/Resucitando hardware: fabricate un disco rígido portátil

Resucitando hardware: fabricate un disco rígido portátil

 

Te contamos cómo transformar un disco rígido viejo en un disco rígido portátil.

Enterate cómo transformar un disco rígido viejo en un disco portátil.

Para esto vamos a utilizar un disco rígido y cierto hardware adicional, que nos permitirá conectar luego el ex-disco rígido por otras vías como USB, Firewire, o en algunos casos WIFI o bluetooth, dependiendo de cuánto quieras gastar.

Muchas personas actualizan sus discos rígidos, o compran una PC nueva, y empiezan a juntar hardware viejo. En mi caso por ejemplo, tengo un armario lleno de computadoras viejas, de las que voy sacando hardware para fabricar algunas cositas. No todo es reutilizable para fines tecnológicos (aunque TODO es reutilizable con fines amplios), sólo necesitamos ser creativos. Si no me creés, mirá la imagen que sigue.

 

Necesitamos sólo dos cosas: un disco rígido y un case de conversión

Como te decía, para transformar un disco rígido viejo en un disco portátil, necesitamos sólo dos cosas: un disco rígido y un case de conversión, también son llamados “cofres”, “HDD enclosure” o “carry disk”, existen también otros accesorios que son adaptadores, pero no sirven para contener un disco rígido, sólo para conectarlo a una PC por otras vías como USB o Firewire, lo que no sirve para transformar el disco en portátil sino para conectarlo como disco externo.

Es un hardware bastante accesible, los precios van desde los $60 a los $200.

Lo primero que necesitamos es extraer el disco de la PC vieja. Si lo que hiciste fue cambiar de disco, ya lo tenés fuera de la computadora, por lo que podés saltearte este paso.

Para sacar el disco rígido de la PC, primero tenés que apagarla y desenchufarla. Ahora, con un atornillador (o destornillador, como gustes llamarlo) quitás los tornillos de las tapas laterales de la computadora, que se encuentran en la parte de atrás del gabinete (ahí donde se conectan los periféricos, el monitor, cables de red, etc).

 

En caso de que tu computadora sea muy vieja, las tapas no son laterales, sino que es una especie de caparazón, por lo que quitás todos los tornillos y luego el caparazón. Es importante no hacer palanca ni forzar la salida, con paciencia y un poco de fuerza sale fácil. Si de pronto una parte queda como “pegada” al gabinete, es que hay algún tornillo que no viste, revisá nuevamente.

 

Alguna vez ví unos gabinetes con los laterales pegados, en ese caso, con un cutter o cuchillo, podés ir despegando las piezas, siempre con cuidado porque sino luego no podrás volver a armar el gabinete.

Al quitar los laterales, vas a ver el interior de la PC. Podés aprovechar para limpiarla, pero como vas a sacarle el disco rígido, sería inutil.

Los discos rígidos se ven como el de la foto que pongo aquí, podés saber cuál es porque hay un cable blando y gris que va desde la placa madre (un cuadrado verde, lleno de chips extraños, que habitualmente tiene un ventilador) hasta una cajita que verás a tu derecha (que está en el lado del “frente” del gabinete).

 

Si la PC tiene disquetera, vas a ver dos de estos cables, sólo que uno es más angosto que el otro, y está como “cortado” en dos mitades, el del disco duro es el más ancho.

El disco rígido tiene 2 conexiones: el cable blando y gris del que te hablo arriba, y otra fichita que tiene cables de colores, ésa es la alimentación.

El disco rígido tiene 2 conexiones: el cable blando y gris del que te hablo arriba, y otra fichita que tiene cables de colores, ésa es la alimentación. Además está sostenido al gabinete por tornillos (4 por lo general, en algunos casos más en otros menos) y se encuentra debajo de las lectoras de CD y encima de las disqueteras, pero esto puede variar.

Los cables y tornillos se retiran facilmente. Los cables están puestos a presión, por lo que sólo hay que tirar, con paciencia y sosteniendo desde la ficha, nunca tirando del cable. Verás que el cable gris está también conectado a la placa madre, retirala con cuidado. Ése es un cable IDE, y la descripción corresponde a un disco IDE.

Si tu disco rígido tiene un cable angosto, se trata de un disco rígido SATA, es más fácil de quitar.

En la imagen que sigue podés ver un disco IDE en la parte de arriba y un SATA en la parte de abajo.

 

Una vez que desconectaste los cables, quitá los tornillos de ambos lados del disco, y nuevamente con paciencia, sacá el disco rígido. Tené cuidado de no golpear nada dentro de la PC porque podés dañar las memorias ram o incluso la placa, si estás haciendo mucha fuerza y el disco sale de pronto.

Bueno, ya tenés el disco rígido fuera de la PC. Colocá nuevamente las tapas y tornillos del gabinete, y guardá el gabinete donde lo tenías antes.

En el caso de que estés sacando el disco rígido de una notebook, es más simple. Da vuelta la computadora, y buscá el logo del disco rígido, suele ser una tapita que dice HDD, en otras hay 3 círculos, aunque si tenés el manual de la máquina, consultalo, que ahí vas a encontrar dónde se encuentra. Quitás tornillos, tapas y simplemente lo sacás. Es muy importante en este caso que saques la batería de la notebook. Como en este caso dependemos del fabricante de la máquina, en caso de que no esté en la parte de abajo de la computadora, seguí buscando en otros lugares, puede estar en un lateral, o en el frente.

¿Qué hardware comprar?

Los cases de disco rígido, son una especie de cajita en la que se mete el disco rígido que sacamos de la PC, se conectan unos cables, y quedan listos para funcionar en calidad de discos portátiles.

Pero antes de comprar un case en particular, tenés que saber qué tipo de case necesitás.

Aquí manejamos tres variables: el tamaño, el tipo y la procedencia del disco rígido.

 

Como te decía, puede ser SATA o IDE, pero el tamaño varía respecto de si es un disco de notebook o de PC. Pueden ser de 3.5″ en el caso de PC o de 2.5″ en caso de provenir de una notebook. Ese es el tamaño  y es muy importante tenerlo en cuenta antes de comprar el hardware que nos permite transformar el disco en portátil.

Por lo que dependiendo de esto tenés que pedir en cualquier tienda de venta de este tipo hardware el adecuado a tus necesidades.

Si tu disco viene de una PC medio viejita (2003 para atrás, tal vez un poco antes), seguramente necesites un case de 3.5″ para disco IDE.

 

En caso de que tengas una PC muuuy vieja, no te recomiendo esta conversión pues esos discos tienen una capacidad muy limitada y es más barato y portátil un pendrive en estos casos. Económicamente se justifica esta conversión sólo cuando no podés comprar un pendrive con la misma plata, o si querés tener el disco portátil como chiche.

Cabe aclarar que todo cambio que hagas en tu hardware va bajo tu propia responsabilidad.

Para que le pierdas el miedo: cada ficha tiene una sola posición y un sólo enchufe, por lo que no vas a poder enchufar el disco rígido en el slot de memoria ram ni nada por el estilo. Siempre mirá atentamente las estrias, rotulaciones y formas de las fichas, o enchufá de acuerdo a los colores, y vas a lograr hacer esto sin inconvenientes.

Happy Hacking!