Categorías Celus y demás

Google contra los Android Comunitarios

El gigante de la venta de personas dio de baja de GooglePlay una app para instalar versiones libres de Android.

Una de las cosas que me parecieron verdaderamente revolucionarias cuando apareció el sistema operativo de Google, fue la existencia de AOSP (acrónimo de Android Open Source Proyect). Desmitifiquemos algo: código abierto (open source) y libre son cosas distintas. El primero sólo significa lo que dice: el código está abierto. Pero pueden darse casos en que no pueda modificarse el código o que no se pueda usar con cualquier fin, y otras cuestiones derivadas de que sólo podemos ver el código. De igual manera, Android Open Source es un buen proyecto, porque permitió a la comunidad desarrollar sus propias versiones de Android.

Lo siguiente que me gustó mucho, pero parece no haber surtido ningún efecto, es que Android esté basado en GNU/Linux. Hoy muchas personas, a pesar de que usan Android todos los días, siguen pensando que GNU/Linux es “difícil” o “para expertos”, que son dos grandes mentiras lanzadas por empresas que desarrollan sistemas operativos y no por usuarios, con el objetivo de seguir facturando millones y millones por año. De igual manera, el hecho de que la comunidad pueda desarrollar sus propias versiones de Android era todo un consuelo.

El responsable de los Android Abiertos en Google, renunció acusando a la empresa de impedir realizar su trabajo: desarrollar el proyecto de Android abierto.

Posts relacionados

AOSP está actualmente, y producto de decisiones de Google, en franco declive y con serios riesgos de transformarse en un proyecto finalizado. De hecho Jean Baptiste Querú, responsable del proyecto dentro de Google, presentó hace un tiempo su renuncia en la empresa acusando a Google de impedir realizar su trabajo, que justamente era desarrollar el proyecto de Android abierto.

Aunque Google tuviera su propio proyecto de sistema operativo móvil de código abierto, los usuarios del mundo decidieron aprovecharlo y crear sus propias versiones.

¿Por qué crear versiones nuevas si ya existe una abierta?

La respuesta es más amplia que el mero gusto personal o la customización de un aparato. Ciertas partes del código de Android, especialmente las relacionadas con los servicios de Google, no son libres. Esto nos habla claramente de qué lugar da a los usuarios Google: uno donde no pueda saberse qué es lo que la empresa hace con nuestros derechos y nuestra información.

Por otra parte, a muchos usuarios nos parece un atropello tener que crear una cuenta en Gmail sólo para poder usar nuestro teléfono y mucho peor aun que esa obligación conlleve el robo y comercialización de información por parte de la empresa. Como hemos dicho muchas veces, lo gratis, no existe. Estos, y muchos otros, como mejorar el sistema, han sido motivos por los que aparecieron alternativas como Replicant y Cyanogenmod, que son verdaderamente superiores.

Por lo general recomiendo borrar los Android que vienen preinstalados en los teléfonos, porque sumado al código que ya puso Google para usarte en su eslabón de comercialización, está lo que haya sumado la empresa de telefonía que te vendió el celular. Cuando se trata de empresas que viven de tus necesidades no es descabellado pensar en que las cosas no funcionen o funcionen de una determinada forma para que ellos ganen más dinero.

Teoría: las empresas modifican Android para hacerte gastar más. Y Google para vender mejor tu información.

Te doy un ejemplo, que sólo es una teoría, ya que no lo he consultado con la empresa telefónica. Esto es un hecho: el Android original de un motorola Dext que tuve (era la versión 1.5), al momento de colgar la llamada, siempre y sin excepciones, el contador del teléfono marcaba dos o tres segundos de más antes de finalizar la llamada. Si yo presionaba para cortar en 0:53 (por ejemplo), el teléfono lo hacía en 0:55 o 0:56. Ahora la teoría: Multiplicar eso por la cantidad de llamadas diarias y luego por la cantidad de usuarios seguramente arroje una cifra jugosa.

Cuando en ese mismo teléfono, harto de que Motorola haya decidido que no se podía actualizar el Android para poder venderte un teléfono más nuevo, instalé un Cyanogenmod, el teléfono comenzó a cortar sin esos segundos de más. Puede ser azar, pero es un azar que hizo que una compañía telefónica no pudiera cobrarme 2 segundos más de uso en todas mis llamadas. Además de eso, el teléfono funcionaba muchísimo más fluido, no se clavaba, las conexiones (wifi y móviles) funcionaban muchísimo mejor, y además podía hacer con el teléfono lo que quisiera.

Fuera de conspiranoias y ya en un terreno de lo probado, te cuento que en estos días Android retiró del GooglePlay la CyanogenMod Installer, una app que permitía instalar la última versión de esta distribución comunitaria sin necesidad de grandes conocimientos técnicos. En realidad, instalar una ROM de Android es muy sencillo, pero, como en toda cosa que uno no conoce, al principio cuesta familiarizarse con los términos.

CyanogenMod Installer fue censurado porque CyanogenMod no pasa por la censura de Google.

Esta app, al parecer, significaba un serio problema para Google ya que CyanogenMod es un Android comunitario que no pasa por la censura de Google y además permite evitar, enormemente, quedar preso/a de los servicios de esa megaempresa. El retiro fue hecho con el argumento de que la aplicación estaba incumpliendo los términos y condiciones para estar en GooglePlay. Te cuento que me ha pasado con algunos proyectos y es bastante curioso (y encolerizante también): Google te hecha y jamás da explicaciones. Sólo pide disculpas y sigue su camino.

Según informó la distro comunitaria para smartphones en su blog oficial, la empresa sugirió a los desarrolladores retirar “voluntariamente” su aplicación, amenazando con removerla por vías administrativa en caso de que su voluntad fuera contraria a la “sugerencia”.

CyanogenMod es conocida por su estabilidad, velocidad y superioridad.

CyanogenMod es conocida por su estabilidad, velocidad, y fundamentalmente, por ser una versión muy superior -en la mayoría de los sentidos- a los Android desarrollados por Google y alterados por las compañías telefónicas.

Más motivos para instalarla, ya que el proyecto no ha terminado. La aplicación puede bajarse desde la página oficial del proyecto . Si vas a instalarla, te cuento que por defecto instala la versión más reciente del sistema operativo. Para evitar sorpresas, chequeá primero que tu teléfono esté 100% soportado, cosa que podés ver en el mismo sitio.

¡Happy Hacking!

Compartir
Comentá