Categorías Celus y demás

Fenomenal: Mortal Kombat para Android

Apareció la versión Android de uno de los mejores juegos de la historia.

Corría 1992 y el universo de los juegos de lucha cambiaba por completo. Ese año Ed Boon y John Tobias publicaban la primer edición de Mortal Kombat bajo el sello de Midway Games.

La idea original fue planteada como un juego de peleas del actor belga Jean Claude Van Dame, que estaba en uno de sus momentos de mayor exposición a nivel mundial. El proyecto fue mutando en su desarrollo hasta transformarse en Mortal Kombat, pero quedaron algunos rezagos del concepto fundacional en el personaje de Johnny Cage, un actor superfamoso que participa del torneo.

Una de las características más queridas y denunciadas del juego fue los altos niveles de violencia incluidos en una gráfica muy de avanzada.

Una de las características más queridas y denunciadas del juego fue los altos niveles de violencia incluidos en una gráfica muy de avanzada (era un enorme trabajo de stopmotion) que generaba la sensación de estar viendo un combate a muerte real. Mortal Kombat llegaba además con personajes de carne y hueso que sangraban a chorros y se arrancaban distintas partes del cuerpo o practicaban magia para dar final a sus contrincantes con las tan recordadas Fatality.

El juego revolucionó el mundo de los videojuegos de lucha, ya que además planteaba una mayor cantidad de alternativas y combinaciones de lucha, una jugabilidad muy superior a la que existía hasta el momento en otros juegos líderes como fue Street Fighter.

Posts relacionados

La trama también era muy interesante. En una isla de algún lugar de China, los mejores luchadores del mundo se daban cita en el torneo Mortal Kombat, contienda en la que se dirimía el destino de la humanidad. La competencia según la historia, se trataba originalmente de una lucha por el honor y la gloria, hasta la aparición de Shang Tsung, un malvado luchador que logró un velocísimo triunfo y tras vencer por completo a los otros luchadores se transformó en el Campeón Supremo.

La lucha planteada en Mortal Kombat, era la clásica y estereotipada lucha entre el bien y el mal donde los buenos son bonitos, los malos feos y las mujeres muy atractivas.

Este juego tuvo, producto de su repercusión, varias secuelas, una película y hasta una serie animada. Tal vez la más recordada por la mayoría de quienes la jugamos sea la tercer entrega, donde se mejoraron increíblemente los escenarios y se superó aun la expectativa que produjeron los excelentes cambios introducidos en Mortal Kombat II.

La tercera entrega de la saga, lanzada en 1995 también por Midway Games, fue un verdadero suceso y al mismo tiempo el comienzo de la despedida, pues varios de los personajes muy afincados entre los usuarios fueron reemplazados por otros no tan convincentes, hubo también un retroceso en la jugabilidad al sumar combos de golpes algo complicados de lograr y otros grandes errores como comenzar a abandonar el stopmotion y basarse luego en simples animaciones que quitaron el tan aplaudido realismo del juego.

De igual manera se trató de un suceso y hoy llega emulado para Android, aprovechando que los smartphones son hasta superiores en potencia y desempeño que las consolas y computadoras para las que fueron originalmente creadas estas joyas del videogame.

La versión que puede jugarse en Android es una actualización de la tercer entrega de la saga llamada Ultimate Mortal Kombat III, con la que se pretendía superar algunas de las críticas y corregir errores en la versión original.

Entre las críticas que se hacen a la versión para celulares están las de jugabilidad, ya que es complicado utilizar el touchscreen como joystick y el touch en general desaparece para transformarse en una interfaz de selección algo torpe. También ha recibido muchas críticas por contener una gran cantidad de publicidad, pero lo cierto es que puede cerrarse fácilmente para volcarse por completo a la diversión o el recuerdo, vos elegís cual.

Podés bajarlo desde aquí, en fin, le subo el pulgar a uno de los mejores juegos de la historia, aunque se trate de un extracto de su ocaso.

¡Happy Hacking!

Compartir
Comentá