Categorías Imperialismo

Un Uber autónomo mató a una peatona (pero no le va a pasar nada a Uber)

Las fiscales de Arizona dijeron el martes que no habían encontrado pruebas para acusar a Uber de un delito relacionado con un accidente en el que uno de sus autos autónomos impactó y mató a una peatona hace un año.

El 18 de marzo de 2018, un vehículo utilitario deportivo Volvo, uno de los varios vehículos de conducción automática que Uber estaba probando, viajaba a unos 60 km/h cuando golpeó a Elaine Herzberg, de 49 años, mientras paseaba su bicicleta por la calle de noche.

Mientras el auto estaba en modo autónomo, una conductora de seguridad estaba sentada en el asiento de la conductora.

La Oficina del Fiscal del Condado de Yavapai, que revisó el caso, dijo en una carta fechada el lunes que “no había base para la responsabilidad penal de la corporación Uber”.

Sin embargo, agregó que las investigadoras deberían analizar lo que la conductora de seguridad “debería o debería haber visto esa noche dada la velocidad del vehículo, las condiciones de iluminación y otros factores relevantes”.

Posts relacionados

La Oficina del Fiscal del Condado de Yavapai dijo que continúa la investigación del caso.

Se cree que el accidente de marzo de 2018 es la primera muerte de peatonas como resultado de la tecnología de auto manejo, y muchas se preguntaron cómo las fiscales abordarían una investigación criminal.

El choque generó preguntas sobre la seguridad de la tecnología, así como la integridad de las reglas que la gobiernan. Pocas de estas reglas federales o estatales existen.

“Por lo que sé, no hay ningún tipo de declaración de línea clara real sobre quién es responsable” sostuvo una allegada al caso.

En junio, el Departamento de Policía de Tempe publicó un informe que decía que la conductora de seguridad estaba viendo el programa de televisión “The Voice” en su teléfono en los minutos previos al accidente, informó The Arizona Republic.

Uber declinó hacer comentarios el martes, al igual que la policía de Tempe. La Oficina del Fiscal del Condado de Yavapai no respondió más preguntas sobre cómo llegó a su decisión.

Douma dijo que las fiscales hicieron un seguimiento de cómo las personas, y no las fabricantes de automóviles, son responsables de los delitos que cometen detrás del volante. Pero, a medida que los vehículos autónomos se vuelven más sofisticados, dijo, tales casos plantean preguntas sobre esa forma de pensar.

“¿Esta conductora se está comportando de alguna manera diferente de lo que la mayoría de las conductoras se van a comportar como cuando el auto está conduciendo tanto?”, Dijo. “Es una forma muy convencional de pensar, eso de decir que debemos esperar que las personas se sienten y monitoreen la tecnología que de otra manera está haciendo toda la toma de decisiones”.

La Oficina del Fiscal del Condado de Yavapai hizo su revisión a solicitud de la Oficina del Fiscal del Condado de Maricopa, que tenía un posible conflicto de intereses en el caso debido a una asociación anterior con Uber en una campaña de seguridad. La Oficina del Fiscal del Condado de Maricopa no respondió a las solicitudes de comentarios el martes.

El New York Times informó en marzo pasado que los autos autónomos de Uber en Arizona luchaban por cumplir con las expectativas de la compañía y exigían que las conductoras intervinieran con mayor frecuencia que las de sus competidoras.

Uber suspendió las pruebas de vehículos de auto conducción después del accidente. En diciembre, los vehículos volvieron a las vías públicas, aunque a velocidades reducidas y en entornos menos desafiantes.

En un informe preliminar sobre el accidente lanzado en mayo, la Junta Nacional de Seguridad del Transporte dijo que el sistema informático del automóvil Uber detectó a Herzberg (la peatona muerta en este caso) seis segundos antes del impacto, pero determinó que no estaba en un cruce de peatonas, primero la identificó como un objeto no reconocido, luego como otro vehículo y finalmente como bicicleta.

El automóvil Uber, equipado con la tecnología de detección de Uber, viene con un sistema automático de frenos de emergencia de la fabricante.

La agencia dijo que la conductora de seguridad de Uber agarró el volante para desviarse en el último segundo pero no comenzó a frenar hasta después del impacto.

Vía NYT

Compartir
Noel

Buenas, me llamo Noel, soy una estudiante del Grado de Educación Primaria en Uvigo, divulgadora y amante del software libre y GNU/Linux. Usuaria inquieta por ver las novedades y dar a conocer a todas las grandes ventajas del software libre y GNU/Linux.

Comentá
Publicado por