Categorías Uncategorized

Hacker robó millones y no será extraditado

 

¿El motivo? La condena desproporcionada que recibiría. Un ejemplo a seguir.

EEUU nunca detuvo su cacería de brujas. Tipo que hace saltar el plato, tipo que piden que se extradite para juzgarlo “a su manera”, o al que secuestran,o fusilan, o declaran guerra “preventiva” (que es hacer guerra por las dudas) para ocupar un país.

Para ese país algunos ni siquiera “necesitan” del juicio y pasan derechito a Guantánamo, donde son vejados de las formas más terribles que puedas pensar (aunque no sé si sea menos que en las cárceles de Argentina, ni de Mendoza en particular).

 

Letonia salió a marcar la cancha con un ejemplo verdaderamente importante, tratándose de relaciones Internacionales, donde reina la diplomacia, que es como le decimos a la forma “pechofrío” con la que hablamos entre países.

El ministro de Relacione Exteriores de este país, Edgars Rinkēvičs, argumentó -en su lucha por impedir la extradición del hacker Dennis Calovskis- que de ser extraditado, recibiría una condena desproporcionada en EEUU y afirmó -esto es lo ejemplar- que “una de las principales misiones del estado es cuidar a su gente y asegurarle a sus ciudadanos el derecho a la vida, la libertad y el respeto”.

Entrada Relacionada

 

Edgars Rinkçviès

Además de esto, el canciller letón aseguró que una condena de más de 60 años “debe ser catalogada como una crueldad que va en contra de nuestra institución republicana” y que su extradición podría verse como un atropello a los Derechos Humanos.

Desconozco la realidad política letona, tal vez sean igual de autoritarios que en otros lugares, pero da mucho gusto que sostengan ésas acciones con esos discursos.

Te invitamos a que leas la interesante carta -aquí la ponemos en inglés, pues es mejor la traducción automática – con que el ministro letón hizo pública su postura, son bastante rescatables varios de sus argumentos, en los que se plantea ante todo, velar por los derechos del detenido, que es algo que deben hacer todos los estados y todas las personas.

La justicia y la cárcel no pueden ser herramientas de venganza social a través de otros martirios que no son los que la ley prevé para cada caso, martirios que son, a la vez, muy discutibles y que, para vergüenza de la humanidad, en muchos países son verdaderamente atroces.

 

Deniss Calovskis

Sostiene el ministro además: “Denis Calovskis no puede haber cometido un crimen en EEUU cuando nunca estuvo en ese país” y destacó que son ambos países los que, en todo caso, deben investigar el caso. Agregó también que “si una persona viola la ley, debe tener un castigo proporcional”, adherimos a esto, aunque la discusión es mucho más profunda.

Si alguien roba un lápiz, no puede tener la misma condena que si mata a una persona, y en caso de que la condena sea de prisión efectiva, el Estado debe velar por la dignidad y el resguardo de los condenados. Estar privados de libertad, no significa -ni debe significar- estar privados de dignidad.

El caso en cuestión

Calovskis desarrolló un malware llamado “Gozi” que estuvo funcionando durante 7 años y que contó con “víctimas” como la NASA entre los millones de computadoras que logró infectar. Lo que hace este malware es proveer acceso a tu computadora y en consecuencia a tu información privada, que puede ser utilizada para entrar en tus servicios bancarios y robarte algunos millones de dólares extrayendo sólo unos centavos de cada cuenta.

 

Nikita Kuzmin

El software llegaba a tu PC embebido en un archivo .PDF, al abrir este archivo, tu PC termina infectada (sólo en caso de que uses sistemas operativos primitivos como Window$ u O$X). El virus resultó imparable y nunca fue detenido (sí lo fueron sus desarrolladores), aunque hoy se cuenta con información sobre su funcionamiento, por lo que es más simple detenerlo.

Tal fue el éxito de este malware que el FBI lo catalogó como uno de los más destructivos a nivel económico en toda la historia.

Los autores fueron los hackers Nikita Kuzmin, Mihai Paunescu y Deniss Calovskis. El primero en ser detenido fue Nikita Kuzmin, quien decidió traicionar a sus compañeros, que fueron detenidos el primero de enero de este año.

No sé vos, pero si alguien desarrolla un virus que demora 7 años en ser detenido, y lo usa para robar centavos a millones de personas sin amenazarlas, forzarlas ni disparar un tiro, yo creo que se los merece (siempre que no traicione a sus compañeros).

¡Happy Hacking!

Compartir
Comentá

Posts recientes

“Play to earn”: la propuesta que llegó para cambiar por completo la industria del igaming

Si has estado atenta a las noticias tecnológicas, seguramente has escuchado o leído acerca del…