Categorías Datos Inútiles

Cómo evitar que empresas recolecten tus datos en Facebook (salvo Facebook)

Con esto de la supuesta filtración de datos entre Facebook y Cambridge Analytica se nos ocurre que mucha gente debe estar preguntándose cómo proteger sus datos en Facebook, así que hoy te contamos cómo hacerlo. Antes que nada: una de las máximas de la seguridad es que todas las personas tenemos una persona de confianza. Esto significa que para que algo sea secreto sólo podés saberlo vos. ¿Por qué? Porque todas tenemos una persona de confianza. Vos le contás a tu persona de confianza, y esa persona tiene a otra y la cadena de seguridad se rompe en el momento en que vos lo contaste (muchas culparían a una mala confesora, pero en realidad, quien vulnera la información es quien la divulga y no quien la recibe). Por lo que si te está molestando que algún dato tuyo esté en la red… simplemente borrá tu cuenta, porque no existe la posibilidad de controlar nuestra información con la precisión que nos gustaría y, paralelo a eso, Facebook no te necesita para tener tu información, pero si no sabe que existís, no puede preguntarle a nadie por vos.

Dicho lo anterior, te cuento que en realidad lo que sucedió no fue un robo de datos sino una extracción. Esos datos están ahí, vos los pusiste ahí, son acciones públicas (porque son cosas que hiciste dentro de la red de Zuckerberg, fuera de tu dominio y sobre Internet), se trató de un software que pudo extraer y sistematizar enormes cúmulos de información. Cambridge Analytica creó una app que conectaba con esos datos y una forma de sistematizarlos. Pero para que esto sea posible, tenés que habilitar la posibilidad de que otras empresas además de Facebook puedan acceder a tu información. Lo voy a decir de nuevo para ser más clara: Facebook YA TIENE tu información y se dedica a venderla, la única diferencia está en que de esta manera sólo la tendrá Facebook. Si no querés que nadie tenga tu información… no la pongas en ningún lugar que esté afuera tuyo. Si ya lo hiciste en Facebook, siempre podés borrar tu cuenta.

Lo que haremos es muy sencillo y la verdad no es gran cosa, pero suma. Vamos a revocar los permisos de acceso a nuestra información para otras empresas y aplicaciones. Esto requiere que te vayas a la parte de configuración dentro de tu perfil en la red y luego al apartado de ‘Aplicaciones’. Aunque podés ir directamente haciendo click en este enlace.

Dentro del apartado vas a ver los sitios en que iniciaste sesión con tu cuenta y debajo de ellas el resto de las apps con acceso a tu información. Entre otras configuraciones podés incluso decidir cuánto tuyo querés que se lleven. El tema es que no podés decidir con qué fin usarán tu información ni qué datos son inferibles a partir de triangulación.

En fin, ¿qué hacer? Desactivá todo eso. ¿Querés una mejor solución? Cerrá tu cuenta, pretender que no te comercien mientras estás usando Facebook es como pensar que podés mojarte con la parte de arriba del agua del mar.

Entrada Relacionada

¡Happy Hacking!

Compartir
Pablo Lozano

Periodista, ex directora, ex docente, ex trabajadora, ex uberante. Productora musical, militante social, murguera, programadora, diseñadora. Hacker.

Comentá

Ver comentarios

Posts recientes

“Play to earn”: la propuesta que llegó para cambiar por completo la industria del igaming

Si has estado atenta a las noticias tecnológicas, seguramente has escuchado o leído acerca del…