Cómo encriptar mensajes dentro de una foto

Parece la fantasía de alguna tecnócrata de los 80s, pero es real: puede esconderse un mensaje dentro de una imagen. Claro, esto no va alejar a ningún organismo de espionaje, control ni intelligentzia, lo más probable es que tampoco supere la curiosidad de alguien que se interesa en espiarte, pero con seguridad te permitirá zafar de espías improvisadas, parejas que respetan más sus celos que a vos misma y otros cúmulos de imbéciles similares. Hoy te contamos cómo hacerlo.

Un principio clásico (y básico) de la seguridad informática, es no poner algo que no queramos que se sepa en nada que esté conectado a Internet. El más básico es tan nimio que por lo general se pasa por alto: no contar nada que no queremos que se sepa, a nadie, ya que todas tenemos una persona de confianza. Allí se produce la primer filtración: le contamos algo a nuestra persona de confianza, que también tiene una persona de confianza, y así indefinidamente hasta que ya no queden personas de confianza interesadas en comentar a sus personas de confianza el secreto que le contamos a nuestra persona de confianza. Pero sucede que muchas veces es necesario, por algún motivo, contar algo que sólo queremos que sepa otra persona. Algo que puede ser hecho de distintas maneras, por lo general encriptando el mensaje utilizando protocolos de cifrado o contraseñas, pero existen alternativas como la de hoy que son cómodas y veloces.

La esteganografía por lo general pasa desapercibida como recurso de seguridad. Pero esconder algo a la vista de todas siempre ha dado resultados, aunque tiene mayor margen de error. La forma más común de esteganografía es camuflar mensajes en una imagen. El texto en cuestión puede ser una alerta, una contraseña o un enlace de descarga, no importa, está allí y sólo comunicadora y receptora están al tanto de esa situación. El desafío es la creatividad y QuickStego, el programa que te invitamos a probar hoy, funciona de una forma por demás aceptable.

Incorpora una interfaz muy intuitiva. Alcanza con cargar la imagen en la que vas a colocar el mensaje, le ponés el texto, lo ocultás y guardás los cambios. Esta app soporta portapapeles y puede abrir documentos de formato TXT. En cuanto a imágenes los formatos compatibles son JPG, Gifs estáticos y BMP. Sí, bien básico. Esta app no tiene ningún tipo de dependencia externa y su instalador está libre de malware, algo muy presente en este tipo de programas que dan respuesta a gente que quiere ‘hackear’ sin aprender y su vocación de ignorancia es aprovechada como canal de infecciones.

Se trata de una app gratuita que tiene también una compañera de pago llamada QuickCrypto. La limitación de QuickStego es que sólo exporta imágenes en formato BMP. Algo que resulta un tanto frustrante pero que no debería preocuparnos ahora que superamos la velocidad del dial up. De igual manera, la cantidad de información que podés meter en una imagen depende de la resolución que tenga la imagen en cuestión, por lo que lo mejor es utilizar imágenes pequeñas e incluir porciones de texto también pequeñas, para evitar que el archivo se transforme en una monstruo al extraer el mensaje.

Dale una probadita y contanos tu experiencia.

¡Happy Hacking!

-Share this page-
submit to reddit Hire a Professional Programmer

Periodista, ex directora de algunos medios, ex docente, ex trabajadora, ex uberante. Productora musical, militante social, murguera, programadora, diseñadora. Hacker. @PabloLozano13

compartí, discutí, comentá

Deja un comentario

Loading Facebook Comments ...