Categorías Privacidad

5 formas de evitar que te espíen por la webcam

  • Sí. Alguien puede estar mirándote a través de tu webcam.
  • No está prendida la lucecita…
  • No es necesario que lo esté para poder operar la cámara, se habilita y deshabilita, como el modo avión o el WiFi, sólo que desde otro lugar
  • ¿Están espiándome?
  • No te están mirando, pero para espiarte usan todo el teléfono. Ahora, mirarte, se puede.
  • ¿Qué hago?
  • Bueno, tapala.

Tal vez una de las charlas más reptetidas cada vez que alguien se entera de que Zuckerberg, la Papa y millones de otras personas revelantes en tecnología tapan su cámara. Pero tapar la cámara sólo hace que no te vean, no que no te escuchen ni mucho menos que no te espíen. De igual manera, hoy te contamos cinco formas de deshabilitar la webcam y mejorar tu seguridad.

Hoy hay distintas técincas para atacar a las personas que son variadas y van desde el espionaje gubernamental a la instalación de malware como Gumfish, que aprovecha vulnerabilidades de Flash Player para tomar el control de tu computadora, pasando por invadir la privacidad de alguien con fines extorsivos o vulnerantes.

Cómo deshabilitar la webcam, en caso de que no la estés usando

1- Cortita y al pie: si tenés como… desenchufala. Y listo. La mayoría de las usuarias de PC de escritorio que tienen webcam, utiliza webcams periféricas (no integradas), por lo que es cuestión de tirar un poquito del cable y volver a conectarla el día que te venga bien. Listo. Ya podés jadear frente a la PC todo lo que quieras, sin temor a que ese material termine en algún lugra en que no querés que esté.

2- Desactivala desde el sistema operativo: podés hacerlo en pocos pasos. En Windows tenés que ir a Panel de Control->Administradora de Dispositivos->Dispostivos de imagen. En Windows 10, podés desactivarla desde Configuración -> Privacidad. Si querés volver a usarla, seguí los pasos inversos y listo.

3- Desactivala en la BIOS

Entrada Relacionada

La BIOS es lo que hace que una máquina sepa que es una máquina. Una computadora no tiene conciencia, por lo que al encenderla, de alguna manera se pone a buscar sus partes, encuentra cuánta RAM tiene, qué disco, qué periféricos, etc, luego busca dónde está el sistema operativo y lo inicia. Algo así como despertarse, vestirse y arrancar el día. Bueno, esto es como indicarle que no se ponga el sombrero: se levanta y no se lo lleva. Para esto tenés que reiniciar tu computadora y acceder a la BIOS (en la primer pantalla que ves, verás una indicación de cómo entrar, habitualmente tecleando Supr, F8 u F2), luego ir al sector de ‘cámara web’, ‘cámara integrada’ o ‘CMOS de la cámara’. Esta opción no es muy usual, pero existe, si la encontrás, tené en cuenta que la mayoría de las cámaras integradas usan el mismo módulo en placa que el micrófono, por lo que si despueś de inhabilitar la cámara no anda el mic, ya sabés por qué es.

4- La de las tiranas tecnológicas: TAPALA.

5- Cuidá tu seguridad en general: existe una enorme cantidad de formas de inmiscuirse en tu intimidad, y las mejores de hecho requieren más de la ingeniería social que del desarrollo de herramientas de vulneración. Fortalecer la seguridad de tu equipo es fundamental, pero no para que no te intervengan el equipo, sino para que no te intervengan a vos. Desactivá Java, Flash, evitá usar Reader, no te conectes a redes públicas que no estén cifradas y otros cuantos consejos que podés encontrar en la sección ‘Seguridad’ y ‘Privacidad’ de este diario. Ah, sí, tammbién podés pasar por otras donde contamos cómo intervenir una cámara, y tapar los baches por los que la nota indica entrar.

  • ¿Cómo llego a todo eso?
  • Usá el buscador. Está arriba del todo.
  • ¡A divertirse!
Compartir
Exequiel Morales

Estudiante de comunicación social. Trata de ser un ser humano la mayoría del tiempo. Le gustan las pastas y el asado. https://www.facebook.com/exequielignacio.morales

Comentá

Posts recientes

“Play to earn”: la propuesta que llegó para cambiar por completo la industria del igaming

Si has estado atenta a las noticias tecnológicas, seguramente has escuchado o leído acerca del…