Truco para Instagram: cómo subir stories en una calidad excepcional

secretos y trucos para Instagram

Después de un tiempo de silencio, salimos de nuestra cueva para hablarte de la más frívola de las redes antisociales: Instagram, que se ha convertido en una red de pretensiones masivas a pesar de su pequeña cantidad de usuarias respecto de otras, como WhatsApp, Telegram o Facebook.

Esta app se caracteriza por producir efectos similares al opio: las usuarias se encuentran totalmente desconectadas de la realidad, enfocadas 100% en el placer que les da esa red, y son capaces de grandes estupideces con tal de lograr éxito allí. En esto, la función de historias ha sido clave, producto de que brinda grandes cantidades de contenido de muy poca duración, que apelando al videoclip prolongan la estadía de las usuarias en la red.

Si no me creés, te propongo un ejercicio: ¿qué te tienta más? ¿Un video de un minuto o 4 historias? Si es lo segundo, sos víctima de las maniobras de Zuckerberg, porque 4 historias en video, tienen una duración de un minuto. Te están haciendo ver ese minuto que de otra forma no verías, y que, para colmo, quieras todavía más.

En las historias, las usuarias del globo comparten vivencias, secretos, indiscreciones, memes y cuanto otro contenido se adecue a cortas duraciones. Sí, igual que con las papas fritas. Esta red ha hecho especial hincapié en que las usuarias publiquen imágenes de la mayor calidad posible, pero… ¿sabías que podés subir historias en una mejor calidad de resolución?

Así podés lograr stories de Instagram con máxima fluidez y calidad

En los últimos días, muchas usuarias se han ido percatando de que algunas historias venían excepcionalmente bien. Pero no, no se trata del smartphone que utilizan sino de cómo utilizan las funciones de esta red.

El secreto

Para probar las diferencias, hemos utilizado cuatro smpartphones distintos, todos de media gama y grabado una historia similar en una situación en la que el inconveniente era el mismo: el exceso de luz. Curiosamente, la diferencia no está en los equipos ni en la cámara que equipan, sino el “lugar” desde el que subís la historia (sea la galería o la app de Instagram).

¿El dato? Que esto varía de equipo a equipo. Por lo que para encontrar la diferencia y poder utilizarla, simplemente grabá una historia desde la cámara y subila, y luego grabá la misma (lo más similar posible) desde la cámara y subila desde la galería.

Investigando un poco, porque 4 equipos no son suficiente muestra como para poder hacer este anuhncio, nos encontramos con otras colegas que frente a la misma situación, han hecho pruebas similares. Estos son sus resultados:

  • iPhone Xr desde la aplicación de Instagram.
  • OnePlus 7T Pro desde la aplicación de Instagram.
  • Samsung Galaxy Note 10+ desde la aplicación de Instagram.
  • Google Pixel 2 XL desde la aplicación de Instagram.
  • iPhone Xr desde la galería de imágenes.
  • OnePlus 7T Pro desde la galería de imágenes.
  • Samsung Galaxy Note 10+ desde la galería de imágenes.
  • Google Pixel 2 XL desde la galería de imágenes.

¿Por qué sucede esto?

Uno de los factores determinantes en la mejora de las historias de Instagram, está en el proceso que hace la app. Cuando subís un video, no se sube en la calidad original, sino que pasa por una especie de edición, que es conocida con el nombre de ‘procesado’. El objetivo de este proceso es reducir el tamaño que ocupa cada vídeo y también el consumo de datos móviles de la app.

¿Pero por qué se ven mejor? Porque Instagram ha modificado su algoritmo de compresión de imágenes con el objetivo de conseguir mejor calidad en el mismo tamaño y ahora tolera mejor las grabaciones a 60 imágenes por segundo.

¿Pero por qué se ven mejor si subís el vídeo? Porque la cámara de Instagram tiene conflictos que la limitan, producto de que debe adaptarse a la cámara de cada equipo. Esa es la razón por la que el iPhone, por ejemplo, suele tener mejor calidad en Instagram (recordá que Instagram al principio, era una app sólo disponible para iPhone). Pero resulta que cuando Instagram controla la cámara, no maneja igual de bien las resoluciones que la app de cámara de tu teléfono, y eso hace que cuando subís un video hecho con una app que sí tiene un buen control, el video sea mejor, producto de que está mejor realizado.

¿Y cómo zorcho logro tener historias con la mejor calidad?

Es fácil: grabá a 60 fps desde la app de tu teléfono y luego subilas. Para esto, tenés que ir a los ajustes de tamaño de video de las cámaras frontal y trasera de tu equipo. Esto hará que el video que procese Instagram, sea de mucha mejor calidad.

¡Que te diviertas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.