/¿Cómo funciona Internet?

¿Cómo funciona Internet?

A diario hablamos sobre Internet y todo lo que podemos hacer (y que nos pueden hacer) con ella, sobre cómo debería regularse y por qué. Pero la verdad es que nunca hemos hablado de cómo funciona Internet, cosa que hoy intentamos contarte.

Probablemente tengas tu propia ‘red de área local’ en tu casa y se trate de un montón de dispositivos conectados a un mismo router que está conectado a Internet. Con ‘Internet’ nos referimos a una red mundial de computadoras interconectadas. Bueno, la red de redes es justamente eso: un enorme cúmulo de computadoras en todo el mundo e interconectadas entre ellas. Por supuesto, existe un montón de hardware físico -que va desde cables enterrados bajo ciudades hasta enormes tendidos interoceánicos y satélites orbitando el planeta- que hace que sea posible esta comunicación. También es necesario que existe una software que funcione en el fondo, para que nos permita tipear una dirección como ‘TribunaHacker.com.ar’ y que nuestra computadora envíe un pedido de información a una que se encuentra físicamente ubicada en otro lugar y recibir esta página como resultado.

Tu computadora no puede enviar directamente información a otra, necesita un canal con el que hacerlo. Para esto, envía un paquete de datos a la computadora que está almacenando la web a la que querés ingresar y recibe una respuesta de ese servidor. Tu router entonces lo mandará a la proveedora de acceso a Internet para que ella lo envíe a otra compañía de Internet y así hasta que el pedido alcance el lugar físico donde está la computadora que contiene la información a la que querés acceder. Cada respuesta del servidor hacia tu pedido, será un paquete que se envíe en el sentido inverso al anterior.

Usando una analogía no tan perfecta, podemos comprar este sistema con el servicio de correo postal: escribís una carta y la enviás a una destinataria, pero para hacerlo, la depositás en el correo, que no enviará la carta directamente a otra persona, sino que lo hará a otra oficina de correo, que la enviará a la siguiente hasta alcanzar la oficina de correo en la que una cartera enviará tu carta a su destinataria. Enviar una carta al otro lado del mundo lleva más tiempo que hacerlo a la otra punta de tu país, porque para alcanzar su destino final tiene que hacer más paradas.

Pero enviar paquetes de datos es algo realmente veloz y que puede hacerse en unos cuantos segundos. Cada paquete es muy pequeño y el tiempo que demora en hacer su recorrido se mide en milisegundos.

Esta red de redes es un poco más interesante y compleja de lo que parece. Con todas estas redes conectadas, no hay una única ruta de acceso de datos. Debido a que las redes están conectadas a muchas otras redes, existe una red completa de conexiones que se extiende por todo el mundo. Esto significa que esos paquetes (pequeñas piezas de datos enviados entre dispositivos) pueden tomar múltiples caminos para llegar a donde van.

En otras palabras, incluso si una red entre vos y un sitio web falla, generalmente hay otra ruta que los datos pueden tomar. Los routers utilizan algo llamado Border Gateway Protocol, o BGP, para comunicar información acerca de si una red está inactiva y cuál es la ruta óptima para que tomen los datos.

Crear esta red interconectada (o internet) no es tan simple como conectar cada red a una cercana, una por una. Las redes están conectadas de muchas maneras diferentes a lo largo de muchas rutas diferentes, y el software que se ejecuta en estos routers (llamados así porque enrutan el tráfico a lo largo de la red) siempre está trabajando para encontrar las rutas óptimas para que lleven los datos.

Si sos curiosa, podés ver la ruta que toman tus paquetes a una dirección de destino mediante el comando traceroute, que informa el trazado que hace un determinado paquete.

Hablamos de paquetes que “viajan”, pero por supuesto, son sólo datos. Un enrutador contacta a otro enrutador y comunica los datos en el paquete. El siguiente enrutador usa la información en el paquete para descubrir hacia dónde se dirige y transmite los datos al siguiente enrutador a lo largo de su ruta. El paquete es sólo una señal en el cable.

Direcciones IP, DNS, TCP / IP, HTTP y afines

Hay muchos temas pequeños que son importantes para la Internet que todas usamos, y sobre los cuales podrías leer más en detalle.

Por ejemplo, cada dispositivo en una red tiene una dirección IP numérica única en esa red. Los datos se envían a estas direcciones. Hay direcciones IPv4 antiguas y direcciones IPv6 más nuevas (las primeras son 4 campos de 3 dígitos cada una, las segundas, 6 campos de 3 dígitos). IP significa “Protocolo de Internet”, por lo que una dirección IP es una “dirección de Protocolo de Internet”. Estas son las direcciones que usan y comunican los dispositivos en la red.

La gente usa nombres de dominio legibles por humanas como TribunaHacker.cojm.ar, que son más recordables y comprensibles que una serie de números. Sin embargo, cuando usás nombres de dominio como ese, tu computadora se pone en contacto con el servidor del sistema de nombres de dominio (DNS) y le pide la dirección IP numérica para ese dominio. Pensalo como una gran libreta de direcciones pública para números de teléfono. Las empresas y las personas que desean nombres de dominio tienen que pagar para registrarlos. Probablemente uses el servicio DNS de tu proveedora de servicios de Internet, pero podés optar por utilizar otro servidor DNS como OpenDNS.

Detrás de todo esto, hay diferentes capas de “protocolos” que los dispositivos utilizan para comunicarse, incluso cuando se utiliza el protocolo de Internet. El protocolo de transporte más común es TCP / IP, que significa Protocolo de control de transmisión sobre Protocolo de Internet. TCP tiene que ver con la confiabilidad, los dispositivos conversan y rastrean paquetes de datos para asegurarse de que no se pierda nada en el camino. Si lo hace, es notado y reenviado. También hay otros protocolos, como UDP, que descarta la confiabilidad de la velocidad bruta.

Los protocolos de transporte anteriores, como TCP y UDP, son protocolos de aplicaciones, como HTTP o HTTPS, el protocolo de transferencia de hipertexto que utilizan muchas usuarias. El protocolo HTTP funciona sobre el protocolo TCP, que funciona sobre el protocolo IP. Otras aplicaciones pueden usar diferentes protocolos o crear sus propios protocolos que, no obstante, operan sobre protocolos como TCP e IP. Gran parte de la tecnología que utilizamos implica capas de tecnología integradas en otras capas, y lo mismo ocurre con Internet. Podríamos escribir un libro completo aquí, pero por ahora, el buscador de este diario te va a ser de mucha ayuda para profundizar.

¡A divertirse!

Estudiante de comunicación social. Trata de ser un ser humano la mayoría del tiempo. Le gustan las pastas y el asado. https://www.facebook.com/exequielignacio.morales