/Gonzalo Dreizik: “Las artistas tenemos que abrazar a la gente en esta cuarentena”
Gonzalo Dreizik el papilo

Gonzalo Dreizik: “Las artistas tenemos que abrazar a la gente en esta cuarentena”

Es Artista Performática, reside en Córdoba Argentina, forma su primer grupo de teatro Loquevenga en 1998. En 2002 se incorpora al elenco estable del Teatro minúsculo. Del 2003 al 2013 formó parte del grupo “eL GaLLiNeRo teatro”, del 2008 al 2015 participó del Colectivo de la Banda. Como actriz ha participado en más de 35 obras teatrales entre las que se destacan: 10 Maneras de ser un hombre, Maldita afrodita, Booonino, La fiestita, Nopolis y otras. Como artista performática ha desarrollado su obra El Papilo desde el año 2009 hasta la actualidad.

«El Papilo»

Es una obra-proyecto de experimentación e investigación artística que busca reflexionar sobre los puntos en común que tienen la concepción de Construcción de Personaje y el abordaje Performativo de la escena en la configuración de ficción de la espectadora frente al encuentro con la obra de arte en su contexto. Pretende no contraponer las concepciones sino más bien encontrar los elementos comunes que hacen a la construcción subjetiva de la espectadora que posibilitan la configuración de la ficción que el público construye durante el transcurrir de lo escénico.

¿Cuál es el rol de las artistas en este momento?

– Las artistas tenemos una tarea que es la de acariciar y dar amor a la gente en situación de aislamiento. Debemos ser un canal hacia el Universo y no simplemente un escape. A la gente se le ha cortado lo público, lo cual es bueno porque por un lado es auto reflexivo, pero por el otro hay gente que está implosionando. En general, las convivencias están ásperas y además la gente no acostumbra a estar sola. Las humanas no somos individuos aisladas, entonces hay un efecto negativo en el aislamiento. Por ello, nosotras debemos otorgarle esa fuga y entrar a la casa de la gente a besarles la frente, en este caso nos toca hacerlo a través de las redes.

¿Gonzalo Dreizik es el Papilo?

– Gonzalo Dreizik es una artista performance y “El Papilo” es mi obra.

¿Quién es «El Papilo»?

-“El Papilo” es una personaje que habla en una lengua negra ancestral. No es una lengua muerta sino una lengua que es usada por las artistas escénicas para ablandar su expresividad y para desarticular el cuerpo de la palabra.

¿Se puede saber lo que dice?

-El Papilo habla en un plano anterior al significado.

¿Y cómo hay que hacer para entenderlo?

-Disponerse a entenderlo. Si el público piensa que no entiende, no va a entender. Para quién se dispone todo es entendible. Funciona como una nutricionista de la subjetividad, brindando alimento de calidad que aporta a construir ideas y pensamientos. Es como una cucharadita de «remolacha life», o algún suplemento vitamínico que te venden en el mercado. Cuando vos ves “El Papilo» no te imaginás cosas, lo que vos ves es todo lo que vos entendés, lo que vos crees. Es una relación con vos misma como espectadora en la cual vos imaginas las cosas que vos pensás. Cuando te tomás un energizante, no es que vas a ser Superman, es que te vas a estimular.

¿Cuándo nació ”El Papilo”?

-Hace 10 años que lo hago, este sería mi año 11. Estos 10 años fueron de abrir puertas, ventanas y escotillas. Fueron años explorativos y de investigación. Para este año lo que se me puso en la cabeza fue mostrarlo.

¿Ésta es la primera vez que haces un «Ou Vivo«?

-Primero quiero aclarar que es “Ou Vivo” en vez de” Ao Vivo”. Simplemente porque es un juego de palabras fonético que se lee como se dice en portugués. Por otro lado, es la tercera función. La primera fue el domingo 29, luego del éxito vino la segunda el 5 de abril y ahora voy por la tercera.

¿Qué podes decirnos de la primera y segunda presentación?

