/¿Por qué se calientan los celulares?

¿Por qué se calientan los celulares?

El calentamiento de los smartphones es un tema serio. Las razones van desde la comodidad hasta la sobreexigencia y dependen de su desgaste y el uso que les estés dando al momento de calentarse. Por ejemplo, si te jugás unas cuantas partidas seguidas de Fortnite, seguramente tu equipo se recaliente y alcance niveles importantes de temperatura. Cuando un teléfono se calienta en exceso, resulta muy simple comprobarlo: en ocasiones el teléfon ARDE y puede llegar al punto de que no podamos agarrarlo.

Cuando llega el verano o hay alguna fuente de calor externa, también repercute en la temperatura general del equipo. Esto no es nada menor, ya que el recalentamiento acelera el desgaste de la batería y… nadie quiere ver que su matería muere demasiado rápido. Abrir Fortnite en Android, usar Waze con la pantalla encendida, navegar en Internet en la playa o bajo el sol… es lógico que caliente la batería. Lo que resulta extraño es que el teléfono se caliente sin que estés haciendo nada que pueda calentarlo. ¿Qué pasa?

Apps enfriadoras: NO las instales

Las famosas app para enfriar los teléfono son, por lo general, una infección publicitaria, malware o phishing. Son muy habituales en la Play Store y no hacen lo que prometen.

Los teléfonos se calientan porque su hardware está funcionando de forma activa. Eso significa que alguna app está usando sus recursos, como pueden ser los sensores, el procesado, la batería, el micrófono o… todo junto. También puede calentarse porque lo estás cargando, especialmente si usás carga rápida, ya que es muy normal que sobrecaliente el teléfono. Todo lo anterior es normal y previsible.

Si dtectaste un calentamiento extraño en tu equipo, es porque la temperatura se eleva por algunas de las razones que siguen.

Recursos en segundo plano

El más habitual de los casos: el multiprocesador se calienta debido al uso que hacen las apps de sus recursos, lo que hace elevar la temperatura de todo el equipo ya que su construcción está pensada para que el calor se disipe por el teléfono. Si no abriste ninguna app que esté generando el calentamiento, lo más probable es que se encuentre funcionando en segundo plano y con la pantalla apagada.

Este calor va asociado a la ejecución de procesos, ya que estos consumen energía según esa ejecución. Alcanza con mirar los ajustes de batería para localizar las apps que se están zafando con el consumo. Una vez que las localices (son las que más mAh hayan gastado) alcanza con desinstalarlas o forzar su detención desde los ajustes y/o reiniciar el teléfono. En ocasiones el problema del sobrecalentamiento lo producen procesos que no podemos cerrar, en esas, la única que te queda es reiniciar, actualizar o usar el modo de ahorro de energía.

Calentamiento en carga

El hecho de cargar implica un sobrecalentamiento. Puede ser de unos pocos grados o elevarse hasta niveles de quemarte las manos. En el segundo caso hay un problema. Si tu equipo eleva demasiado su temperatura cuando carga, lo mejor es que compruebes que tanto el cargador como el cable estén en perfectas condiciones. Si no es el original busca un cargador de mejor calidad. Y en el caso de que utilices la carga rápida podés cambiar el cargador por uno (de calidad) que sea de menor potencia.

Equipos ‘con tendencias’

El procesador, la batería, los sensores, la pantalla… Todos los componentes generan calor al funcionar, pero no todos los móviles consiguen disipar de la misma manera la temperatura. La construcción es importante, también los materiales. En este sentido, cada vez más teléfonos equipan disipadores activos en el interior del smartphone.

¿Cómo saber si son los sensores?

Instalate una app para eso. El teléfono tiene sensores integrados que miden desde el procesador. Esta no es una información que arrojen los ajustes de sistema, pero sí que podemos acceder a ella con las aplicaciones Android. Como AIDA64, una de las que recomendamos.

Un último consejo es no abusar del teléfono cuando está demasiado caliente. Descansá, apagá la pantalla, desconectale el cargador, no lo uses mientras carga, cerrá el juego, apagá el GPS… Te vas a ahorrar riesgos innecesarios.

Estudiante de Periodismo. Hincha de Boca. Buen tipo. Ex candidata al Nobel de la Paz.