurrir, al menos no a corto plazo.

Lo que sí ha cambiado drásticamente es la forma en la que la tecnología y los avances digitales han pasado a formar parte de nuestras vidas. Hace exactamente 20 años disfrutábamos el esplendor de MSN Messenger que, aunque salió a la luz en 1999, no fue aproximadamente hasta comienzo del 2000 que se convirtió en el programa de mensajería instantánea por excelencia.

Para muchos de nosotros, el mero hecho de poder intercambiar mensajes en tiempo real, enviar archivos o participar en chats de grupo (aunque en este ámbito los clientes IRC eran quienes albergaban más usuarios) era todo un logro.

De hecho, tuvimos que esperar muchos años, nada menos que hasta 2009, para toparnos con WhatsApp y poder llevar estas conversaciones a nuestros terminales… pero eso ya es otra historia.

Entrada Relacionada

La digitalización está en todas partes

Antes de continuar, es importante tener en cuenta que la digitalización no sólo ha afectado al ámbito de las redes antisociales, sino que se ha convertido en una máxima para prácticamente la totalidad de empresas y sectores. No hay más que ver cómo han ido evolucionando, por ejemplo, en el sector de los contenidos audiovisuales. Si a comienzos de los 2000 todavía estábamos alquilando películas en VHS y DVD, veinte años después los formatos físicos han desaparecido prácticamente por completo, dejando paso a plataformas como Netflix, HBO o Amazon Prime Video.

De la misma forma, hemos visto cómo los casinos físicos han cedido el testigo a los digitales, haciendo que se conviertan en uno de los sectores más rentables en la actualidad. ¿Quién iba a imaginar que íbamos a disponer de tal cantidad de juegos de todo tipo desde el sofá de nuestra casa y que incluso podríamos obtener dinero extra por el mero hecho de jugar gracias a los bonos de casino? Cuando navegamos a través de la web de VegasSlotsOnline nos encontramos con una lista de los mejores bonos según nuestra ubicación geográfica, en la que podemos ver la clasificación obtenida por cada uno de estos casinos digitales y, además, disfrutar de ofertas como hasta un 100 % del ingreso realizado o 50 giros gratis por el mero hecho de utilizar sus códigos promocionales.

El mundo ha cambiado de forma tan drástica que, incluso a las que vivimos de forma consciente el comienzo del milenio, nos cuesta recordar cómo eran las cosas antes.

La hegemonía de Facebook y el poder de las redes sociales

Facebook salió a la luz en 2004, cuando MSN Messenger era todavía el principal programa de mensajería instantánea y, según fue aumentando (vertiginosamente, por cierto) su popularidad, más evidente le pareció a Zuckerberg acabar con esta hegemonía de Microsoft, y lo hizo de una forma muy sencilla: añadieron un simple chat. Teniendo en cuenta la permanencia media de las usuarias en Facebook por aquel entonces, no tardó en suceder lo inevitable: Facebook acabó con todas las alternativas de mensajería instantánea.

Instagram salió al mercado en 2010 y, de nuevo, trajo consigo una revolución. En este caso se trataba de una red antisocial fundamentada en imágenes. Curiosamente, la base de Instagram es muy parecida a un viejo conocido: Fotolog, lanzado en 2002. Más tarde, Instagram acabaría con iniciativas que crecían vertiginosamente, como Snapchat, de una forma muy similar a cómo lo hizo Facebook con MSN Messenger: añadiendo los “estados”.

Dos años después del lanzamiento de Instagram, en 2012, Facebook compró la app por 1.000 millones de dólares; y dos años después hizo lo propio con WhatsApp, por 22.000 millones. De esta forma, la compañía de Zuckerberg se convierte en la principal referente cuando hablamos de redes antisociales, sólo equiparable en lo que respecta a influencia digital con la gigantesca Google que, además de todos sus servicios (Hangouts, Maps, Drive, Fotos… y, por supuesto, ese navegador que seguimos usando todas después de 20 años) también es propietaria de YouTube.

La revolución de TikTok

Y cuando creíamos que estaba todo el pescado vendido, en 2016, ByteDance lanzó TikTok. Entre finales de 2018 y comienzos de 2020 fue cuando realmente pegó el salto a nivel internacional, convirtiéndose en la app más descargada del mundo.

Son muchas las especialistas que se preguntan cuánto durará la hegemonía de esta app china, pero bien seguro no será para siempre. Hace veinte años nos volvíamos locas por simplemente intercambiar mensajes con nuestros amigos, luego llegaron los perfiles y las fotos, y en este caso son los videoselfies musicales de un minuto.

¿Qué será los siguiente? Y, mejor aún, ¿cómo será el mundo digital dentro de otros 20 años?

ETIQUETAS:
Compartir
Comentá

Posts recientes

Cómo descargar videos de TikTok sin marca de agua

TikTok pone una marca de agua cuando vamos a descargar videos, pero siguiendo estos pasos…