-Fue una caja de pandora, llena de colores que revolotearon mi cabeza mientras estaba en escena. “¿Estaré sola? ¿Alguien estará viendo la escena?”, fueron algunas preguntas que me hacía. Al terminar y dar con que el público había estado presente, sonreí durante dos días seguidos. Es difícil tener la dimensión de lo que sucede en este formato.

¿A qué nos estás invitando?

-La obra habla de un momento en donde la humanidad está buscando romper con el encierro.

¿Cuál es la diferencia entre un «vivo» y un «grabado»?

-Son dos cosas distintas. Una cosa es lo grabado y otra cosa es lo vivo que simula lo performático y lo teatral. Es otro formato, no es teatro ni cine, es algo por redes sociales. Digo simula, porque se acerca más al hecho escénico. Esto de las redes sociales tiene que ver más con la inmediatez. No es lo mismo que cada una lo vea en algún momento a que nos juntemos virtualmente a ver algo en el mismo momento. Eso tiene que ver más con la compañía. Ver un video en vivo da sentido de compañía, sensación de todas hacemos lo mismo al mismo tiempo, de estar juntas.

Todas te vemos a vos, ¿Y vos qué?

-Yo me veo a mí. Porque cuando yo armo la toma desde éste aparatito, me veo a mí.

¿Qué recursos usas en tu obra?

-Los recursos que utilizo ya los van a ver, pero oscilan entre la significación de un espacio pequeño como lo es la habitación de un departamento, la ventana con rejas como una pequeña cárcel simbolizando el encierro. Juego con el acercamiento y alejamiento de la cámara, la utilización de objetos y la iluminación creativa entre otras cosas. ¡También juego con las sombras y hay algunas sorpresitas!

¿Cómo es esto de «a la gorra» con un CBU (Clave Bancaria Uniforme)?

-Esa es la experimentación que estoy haciendo. Mis otros laburos se me cortaron todos. Una amiga me dijo; «Che Gonza: ¿Porqué no te armás una función de ”El Papilo” y te mandan plata por CBU?». Mi carcajada duro media hora, pero después de toda la risa me dice mi amiga: «No, en serio, te puede funcionar». Las primeras 2 presentaciones funcionaron y si esto sigue así vendrán las Varietté, los Festivales, todo en vivo, y me dispondré a buscar soluciones a esta situación que es terrible para las artistas. Con las crisis las soluciones creativas empiezan a surgir.

Contame de tu casa, ¿Cómo lo estás viviendo?

-Tengo toda mi casa desarmada porque armé un set de filmación excesivamente casero. A mi pieza la desarmé toda y estoy durmiendo en el living muy incomóda en un sillón en el que podés dormir una noche pero 3, «te la cuento». Tengo un dolor de espalda parecido a una pulmonía pero sé que es el sillón, quédense tranquilas. Es el sillón.

Otra cosa, tengo la rutina destruida.

¿Y después del show que hacés?

-La semana pasada oscilaba entre no querer hacerlo nunca más o la posibilidad de que sea mi nueva forma de vida. Tardó un rato largo en bajar la adrenalina, las sensaciones fueron un “clericó de emociones”. El trabajo de construir una obra en pocos días y que no sepa el resultado en el nuevo formato me consume mucha energía. Paso de pensar en no repetir más la experiencia a querer hacer todos los días una función pasando por la incertidumbre del funcionamiento de la “gorra”. Es como un salto a la pileta sin saber si hay agua o poca agua. Hoy pienso que el agua de la pileta está transparente, veo el fondo y ahora quiero más.

“El Papilo Ou Vivo”

Sábado 11 de Abril a las 2030hs.

Por instagram @gonzadreizik

Staff

Brujo Relojero: @exequielbarreras

Escenotécnica: Pablo Chiaretta

Música: Paulita Lombardeli

Diseño Visual: @eze_cordobarq

Performer: @gonzadreizik

Prensa: @adriman_blej

#TeatroDeCuarentena

Porque el movimiento genera movimiento, esta cuarentena no nos va a parar.