¿Pueden Facebook y Google escuchar el micrófono de nuestros teléfonos?

Hoy vamos a hablar sobre una de las funciones sobre las que menos se sabe y que seguramente generaría en vos mucha desconfianza: la escucha activa de nuestros smartphones, una función cuya existencia seguramente presumiste luego de empezar a mandar audios de WhatsApp o una charla de Hangouts o Skype. Hace poco tiempo Wikileaks, la gran destapadora de escándalos que no llegan a ningún lugar (digo, si pensabas que con denunciar alcanza para cambiar el mundo, ahí tenés una buena prueba de cuánto cambia el mundo con denuncias, si no te alcanza pensá en Panamá Papers o Paradise Papers, que resultaron útiles a las personas denunciadas para blanquear sus negocios ocultos), que reveló información sobre escucha activa de parte de la NSA en todos nuestros equipos. Esta denuncia nos noticiaba que la NSA, parte del equipo de la CIA, escucha nuestras conversaciones sin que nos demos cuenta.

La denuncia aportó luz sobre la forma de financiamiento de la gigante de la trata digital de personas: la publicidad personalizada. Google es una de las que más personas vende al año, y la que tiene la mayor plataforma para el secuestro y posterior venta de la identidad de las usuarias de sus servicios. De hecho, no sería posible que la NSA nos escuche tan fácil si no fuera por el negocio que montó Google vendiendo nuestra privacidad a gobiernos, empresas, privadas, y cuanta otra alimaña de la trata digital de personas quiera pagar.

‘Escucha activa’ es el nombre que recibe una función de los sistemas operativos de los teléfonos, que está constantemente escuchando y registrando lo que se habla alrededor de nuestros equipos. Sí, registran toda tu vida, y además te venden. Por eso alcanza con decirle ‘Ok Google’ a tu teléfono para que éste brinde esas funciones. Si no estuviera 100% del tiempo registrando tus conversaciones, habría que activar primero la función para poder utilizarla. No podemos confiar en que estas corporaciones, que se dedican a comprar y vender la identidad de las personas, nos dicen la verdad respecto de cuánto tiempo al día está activa esta función, de cuán elaborado es el registro de nuestros datos, a cuánto y a quiénes los vendieron, si la información que se toma lleva además nuestra información biométrica (pulso, tono de voz y otras particularidades de cómo hablamos sirven para identificarnos biométricamente, lo que hace que no necesiten nuestros nombres ni huellas digitales). A estas empresas que gobiernan el mundo sin que nadie las enfrente, les basta con decir ‘No, no hacemos eso’ para que muchas usuarias se queden tranquilas. Tan ridículo como poner a Miguel Braun de secretario de comercio o creerle al macrismo que ‘están trabajando para unir al país’ y darse por satisfechas con una ladrona informándote que está aseando tu cajafuerte de forma gratuita y que no robará nada. Así como el gobierno se auto-audita (otro ridículo), las empresas hacen lo mismo, y tenemos que creerles como si la realidad de su negocio no fuera espuria ni repugnante.

La gente de Facebook, a través de su vocera Rob Goldman, jura y perjura que no lo hacen, el tema es que de alguna manera Facebook se entera de mis conversaciones y me muestra publicidad personalizada… ¿será que Google le vende data a Facebook? Aquí creemos que Facebook no gastaría un sólo centavo en beneficiar a Google, aunque, a la luz de su actuación en ciertas situaciones, puede suponerse que tienen un pacto de no beligerancia.

Dicen ellas, que aunque tienen la capacidad de escuchar constantemente lo que hablamos, sólo obtienen información espiando a las personas a través de su cuenta en algunas de las redes sociales que posee la empresa (Facebook, Instagram y WhatsApp, entre otras). ‘Mire, yo mato ancianas, pero jamás mataría a una niña, soy una persona con principios y respetuosa de las demás’ parecen decirnos.

Desde aquí, te alentamos a que utilices sistemas operativos libres como Replicant o de desarrollo comunitario como LineageOS. Tenemos que crear un mundo donde no seamos un producto. No te olvides, que todo lo que usamos para navegar, lo pagamos. ¿Qué sucedería si mináramos criptomonedas con nuestro hardware en todos los sitios en que navegamos? Que no podrían vender nuestra identidad, porque no la tendrían, y ganarían dinero sólo de nuestra visita. ¿Por qué no lo hacen? Porque el negocio de la publicidad no es la mera venta de información, la trata digital de personas sirve al control social pero al mismo tiempo al narcotráfico, que puede lavar su dinero, a las evasoras impositivas, que pueden lavar su dinero y a cuanta otra forma de corruptela necesaria para poder ejercer de poderosa.

¿Cuándo va a cambiar todo esto? Cuando dejemos de hacer simples denuncias, de creerle a la zorra que nos avisa que las gallinas se fueron al hidromasaje, que pronto volverán al gallinero, y, fundamental, cuando hagamos algo para que todo esto no sucede. ¿Qué hacer? Podés cambiar el sistema de tu teléfono, encriptarlo, instalar apps como Adblock Plus y similares. Lo fundamental, es dejar de darle a esta gente la posibilidad de tomar decisiones sobre nuestra vida, para eso, basta con dejar de… permitir que esta gente tome decisiones sobre nuestra vida.

¡Happy Hacking!

-Share this page-
submit to reddit Hire a Professional Programmer

Periodista, ex directora de algunos medios, ex docente, ex trabajadora, ex uberante. Productora musical, militante social, murguera, programadora, diseñadora. Hacker. @PabloLozano13

compartí, discutí, comentá

Deja un comentario

Loading Facebook Comments ...