Categorías Lo niú

Las nuevas medidas de WhatsApp para afrontar la crisis

De un tiempo a esta parte, cosas que hemos publicado hace más de 7 años, se han transformado en “primicia” porque algunas periodistas ignorantes -que se hacen llamar especialistas en tecnología- de pronto se encontraron con nuestras notas y ahora “develan” la verdad (esto es: publican nuestras notas borrando nuestra firma y sin ponernos como fuente y a eso le llaman investigación). Bueno, las denunciantes e investigadoras no fuimos sólo nosotras: en todo el globo abundan denuncias y análisis que permiten ver con claridad cómo es el movimiento político -y el control social que conlleva– que está detrás de lo que, a pesar de que ya tienen más de 30 años, estas grandes ignorantes que la van de especialistas siguen llamando “nuevas tecnologías”.

Aunque no nos resulte agradable que algo que llevamos tanto denunciando se transforme en “noticia” porque una porteña ignorante nos leyó, no deja de gratificarnos el tino de la sociedad, que, leyéndonos o no, ha comenzado a tener mayor cuidado de su información. Todavía queda mucho camino por andar, ya que las preocupaciones actuales van más por el lado de la individualización (mis fotos, mi ubicación, mis contactos) que por el del control social, pero… esperamos llegar a eso en algún momento. Sí, me refiero a latinoamérica, ya que en Europa hay una conciencia diferente, que ha producido una legislación más favorable a las personas.

El proceso de la creación de leyes viene siendo extraño, ya que los estados tienden a resguardar la actividad de las empresas por sobre los derechos de las personas, pero como estas empresas están pisándole el ruedo a las clases políticas, de a poco las legisladoras van regulando en su favor (el de las clases políticas), y como ellas también son personas, nos llega algún que otro beneficio.

Toda esta perorata viene a colación de los nuevos términos y condiciones de WhatsApp que han generado un feliz éxodo a otras redes como Telegram y Signal. Sin ir más lejos, Telegram anunció que superó los 500 millones de usuarias en sólo 3 días. Me atrevo a pensar que las usuarias que han migrado son las más conscientes, pero siempre es mejor poquito que nada, y estas usuarias conscientes que ahora usan una app de mensajería instantánea que NO es WhatsApp, seguramente insten a sus amigas a utilizar la nueva app y tal vez eso signifique una merma en el poder de Zuckerberg sobre nuestras vidas. Ojalá eso se de antes de que Zuckerberg se muera.

Escándalo y crisis interna en WhatsApp

Luego del anuncio (que es más bien una jactancia) de que WhatsApp hará con tus datos lo que se le venga en ganas, la empresa decidió aclarar su comunicado, para que sepamos que harán lo que ellas quieran, pero con un tono más dulce y paternalista (cuac).

Entrada Relacionada

El éxodo fue tan grande y rotundo que por ejemplo Signal tuvo inconvenientes operativos por la altísima demanda obtenida. Esto a disparado un nivel de crisis interno fenomenal dentro de la empresa y han decidido encarar un plan de control de daños… publicando aclaraciones, ya que no piensan cambiar nada.

Aclaraciones que oscurecen

Las nuevas políticas de privacidad de WhatsApp, al igual que las viejas, están al alcance de cualquiera que guste de repasar una enorme cantidad de texto, formateado de una manera que resulta ilegible y redactado estratégicamente para que no lo entiendas y puedan ellas decir que estabas avisada de lo que harían con vos. Algo así como “te dije que te iba a prostituir ¿de qué te quejás?”.

El plan de contingencia con el que están intentando sobrellevar este conflicto, deja bien en claro los puntos que resultan preocupantes para la empresa.

Aquí no estamos interesadas en aclarar nada de parte de WhatsApp, ya que ellas son las que dejaron todo en claro: harán con nuestros datos lo que se les antoje, pero nos van a avisar que lo hacen. Ahora, sobre el alcance de estas medidas nadie dice nada, y si no tenés muy claro cuál es ese alcance, basta con repetir que Bolsonaro llegó a presidente utilizando algunos grupos de WhatsApp de Brasil, tal como sucedió en India y… en EEUU.

Pero las aclaraciones que publicaron tampoco inspiran confianza producto de que la información que recolecta la app de manera automática y comparte con Facebook y otras empresas, incluyen muchos datos identificatorios personales: la política dice bien clarito que esa recopilación de información ocurre en todos los ámbitos y no sólo en las usuarias que interactúan con empresas en WhatsApp. También dicen que van a registrar tu IP y van a geolocalizarte aunque no quieras o configures tu equipo para que no puedan acceder a tus datos.

Ahora, si recorrés las preguntas frecuentes en la web oficial, te vas a encontrar con este parrafito:

“WhatsApp currently shares certain categories of information with Facebook Companies. The information we share with the other Facebook Companies includes your account registration information (such as your phone number), transaction data, service-related information, information on how you interact with others (including businesses) when using our Services, mobile device information, your IP address, and may include other information identified in the Privacy Policy section entitled ‘Information We Collect’ or obtained upon notice to you or based on your consent.”

Leer completo

El dato está en que la interacción con las empresas se menciona como una entre el total de interacciones y no como algo independiente, como ha difundido WhatsApp en sus términos y condiciones, por lo que la empresa podría estar tratando de engañarnos (algunas pensamos que eso es así).

También resulta extraño que digan que WhatsApp y Facebook no pueden ver tu ubicación compartida cuando su política de privacidad dice clarito que no vas a poder compartir tu ubicación en WhatsApp si no le permitís a WhatsApp recopilar los datos de tu ubicación…

El foco de la tormenta

WhatsApp ha identificado los puntos más álgidos en este éxodo de usuarias a Telegram y Signal, y es por ello que salen a contestar sobre si pueden o no ver tus mensajes privados, escuchar tus llamadas o si alguna de las empresas a las que está vinculada lo hace.

Además de esto se destacan otros elementos como la posibilidad de que obtengan tu geologalización GPS -aclaran también que se valdrán de tu número de teléfono para determinarla- cuando la compartís, la información de tus contactos.

Se trata de afirmaciones que caen en saco roto, ya que es notable y sabido por las usuarias que al poco tiempo de que agregás a alguien a tu agenda telefónica te aparecerá como sugerencia de contacto en Instagram y Facebook, con el descaro de que si no las seguís te envían una notificación push donde puede leerse, clarito, “Pirula, una de tus contactos, está en Instagram/Facebook” con ese mismo objetivo.

Al parecer la crisis está en pañales y si bien hay quien, de la forma más asquerosamente chupamedias que existe, aboga por que “WhatsApp haga lo correcto”, lo cierto es que “lo correcto” es algo que no puede hacer WhatsApp, a menos que decida implotar.

¡A desinstalar!

¡Happy Hacking!

Publicado el 14/01/2021

ETIQUETAS:
Compartir
Pablo Lozano

Periodista, ex directora, ex docente, ex trabajadora, ex uberante. Productora musical, militante social, murguera, programadora, diseñadora. Hacker.

Comentá

Posts recientes

xVideosServiceThief: Excelente para descargar video gratis

Se trata de uno de los software menos conocidos pero más potentes y en auge:…