/Por qué nadie responde tus publicaciones
por que nadie responde mis publicaciones

Por qué nadie responde tus publicaciones

Todos los días se suben millones de publicaciones a la web: noticias, comentarios, estados en redes antisociales y un intenso compendio de ‘afines’. Muchos de estos contenidos obtienen una respuesta y abren debate entre las usuarias y muchos otros no. Es curioso, pero el simple hecho de no recibir respuesta ha sido catalogado como ‘Dilema de Warnock’. ¡Qué dilema!

Decir que Internet modificó la forma en que nos comunicamos es una obviedad por la que Jorgelina Bustos de Vivant, que daba clases de Introducción a la Comunicación en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, me trató de loca al grito de ‘Ud. no diferencia realidad virtual de la realidad real’. Ella está muerta, así que ya no puede enterarse de cuán errada estaba (y yo puedo vengar aquella calificación, simplemente comentándola). Internet es una línea directa al mundo, sea las redes, los smartphones, las webs (del tipo que fueran), estamos todo el día conectadas y muchas las incluimos fuertemente en nuestra vida diaria.

¡Qué dilema este dilema!

El dilema de Warnock no es tan rimbombante como su nombre, simplemente es una curiosidad, una suerte de ejercicio de especulación que va de la mano de la Constante de Wadsworth (sí, todos nombres que parecen salidos de Warcraft o Game of Thrones) que básicamente plantea que el primer tercio de un video puede ser salteado sin ser visto producto de que carece de contenido. El dilema que hoy nos ocupa se refiere al hecho de que una publicación o comentario no sea respondido por nadie. Warnock buscaba explicar la falta de respuesta y llegó a esta conclusión: el hecho de que nadie comente tu comentario, no necesariamente significa que las personas no estén interesadas en lo escrito, producto de que la ausencia puede tener varias explicaciones.

Bryan Warnock fue quien describió este dilema allá por el año 2000 (cuando a mí me trataban de loca por la estupidez del principio, a Warnock andaba resolviendo los dilemas más profundos de las décadas posteriores). El uso de este dilema fue común en ciertas comunidades virtuales y con el tiempo fue perdiéndose, pero nos dejó aseveraciones como esta: “la mayor parte del tiempo, no hay un consenso grupal sobre la razón.”

Warnock además elaboró una lista de cinco razones por las que puede darse que nadie responda:

  • La publicación está bien escrita, con información correcta y no necesita ningún comentario más que uno avalando del tipo “sí, es lo que ella dijo” entonces huelga cualquier respuesta.
  • La publicación es completamente incorrecta y nadie tiene ganas de decirlo (“¡La reina está desnuda!”).
  • Nadie ha leido la publicación.
  • Nadie entendió lo que quería decir ni está interesada en hacerlo (por las razones que fuere).
  • Nadie está interesada en el posteo (por las razones que fuere).

Dicen las que saben mucho, que este planteo, más que un dilema es un polilema, un argumento formado por varias proposiciones contrarias y no por dos, como sucede habitualmente con los dilemas, pero producto de la masividad que tomó en aquel momento se utilizó para describir una situación complicada con un sinnúmero de elecciones posibles.

En fin, en caso de que te tenga frustrada o simplemente curiosa el hecho de que nadie responda una publicación… pensá en Warnock. No sabemos si ella tuvo las respuestas que quería, al menos, aquí estamos paradas en la primer alternativa.

¡Happy Hacking!

Periodista, ex directora, ex docente, ex trabajadora, ex uberante. Productora musical, militante social, murguera, programadora, diseñadora. Hacker.