¿De pronto te agrega mucha gente en Facebook? Tal vez sea por esto

por qué recibo tantas solicitudes de amistad en facebook

En todos los puntos del globo usuarias están sorprendiéndose con que de pronto, sin ninguna razón, están recibiendo nuevas solicitudes de amistad en Facebook. En principio esto podría parecer algo tan simple como que alguien quiere estar en contacto con vos, pero si se mira las redes desde una perspectiva geopolítica se puede avanzar un poquito más: no son tus amigas enviándote solicitudes, sino que es Facebook moviendo tu perfil entre las usuarias del globo que todavía están activas, proponiéndoles que te agreguen. ¿Para qué? ¡Para mantenerte, recuperarte y sumar usuarias!

Desde la última F8 (una convención anual de Facebook) algo quedó muy claro: el messenger que anunciaron en esos días mostraba que Facebook podría absorber a WhatsApp e Instagram. ¿Por qué? Lo esencial a ver aquí es que el nuevo Messenger compite directamente con WhatsApp en cuanto a que un mensajero que podés tener siempre activo en tu teléfono, Instagram tiene prácticamente las mismas funciones y es más simple incluso que WhatsApp ya que no requiere -necesariamente- que des tu teléfono a alguien para que pueda encontrarte y localizarte directamente en tu teléfono.

Todo bien pero… ¿Qué relación tiene todo esto y por qué decís Facebook se está comiendo a WhatsApp y Facebook?

Bueno, no soy yo, sino la propia Facebook. En aquella F8 se anunció una mayor integración entre las redes, que son propiedad de la misma empresa. Pero el hecho de haber dotado a Messenger de funciones más potentes que a las otras dos redes, que la mayoría de las usuarias del globo están yéndose de Facebook hacia otras redes que les resultan más agradables (como Instagram) y que, entre otros lanzamientos, la integración que planteó Facebook para las tres redes lo que permiten es compartir más fácilmente contenidos desde WhatsApp e Instagram hacia Facebook, nos dice algo clarito: Facebook quiere que nos quedemos en Facebook. Suena lógico, pero cuando se planteó el triángulo Facebook-WhatsApp-Instagram, podía suponerse que lo que aumentaría es el flujo entre las redes, pero lo cierto es que nadie quiere ni tanta actividad ni tantas notificaciones, por lo que sostener las tres es una forma de ir perdiendo usuarias gradualmente hasta que decanten en la red que más útil les resulta. ¿Para qué perder usuarias si podés tenerlas todas?

Las reformas, varias ya están disponibles, incluyeron la posibilidad de compartir estados de WhatsApp como historias de Facebook y la de reproducir videos de Instagram en WhatsApp sin tener que tener una cuenta en esa red, entre otras, ponen de manifiesto hacia dónde quiere Zuckerberg que vayamos.

Que no decaiga

Pero eso no es lo único: Zuckerberg tiene tres grandes problemas. Instagram es una red grande, pero incipiente, cuenta sólo con el 10% del número de usuarias que Facebook y todavía menos si se la compara con WhatsApp. WhatsApp es actualmente la red más fuerte y difundida de las tres, pero está siendo utilizada para manipular a las personas -es el principal canal de Fake News del globo- y tiene una pauta de consumo intimista (lo que ves allí, es entre vos y tu destinataria, a lo sumo, entre vos y 256 destinatarias, no más). Paralelo a esto, Facebook se ha visto inmiscuida, seriamente y con compromiso, en escándalos por tráfico de identidades digitales y manipulación política en el globo, que las pocas usuarias que quedaban en esa red -que son las que todavía querían seguir debatiendo a la antigua usanza- comenzaron a irse.

Todo esto daña al emprendimiento principal de Zuckerberg desde distintos lugares. La ‘nueva’ red no es una alternativa producto de que la curva de adopción por parte de las usuarias comenzó a declinar, mientras la gente se iba de Facebook, por lo que ya está visto que si Facebook quiere mantener sus 2mil millones de usuarias, no podrá hacerlo desde Instagram, y si quiere que esos 2.000 millones interactúen con desconocidas a las que vende tu información (ej: una marca de zapatillas o un partido político), esa red no puede ser intimista porque no resulta igual de rentable a las clientas o al menos no puede tener la misma pauta de uso que WhatsApp.

Como si fuera poco, si tu emprendimiento más valioso cae en picada, se desvaroliza y lleva consigo a los otros emprendimientos comprados por Zuckerberg. Por lo que el riesgo es perder más plata y más usuarias.

Instagram de Facebook y WhatsApp de Facebook

¿La respuesta? Marcarle la cancha al globo y dejarle en claro que Facebook es la titular de todas esas redes, reactivar perfiles e incentivar a las usuarias que vuelvan a Facebook. Si tenés solicitudes de amistad, es porque la red está mostrando tu perfil a nuevas usuarias (está promocionándolo) para que vuelvas a usarla, al menos para chequear las notificaciones y allí notes que se trata de una nueva Facebook.

En efecto, la inclusión de Watch como canal para video, el anuncio de que tu timeline (tu ‘muro’, tu página principal de Facebook) ya no mostrará los contenidos de tu familia y amigas sino que ese contenido estará disponible en una pestaña para que puedas chequearlo, la proliferación del Market y la inclusión de Facebook Moments son una buena pauta de que vamos a ver otra cosa, que esa cosa probablemente sea video y que si queremos usar la red para intercambiar insultos, exabruptos y afines, tendremos esa posibilidad.

El video es un nuevo opio, al igual que la imagen, producto de lo audiovisual se comprende en períodos ridículos de tiempo, mucho menores a los de la lectura, lo que permite que consumamos una mayor cantidad de contenidos en menos tiempo y eso, intuímos aquí en Tribuna Hacker, significa que las usuarias pasen todavía más tiempo dentro de las redes, producto de que la percepción del tiempo desaparece cuando se consumen contenidos cortos.

¿Qué sigue? Probablemente lo mismo pero peor, el anuncio del funcionamiento de los algoritmos de posicionamiento de contenido dentro de WhatsApp nos dice que también puede perderse la posibilidad de comunicarnos tête à tête, o que al menos, quienes ostentan poder en el globo no están interesadas en que tengamos una comunicación interpersonal no mediada.

¿Qué hacer? ¡A desinstalar! Que tenés miles de alternativas para no seguir regalándole tu vida a una multimillonaria para que además de eso pueda seguir siendo una de las personas más influyentes del globo, su dinero le da poder, pero su poder son nuestros datos. ¡Ya le dimos suficientes! ¡A quitárselos!

Mudate a Telegram, vas a ver que la vida es más linda.

¡Happy Hacking!