/Mirá cómo esta hacker se vengó de estafadoras telefónicas

Mirá cómo esta hacker se vengó de estafadoras telefónicas

Existen muchas formas de estafar a las personas y todas me parecen repudiables, pero esta, que incluye además llamarles por teléfono, en lo personal es de las que se llevan el primer lugar. Una de las formas de estafa más difundidas en la actualidad, consiste en lograr clicks errados de parte de usuarias desprevenidas, obtener su información de contacto y llamarles haciéndose pasar por una técnica de Windows que arreglará un problema que no existe.

Jim Browning es una conocida cazadora de este tipo de amenazas y se dedica a publicarlas en nsu canal de YouTube, en el que recientemente publicó una joyita: logró ingresar virtualmente a uno de esos ‘centros’ de fraude (el call center de las estafadoras) ubicado en Calcuta. El fraude telefónico es algo bastante viejo, tuvo una explosión a fines de los años ’50. En la actualidad, las líneas de teléfono ‘fijo’ como le decimos en Argentina, son casi una rareza, ya que la actividad telefónica principal de las usuarias pasa por celulares y VoIP, por lo que, salvo que tu uso sea diferente, casi es recomendable quitar el teléfono producto de que en el desuso ha quedado relegado al marketing y las estafas, y la verdad no tiene mucho sentido pagar para que te vendan cosas o te estafen ¿no?

Browning tiene este grupo especialmente montado en un huevo, producto de que no es el clásico grupo de gilas que te llama y te dice ‘su computadora tiene virus, págueme’, sino que va mucho más allá: conoció el caso de una mujer llamada Christy, que fue víctima de esas lacras, a quien estas estafadoras le encendieron la webcam, tomaron fotos de sus hijas para extorsionarla, e incluso llegaron a borrar archivos personales.

Se trata de una campaña basada en un falso reembolso. La estafadora convence a la víctima de que entre en su cuenta bancaria y le promete reembolsarle un servicio que dejará de funcionar, pero al editar el HTML de la página, la estafadora falsifica una transacción mayor que la que la usuaria habilita y pide a su víctima que devuelva la diferencia sin brindar demasiados detalles al banco de la operación, o como alternativa recomendará una gift card u otra vía de rastreo limitado.

Browning también explica algunos de los recursos técnicos utilizados por las estafadoras. Las listas de víctimas se comparten por WhatsApp o correo electrónico. Vox Account es la plataforma (legal y premium) que usan para realizar múltiples llamadas. Su software VoIP de cabecera es X-Lite (llamadas entrantes) y 3CX (llamadas salientes). Y la pieza central de toda la campaña, que es la distribución del mensaje falso sobre el reembolso recibido por cada víctima la primera vez, queda a cargo de una compañía llamada Dialer360.

¿Qué fue lo que hizo Browning? Reemplazar ese mensaje falso con un audio propio, advirtiendo a la gente que la llamada provenía de un call center repleto de estafadores en Calcuta, y aumentar la frecuencia de las llamadas para agotar su crédito en Dialer360 más rápido. Los últimos dos minutos son oro puro, y Browning no tuvo demasiados problemas en identificar a lqs estafadorqs, porque unq de ellqs publicó las fotos de su boda en Internet. El último paso de Browning fue compartir el material con la policía informática de Calcuta, pero lo más probable es que no hagan nada. Es más, incluso me atrevería a pensar que son parte de la campaña.

Un video glorioso.

Estudiante de Periodismo. Hincha de Boca. Buen tipo. Ex candidata al Nobel de la Paz.