/Escándalo: Google permite a terceras acceder a tu bandeja de entrada

Escándalo: Google permite a terceras acceder a tu bandeja de entrada

Sí, Google también tiene su Cambridge Analytica. No existe una sola compañía que base sus ingresos en la trata digital de personas que tenga una seguridad y privacidad a prueba de bombas, porque NO ES POSIBLE. ¿Desidia? No: trabajan con esos datos, para eso tienen que sacarlos, y si el dato puede ser obtenido, entonces otras pueden tenerlo. Cientos de empleadas de desarrolladoras externas a Google tuvieron acceso a Gmail, y eso significa que tuvieron acceso a nuestros correos. ¿Su trabajo? Leer, personalmente, nuestros emails, algo para lo que seguramente no hayas accedido.

Ayer The Wall Street Journal publicó que aquella promesa de Google de dejar de escanear las bandeas de entrada jamás fue cumplida. El diario norteamericano informó que cientas de desarrolladoras le confirmaron que pudieron leer personalmente los correos privados de las usuarias. Esta vulneración fue sufrida por usuarias que se dieron de alta en servicios como compradoras de alertas de compra o cualquier otra suscripción basada en correos electrónicos. No, no es un error de seguridad: simplemente les dimos acceso a leer nuestros correos. Para el caso: ¿qué importa si es una máquina o una persona quien lee nuestros emails? En ambos casos, habrá una humana beneficiándose de la venta de la información que pueda obtener de ellos, por lo que resulta indistinto si se trata de un software o una persona, aunque resulta inesperado que se trate de personas leyendo nuestros emails.

En este contexto en que el mundo está afinando, al menos formalmente, el universo de la privacidad, situaciones como esta y el hecho de que el tema no haya explotado en las redes, da margen para sospechar de los motivos por los que TWSJ publica un dato como este y el mundo no se está horrorizando. O la gente que está modificando la legislación sobre privacidad y espionaje global está mirando para otro lado, o el dato no está siendo propalado por los buscadores. Aunque también cabe la posibilidad de que ya no nos importe. Tres aristas preocupantes de esta situación. Por el momento se desconoce hasta qué punto las usuarias saben que existen compañías que no utilizan software sino que contratan a humanas para que lean tus correos. Tampoco Google ha confirmado si van a seguir permitiendo que esto suceda.

¿Qué aplicaciones tienen acceso a Gmail? Bueno, todas aquellas apps que te pidieron administrar tu correo, también otras apps y servicios que analicen las bandejas para encontrar ofertas importantes para las usuarias. No es un error de Gmail ya que Google provee de un permiso especial para la lectura de las bandejas que debe dar cada usuaria manualmente. Pero ya sabemos cómo funcionan este tipo de permisos: basta con que una app los pida para que aceptemos sin mirarlos en profundidad.

El problema de privacidad es grave ya que un cliente de correo como Gmail almacena una ingente cantidad de información personal y profesional.

¿Qué hacer? Bueno, lo mejor es NO usar Gmail. El tema es que si usás Android, probablemente estés obligada a usar una cuenta de Google como llave maestra a tu vida intima y esa corporación la use para darte acceso a tu teléfono. Un brete… Bueno, también podés dejar de usar Android, instalar LineageOS o Replicant y que el gran ojo no sepa en qué colina de Mordor estás escondida.

¿Otra alternativa? Revocar todos los permisos a Gmail. Aunque eso es como pretender curar el cáncer con analgésicos.

¡A borrar!

¡Happy Hacking!

Periodista, ex directora, ex docente, ex trabajadora, ex uberante. Productora musical, militante social, murguera, programadora, diseñadora. Hacker.