/Cómo reemplazar Software Privativo

Cómo reemplazar Software Privativo

Hoy te contamos con qué alternativas libres y gratuitas podés reemplazar Microsoft Office e Internet Explorer. No hay excusas para software privativo (y caro).
por Pablo Lozano

Últimamente recibimos muchos comentarios y mensajes de personas que están interesadas en migrar a software libre pero que dudan de hacerlo pues no saben si existen o no reemplazos para los programas que utilizan o si estos cuentan con versiones nativas para GNU/Linux.

Si bien la principal demanda es sobre juegos, hoy te vamos a contar sobre software ofimático y de navegación web.

Antes de empezar, le mandamos un abrazo grande a Marcelo, lector de este suplemento que está dando una estoica batalla con el objetivo de migrar completamente su computadora a software libre. Animate vos también.

Software Libre para reemplazar Micro$oft Office

La mayoría de las personas que compra una computadora busca poder navegar por internet (fundamentalmente) y poder realizar trabajo de oficina. Así es que, cuando la máquina está recién estrenada, comienza la búsqueda en Internet del famoso Micro$oft Office y su correspondiente crack. A quienes hacemos Hackers nos pone contentos que alguien crackee el software privativo de Micro$oft, pero más contentos nos pone, y a eso apuntamos, que instales software libre, para poder volver a ser dueño/a de tu computadora, tu intimidad y tu individualidad.

 

En lo que a suites ofimáticas respecta, existen dos robustísimas alternativas, aunque muy probablemente superen en características al uso más primario que se le da a este software.

La mayoría de las personas no usa al 100% las capacidades de Open Office, Libre Office ni Micro$oft Office, simplemente, porque no necesita características tan complejas.

Si buscás una suite ofimática que probablemente tenga más características de las que necesitás, tenés a los dos camiones más difundidos del asunto: Apache Open Office y Libre Office. Se trata de dos suites completas que contienen herramientas como procesador de textos, hoja de cálculos, dibujo vectorial, base de datos y creador/reproductor de presentaciones.

 

Son de dos grandes alternativas. He probado ambas y tienen una excelente compatibilidad, con excepción de algunas características de uso muy específico y poco habitual en los usuarios no técnicos.

Personalmente creo que Libre Office es mucho más rápido que Open Office, pero este último es también una excelente alternativa.

De igual manera, no son necesarios estos camiones de la ofimática. Mucha gente instala una suite ofimática y sólo necesita utilizar el procesador de textos o alguna de las otras herramientas. Con esto, ocupa innecesariamente recursos de la computadora que bien podría utilizar instalando otros softwares.

 

¿Querés instalar sólo el procesador de textos? Probá con Abiword, gran procesador de textos, que además pesa poquísimo (menos que una foto de alta definición) y cuenta con la posibilidad de ver, editar y guardar archivos de otros fabricantes como .doc, .docx y formatos libres como ODT. Aquí  podés encontrar nuestra opinión al respecto.

 

¿Querés instalar sólo la hoja de cálculo? Probá con GNUmeric, una excelente hoja de cálculo iniciada como parte del entorno GNOME, pero que terminó transformándose en un proyecto independiente con una gran cantidad de funciones que sorprenden por el escaso consumo de recursos de este software.

Se estima que sólo el 12% de los internautas están usando Internet Explorer

Reemplazos para Internet Explorer

 

Hoy es algo risible hablar de reemplazos para el pésimo navegador de Internet con el que Micro$oft intentó monopolizar el mercado. Simplemente porque no lo usa casi nadie. Sólo el 15% de los internautas están usando Internet Explorer. En cambio, un elevado porcentaje de los usuarios del globo navegan con Chrome, un navegador lento e invasivo creado por Google que cuenta con una versión libre llamada Chromium, que no sólo es más veloz y estable, sino que además no instala software ni te espía sin tu consentimiento.

Dale una probadita ingresando aquí.

Otras alternativas de excelente utilidad son el ya archi conocido Firefox  y Rockmelt que son dos grandes alternativas. De Rockmelt prometemos publicar pronto un análisis pues es un navegador muy particular. Si querés adelantarte y probarlo, podés bajarlo desde acá.

Todo el software que comentamos hoy en esta nota, es software libre y corre sobre Window$. Dale una probadita, date el gusto de dejar de depender de cracks, de llenarte de virus, de tener software 100% legal y que respeta tus derechos.

¡Happy Hacking!