Por qué, uses lo que uses, Chrome es tu sistema operativo (y cómo hizo Google para que lo sea)

Hace pocos días Microsoft anunció que lanzaría una versión de su navegador para iOS y Android con el objetivo de brindar una experiencia de uso más fluida entre sus teléfonos y computadoras a las usuarias. Pero… ¿qué importa? Esa experiencia fluida existe a través de Chrome, la app que usás para todo en tu PC.

La integración entre Microsoft y los sistemas móviles es mediocre y no le interesa a casi nadie. El año pasado, parecía que Microsoft aceptaría finalmente que los teléfonos con Windows son un desastre. En lugar de eso, focalizaron la atención en los sistemas operativos móviles existentes, particularmente en Android. Con su actualización de aniversario anunciaron sincronización con Android a través de Cortana. Algo que puede estar muy bien, claro, pero las otras integraciones de Microsoft con -por ejemplo- Android, no sólo demoran en aparecer, sio que además están bastante lejos de ser buenas. Podés transformar a Cortana en tu asistente por defecto en Android, pero… ¿por qué lo harías si la asistente de google es mucho mejor? Las creadoras de la actualización en cuestión introdujeron las experiencias compartidas, pero son muy pocas las desarrolladoras que están utilizándolas, por lo que para las usuarias no tiene mucho sentido. El 6 de octubre pasado, Microsoft lanzó Microsoft Launcher, una suerte de Google Now mediocre para Android y Edge, que puede sincronizar pestañas entre los equipos… si sos una de las personas que conforman el 5% de usuarias que usa Edge.

Ha pasado un año de una integración más fluida entre Microsoft y Android que deja mucho que desear. Mientras tanto, Android está por demás integrada en tu escritorio a través de la app que probablemente uses más en tu máquina: Chrome. Actualmente, la mayoría de lo que sucede en una PC sucede en tu navegador. Pensalo. ¿Con qué software pasás más tiempo en tu máquina? La mayoría de las usuarias respondería que con su navegador: con él puede chequear su email, su calendario, cuentas en redes sociales y antisociales, leer el diario, mirar vídeos, escuchar música y trabajar con sus documentos.

Seguramente hay excepciones, como las diseñadoras gráficas por ejemplo, que usan softwares más específicos por su tipo de tarea, pero por otra parte, estas profesionales también necesitan hacer cualquiera de las tareas de más arriba y para esto usarán su navegador, pero el tiempo que se pasa en el navegador es cada vez mayor y parece ir en aumento, sobre todo en lo enfocado en la nube, que es donde Microsoft aspira a crear una integración más fluida.

Tal vez no tengas una Chromebook, ni uses ChromeOS, pero Chrome es, para la mayoría de los trabajos de tu máquina, tu sistema operativo, el punto de conexión entre tu máquina y el trabajo que hacés con ella. Probablemente también necesites apps para Windows como Photoshop, pero son excepciones y no una regla: Chrome es tu sistema operativo básico, lo demás, lo rodea. Si querés una integración más fluida en tu navegación, abrís unas pestañas y accedés a Google Maps, administras tus archivos, editás tus documentos, enviás tus emails y afines.

Microsoft está intentando alcanzar un sector y desarrollar unas prácticas en las que Google no sólo lleva la delantera sino que además llegó años antes: Chrome y Android están integradas a Microsoft prácticamente desde siempre, por lo que los esfuerzos de Microsoft son pequeños, mediocres y tardíos, algo que curiosamente parece haber sido apoyado por Apple, que blindó su sistema y parece decir ‘si querés una integración más fluida entre Edge e iOS… comprate una Mac’, por lo que se produce un loop que termina devolviendo a las usuarias a Chrome. ¡Taráaaan!

¿Y las cosas que no se pueden hacer con Chrome?

Existen muchas cosas que no se pueden hacer con Chrome, claro. Reformulo: existen cosas que todavía no se pueden hacer con Chrome, claro. Se trata de soluciones que Microsoft parece no estar buscando en su lento derrotero hacia la integración. Las notificaciones de tu teléfono, por ejemplo, no se sincronizan con Chrome. La mayoría de esos servicios (como Gmail) podrían tener un soporte de escritorio en Chrome, pero los mensajes de texto no.

Por suerte todo eso no se puede hacer desde Chrome, pero existen cosas como Pushbullet: una fantástica extensión de Chrome que rompe la barrera entre tu teléfono tu computadora, permitiendo integrar las notificaciones, texto copiado y mucho más. No fue hecha por Google, pero es mucho más potente y fluida que el intento mediocre de la gente del microsoftware de Redmond. Además… a la gente de Google le bastaría con comprar la extensión e incluirla en el paquete de apps por defecto como para poder integrarla, algo que no sólo podrían hacer rápido, sino que además les resultaría potente y económico.

Además, Chrome siempre está sumando características y funciones, como Google Assistant, por ejemplo, que es mucho más poderosa que Cortana, pero no viene integrada por defecto en las versiones de escritorio para Chrome todavía. De todas formas, la agregaron por defecto hace poco en las Chromebook, que son una suerte de caldo de cultivo/laboratorio de testeos de lo que pronto lanzará Google al mercado general de usuarias.

Hasta que eso suceda, y si siguen con esta impronta, Microsoft seguirá llegando tarde.

Aquí lo festejamos.

¡A divertirse!

 

-Share this page-
submit to reddit Hire a Professional Programmer

Estudiante de comunicación social. Trata de ser un ser humano la mayoría del tiempo. Le gustan las pastas y el asado. https://www.facebook.com/exequielignacio.morales

compartí, discutí, comentá

Deja un comentario

Loading Facebook Comments ...