Por qué se cae la conexión de Internet (y por qué resetear tu router)

Las redes y las impresoras son esencialmente malvadas. Las segundas incluso rayan el sadismo y son capaces de gastarse una resma entera y toda una carga de tinta en imprimir un código ASCII por página, durante horas. Cuando lo hacen seguramente gocen con nuestra desesperación por detenerlas, ansiosas de no perder la tinta de los cartuchos por los que hipotecamos la casa (porque si bien no es cierta la idea de que una vendedora de drogas te regala la primer dosis y te vende las siguientes, eso sí sucede con las impresoras: las fabricantes te regalan la impresora, pero si te quedaste sin tinta tenés que vender un riñón para poder comprar cartuchos nuevos). En el caso de las redes hay menos misterios, aunque los hay (y algunos son muy bellos como el séptimo nivel de la deep web). Pero uno de ellos es el que hace que cada tanto nos quedemos sin acceso a la red y tengamos que enchufar y desenchufar el router, como si el router tuviera un Windows instalado, cosa que sabemos no es así. Hoy te contamos por qué.

Se trata de la primer recomendación de las operadoras de soporte técnico de cualquier proveedora de internet. A ellas tampoco les importa mucho nada y aunque juremos y perjuremos que para acelerar el tiempo de consulta ya conectamos y volvimos a desconectar, ellas nos obligan a hacerlo nuevamente (tal vez supongan que lo hicimos mal, lo cual abre otro misterio y es cómo podemos enchufar y desenchufar ‘mal’ un conector). El asunto es que en un 80% o 90% de los casos de caída de la conexión, enchufar y desenchufar funciona. No importa si son routers independientes o híbridos. Los problemas que pueden llevarnos a esto son varios: sobre cargas, errores en la asignación de IPs dinámicas, sobrecalentamiento o un firmware de mala calidad en el aparato.

Las proveedoras de internet además suelen distribuir routers de pésima calidad, a los que infectan con software de espionaje. Sí, lo hacen, e incluso hace poco una operadora técnica me confirmó que pueden ver cuántos equipos tenemos conectados y sus direcciones MAC, algo por demás ilegal (es como si tu televisor te sacara fotos para confirmar cuántas personas están mirando y quiénes son… ah, no, pará, Samsung hace algo peor y a nadie parece importarle). Las proveedoras recortan todo lo que pueden en los equipos que distribuyen, y esto genera un mar de dolores de cabeza y abstinencias. Las unidades más básicas tienen entre dos o cuatro puertos de Ethernet y una conexión WiFi. La fabricante puede asegurar que pueden conectarse 10mil dispositivos, pero la lógica nos hace preguntarnos si deberíamos pasar el ‘máximo’ físico de conexiones para las que está preparado el aparato (más si tenemos 5 equipos intentando acceder a Netflix y Spotify en simultáneo desde distintas IPs). Si el módem recibe una IP dinámica en un momento de mucha exigencia, lo más probable es que nos deje sin conexión.

Existen dos factores críticos en este tema: calor y congestión WiFi. Tenés que tener en cuenta que un router es algo así como una mini computadora, con un procesador, una memoria RAM, un espacio de almacenamiento interno y un sistema operativo. Además, trabaja todo el día, todos los días del año y necesita ventilación. Si lo instalaste en un lugar con poca ventilación, no hay forma de que no se recaliente y pierda rendimiento. En lo que respecta a congestión, el hecho de que las proveedoras pongan por defecto una frecuencia utilizada por otros aparatos como teléfonos inalámbricos o por tus vecinas que tienen la misma proveedora y el mismo router que vos transmitiendo en la misma frecuencia, genera mayores congestiones y más frecuentes. Este compendio de alta exigencia a un pequeño aparato, que además es de poca calidad y pensado para exigencias mucho menores que las que habitualmente le damos a un equipo, hacen que el aparato colapse y deba ser reiniciado.

¿Cómo resolverlo? Lo mejor es dejar el aparato que te dio la proveedora de Internet en calidad de módem. Se encargará de gestionar la conexión, nada más. Para distribuirla entre nuestros equipos se recomienda comprar un router, en lo posible alguno que soporte DD-WRT u OpenWRT, dos firmwares libres y desarrollados comunitariamente que exprimen hasta el más inerte de los equipos, pero no son compatibles con el 100% de los aparatos. Al dejar el router genérico gestionando la conexión a Internet e incorporar un equipo para que enrute los aparatos que pretendas conectar a la Internet, se distribuye la carga, logrando mayor estabilidad y menos dolores de cabeza.

¿Y por qué hay que desenchufarlo durante algunos segundos? Esa es una linda pregunta, ya que cualquiera podría pensar que basta con reiniciar el equipo para que todo vuelva a la normalidad. En parte es cierto, si reiniciás, la congestión desaparecerá pero… Internet todavía no vuelve. ¿La razón? La temperatura: si esperás entre 8 y 10 segundos (o incluso un minuto) con el equipo desconectado, el hardware tiene tiempo de enfriarse, eso hace que el router realice un reseteo efectivo.

En fin, un dato inútil pero tal vez interesante para un Lunes.

¡A divertirse!

-Share this page-
submit to reddit Hire a Professional Programmer

Estudiante de comunicación social. Trata de ser un ser humano la mayoría del tiempo. Le gustan las pastas y el asado. https://www.facebook.com/exequielignacio.morales

compartí, discutí, comentá

Deja un comentario

Loading Facebook Comments ...