/¿Por qué está tan lenta mi conexión de Internet?

¿Por qué está tan lenta mi conexión de Internet?

Hay muchas razones por las que tu conexión a Internet puede parecer lenta. Puede ser un problema con el módem o el router, la señal de Wi-Fi, la intensidad de la señal vía cable, dispositivos en tu red que saturan el ancho de banda, o incluso un servidor DNS lento. Hoy te contamos cómo chequear y reparar algunos de los problemas más comunes.

Múltiples sitios web y dispositivos

Si hiciste una prueba de velocidad confirmás que tu conexión a Internet es lenta, tratá de conectarte a múltiples sitios web usando varios dispositivos para hacerlo (por ejemplo: una computadora y un teléfono). Si la lentitud es sólo con un sitio web, probablemente sea problema de ese sitio web, no de la conexión. No hay nada que puedas hacer al respecto, excepto esperar a que las personas a cargo del sitio web lo arreglen.

Averiguar la fuente del problema te ayudará a solucionarlo. ¿Está lenta sólo tu computadora o todos tus dispositivos? Si sólo se trata de una computadora, ya sabés que la solución probablemente se encuentre ahí. Puede que tengás que reiniciar la máquina, o necesitar un análisis de malware para verificar que todo esté bien. Si la lentitud ocurre en múltiples dispositivos (por ejemplo, varias computadoras, o computadora y teléfono), es casi seguro que es un problema de red, toca verificar el router.

Verificá tu velocidad y comparala con tu plan

Antes de pasar por un montón de tutoriales, corré un test de velocidad como Speedtest.net para ver qué tan bien está funcionando. Chequeá que cerraste cualquier descarga, carga, transmisión en Netflix u otra actividad intensa de Internet antes de ejecutar la prueba para garantizar la menor interferencia posible en los resultados.

Compará los resultados de velocidad medidos con la velocidad que estás pagando.

Hay algunas advertencias aquí. Las pruebas de velocidad a veces pueden parecer bastante altas, ya que algunas proveedoras de servicios de Internet pueden priorizarlas. Si tu velocidad de conexión parece un poco baja, puede ser normal: generalmente pagás “hasta” cierta velocidad y no siempre te dan la velocidad exacta que pagás. Las velocidades también pueden ser más lentas en las horas más concurridas del día, cuando todas usan la conexión a Internet, que en las horas de inactividad cuando muchas personas están durmiendo o en el trabajo.

Reiniciá tu módem y tu router

Al igual que las computadoras, los módems y los routers a veces se clavan. Este problema se puede arreglar reiniciándolos. Si no has reiniciado el router y el módem por un tiempo, hacelo ahora.

Para esto sólo tenés que apagarlo, esperar unos 15 segundos y volver a encenderlo.

Mejorá tu señal de Wi-Fi

Es posible que tu conexión a Internet esté bien, pero la conexión Wi-Fi que te conecta a Internet, esté teniendo problemas con la señal. Una mala conexión Wi-Fi puede afectar afectar a todos los dispositivos que tengas. Hay bastantes razones por las que puede tener una mala señal de Wi-Fi. Las ondas de radio podrían estar congestionadas con demasiados dispositivos cerca, especialmente si estás utilizando 2,4 GHz y no 5 GHz, lo que puede admitir muchos más dispositivos. Este es un problema particularmente común en áreas urbanas más densas, por ejemplo, si vivís en un complejo de apartamentos o un edificio.

También podría tener una zona muerta, algo que interfiera con la señal del Wi-Fi, o mala cobertura en tu casa. Podés seguir este tuto para resolverlo.

QoS

Si tu conexión a Internet es compartida por todos los dispositivos de tu hogar, otros dispositivos en la red podrían saturar la conexión a Internet, ralentizando las cosas.

Por ejemplo, si dos personas están transmitiendo Netflix y una persona está intentando descargar un archivo con BitTorrent, la experiencia de todas se ralentizará. Frená algunas de esas otras descargas para acelerar las cosas.

Si tenés este es problema muy a menudo, es posible que tengas actualizar tu paquete de Internet. Sin embargo, también podés ver si su router tiene una función de Calidad de Servicio (QoS), que te permitirá administrar automáticamente y asignar cuánto ancho de banda reciben los diferentes dispositivos y servicios. Por ejemplo, podés acelerar automáticamente el ancho de banda de BitTorrent para evitar ralentizar las transmisiones de Netflix.

Otro servidor DNS

En algunos casos, cambiar de servidor DNS puede ayudar a acelerar su aparente velocidad de conexión.

Por lo general, los servidores DNS son proporcionados por tu proveedora de servicios de Internet. Pero, si son lentos o están sobrecargados, es posible que puedas obtener una mejor velocidad al cambiar a otro conjunto de servidores DNS. Google Public DNS y OpenDNS son ambos bastante populares.

Llamá a tu proveedora e informá del problema

Si ya revisaste todos estos pasos para la solución de problemas y no pudiste solucionar el problema, hay muchas posibilidades de que no sea un problema que se pueda solucionar. Puede ser problema de tu proveedora de servicios de Internet. Por ejemplo, puede haber un problema con la línea de cable que va desde tu casa hasta tu ISP, o con algún otro equipo que tengas. En este caso, deberás llamar a tu proveedora de servicios de Internet e informar el problema.