Categorías Datos Inútiles

¿Qué diferencia hay entre GPS y aGPS?

Un conocimiento útil a la hora de decidirse por un equipo u otro.

El primero en tener un GPS en mi casa fue mi hermano, que había comprado un Motorola Dext (CLIQ para EEUU), que venía equipado con este hardware.

El teléfono era de los mejores de Motorola en ese momento, tenía lo que se te ocurra, y mi hermano además lo compró con conexión a Internet, porque el teléfono además de WiFi permitía pasarte el día conectado.

Curioso por el tema del GPS, pues había visto algunos equipos y me generaban muchísima curiosidad, le pregunté que cómo funcionaba el GPS. Me dijo que necesitaba conexión de datos.

Posts relacionados

Me planteé que debía ser un afano, que el teléfono no debía tener GPS sino GPRS, porque los GPS funcionan sin conexión de datos, los planos y demás se almacenan en la memoria interna, por lo que si el aparato necesitaba estar descargando y subiendo información, o no era GPS o tenía algún tipo de problema.

Pasó el tiempo y noté que muchos teléfonos empezaron a mostrar que tenían GPS, GPRS o A-GPS (también aGPS, que es una forma distinta de escribirlo).

El tema es: ¿qué zorcho es cada uno?

GPRS son las siglas de General Packet Radio Service, que en castellano sería algo así como Servicio General de Paquetes vía Radio. Es un servicio creado en los 80, parte del sistema global de comunicaciones móviles (el famoso GSM por el que tuvimos que cambiar nuestros aparatos hace unos 10 años) y es utilizado para la transmisión de datos mediante conmutación de paquetes. Para enviar y recibir paquetes los aparatos que utilizan GPRS necesitan conectarse a un punto de acceso (el también famoso APN).

Concluyendo: lo que hace un teléfono vía GPRS es enviar y recibir información. ¿Puede utilizarse esta conexión para obtener una ubicación? Sí, pero NO usa satélites, por lo cual nos da un margen de error exageradamente grande.

El GPS, por otro lado, es la sigla de Sistema de Posicionamiento Global. Funciona triangulando la ubicación del aparato con los satélites que están orbitando la tierra (cuando me enteré esto me pareció impresionante: en tu mano hay un aparato que sabe en qué punto EXACTO del mundo está). Este aparato puede además triangular más información que su posición, puede trackear el movimiento y con eso obtener otros datos como velocidad, distancia de un punto a otro, etc.

El GPRS necesita del acceso a un APN (una torre) para poder funcionar, para esto debe estar cerca. Pero… ¿cómo puede ser que el celular no tenga señal y el GPS sí? Bueno, las antenas GPRS que utilizamos para los celulares están ancladas en tierra, mientras que los satélites que utilizan los GPS están a miles de kilómetros de la tierra y eso permite un grado de cobertura muy superior.

Pero esta forma de “cobertura” tiene sus ventajas y desventajas. Los GPS tienen su destinataria “encima” y los celulares que utilizan el GPRS las tienen -de alguna manera- “al costado”. Esto hace que en muchos lugares suceda lo contrario a la pregunta anterior: hay señal de celular pero no podemos obtener nuestra ubicación en el GPS.

¿Por qué?

Porque el GPS necesita de los satélites que están encima nuestro. Y cuando hay algún tipo de objeto denso que se interpone entre el receptor GPS y los satélites no se puede obtener ubicación. El GPS además necesita de por lo menos tres satélites para poder determinar una ubicación, por lo que hay un margen de error muy grande, pues se necesitan varios satélites para que funcione. Las señales GPRS en cambio, necesitan sólo de una torre para recibir señal. Y al estar las torres “al costado”, la señal ingresa con facilidad dentro de edificios y casas.

¿Y el A-GPS?

Bueno, es una mezcla de los dos, que tiene por objetivo no sobre esforzar los chips GPS. Que yo sepa, los únicos con A-GPS son los celulares, aunque probablemente me equivoque, pero estos aparatos utilizan una conexión de datos (GPRS,WiFi,EDGE, 3G, etc.) para ayudar al proceso de obtención de ubicación. Por lo que el A-GPS utiliza estas señales de datos para achicar el margen inicial, digamos, acortar el camino que debería recorrer el GPS en solitario para obtener la ubicación inicial. Luego de achicar esta brecha, comienza a funcionar el GPS tradicionalmente.

¿Te acordás del teléfono de mi hermano?
Bueno, hacía eso. Pero también bajaba el mapa en vivo mientras ibas avanzando, por lo que no servía cuando no tenías señal de datos, pero no porque no tuviera señal GPS ni de datos, el GPS no funcionaba correctamente porque el software que lo manejaba requería de una señal de datos para arrancar ¡y luego para bajar los mapas! Entonces al no poder bajar los mapas… “el GPS no andaba”.

Tenemos en reserva una nota más profunda sobre los GPS, así que si tenés ganas de aportar algo, estás invitadísima a hacerlo en los comentarios, escribiendo a hackers@tribunahacker.com.ar o twiteándonos en @tribunahacker .

¡Happy Hacking!

Compartir
Pablo Lozano

Periodista, ex directora, ex docente, ex trabajadora, ex uberante. Productora musical, militante social, murguera, programadora, diseñadora. Hacker.

Comentá

Ver comentarios

Posts recientes

Alerta: Te conviene retrasar las actualizaciones de Windows 10

Es curioso cómo en Android, Mac y GNU/Linux disfrutamos de las actualizaciones. Significan que hay…