El vedadero negocio detrás de las influencers en Twitter

Nota de la Editora: Puede resultar contradictorio que aquí reproduzcamos una nota que clama por los derechos de autora. Por un lado puede entenderse que nos mofamos de la crítica y la denuncia en esta nota, por otro que estamos defendiendo el copyright. Pero resulta que copyright y autoría son cosas diferentes y una de las obligaciones (tanto dentro del software libre como en el periodismo) es citar la fuente, por lo que entendemos que no existe incoherencia. Nos interesa destacar la naturaleza espuria de la publicidad basada en influencias y al mismo tiempo echar algo de luz sobre este nefasto negocio. La nota sale un poco de nuestra línea editorial habitual: es agresiva, contiene descalificaciones y postulados que no sólo no compartimos si no que además combatimos, pero es precisa, clara y contundente, lo que nos lleva a hacer esta salvedad e invitarte a leerla.

 

@Proscojoncio —una usuaria de Twitter muy querida y conocida por sus montajes virales y contenidos originales para El Jueves— abandonó esta red social tras la campaña #SanBallantines. Proscojoncio lleva toda su vida ‘social’ denunciando a plagiadoras y cuentas engordadas a base de copiar contenido ajeno. Esas que comparten lo más viral sin citar y todo el mundo les ríe la gracia compartiendo a su vez sus tweets. Esas cuentas están haciendo un negocio tremendo.

Proscojoncio ya nos ayudó en Mémesis a destapar una red de bots destinada a promocionar un medio. Parece que nada ha mejorado desde entonces.

Proscojoncio

Proscojoncio se va hastiada por haber denunciado e investigado en balde. Una tipa con talento denunciando el robo de contenido y cansada de cobrar cuatro duros mientras otras se aprovechan del ingenio ajeno ganando miles de euros ¿Les suena de algo?

El último tweet de Proscojoncio

Pero se va matando. Su última denuncia sirve para poner en entredicho a otra marca. Un modelo de apoyo insostenible que sólo se puede parar responsabilizando a las que pagan. No es la primera vez. Ni será la última.

————-

Resulta que tres grandes cuentas que participaron en esa campaña #SanBallantines (con casi un millón y medio de followers entre todas) @MejoresTwits, @recopilaciontw, @commonspanishgr son conocidas por plagiar contenido y nadie quiere responsabilizarse de haberlas pagado para aprovecharse de ello.

Los tweets denunciados memesis

Desde Mémesis hemos hablado con responsables de la plataforma de publicidad Influencity, de Ballantine’s y con algunas cuentas que han participado en la campaña para intentar depurar responsabilidades. Tanto Ballantine’s como Influencity juran y perjuran que ellas no han contratado ni pagado a esas cuentas. ¿De verdad han hecho publicidad gratuita?

Testimonios nada concluyentes (aunque muy sospechosos). La red deja huellas y otras protagonistas sí que han hablado.

Pero empecemos desde el principio. El sistema para hacerse de oro a base del plagio es muy sencillo. Lo explicamos en 4 sencillos pasos personalizando para este caso en particular (se repite en muchos otros) y como guía para una adolescente despistada:

1.- Abre un perfil en Twitter con un nombre cachondo y llamativo o que no engañe: ‘Aquí recopilamos mierdas’

Utiliza imágenes de pelis, personajes famosos de series o futbolistas. Nada de tu nombre y tu apellido. Tú solo le interesas a tu madre, eres una niña de mamá  y tu talento es demasiado mediocre como para saber crear un personaje interesante.

Perfil ‘Plagier’ tipo Twitter

Pon tus cartas descubiertas sobre la mesa, deja claras tus intenciones desde el principio para que nadie interprete que tu necedad es un simple accidente:

El figura

2.- Copia tweets y contenidos de otras durante cierto tiempo

Nunca cites la fuente. Es importante que alguna estúpida piense que el talento es tuyo y llame a otras estúpidos a seguirte. A las marcas les da igual que tus followers sean una colección de estúpidas. Ellas también beben whisky.

Copia Tweets que hayan triunfado con anterioridad. Cuanto más calientes mejor, hay que aprovechar el efecto tirón. Copia a las grandes, cambia un par de letras o palabras para que no salga en el buscador. Traduce tweets de otros idiomas, ahí lo petas sin dejar rastro. Nadie traduce los tweets para buscar la fuente.

Copia imágenes que veas en otras cuentas con muchos tweets, el mejor atajo para saber que funcionan. Copia Gifs, goles de la Champions, memes de WhasApp o vídeos virales de algún país lejano. Copia montajes fotográficos de otras, el ‘chopeo ajeno’ es ideal. ¿acaso no están usando imágenes con derechos?… entonces yo puedo copiar sin citar.

Copia, plagia, copia, plagia… pero jamás se te ocurra poner un tweet original. No vayan a descubrir las followers tu verdadera edad mental.

Todo esto es muy fácil. Se puede hacer a mano o usar bots que lean la API de Twitter, Facebook o Favstar en busca de las publicaciones más calientes. Puedes incluso construirte un bot que lo haga automáticamente sin dedicarle más tiempo del necesario. Programas 10 o 15 tweets al día con Hootsuite o Tweetdeck y sigues estudiando ‘sociales’.

3.-Una vez tienes un número de seguidoras aceptable te apuntas a una plataforma publicitaria

Como Influencity o a una agencia privada que te permita vender tu espacio como soporte publicitario. Esto último es más complicado si eres una cría imberbe.  Los precios varían. Por ejemplo en Influencity con 50.000 followers te pagan unos 45€ por tweet. 15€ si tienes 15.000. En una agencia te pagarán más, unos 100€ por tweet, pero te estudiarán mejor y es probable que te descarten por imbécil. Es mejor pasar desapercibida en una plataforma con miles de cuentas que auditar.

Lo más alucinante de todo esto es que Twitter tiene su propio servicio de publicidad Twitter Ads y ninguna de estas plataformas lo usa. De hecho Twitter y el artículo 20.1 de la LSSI obligan a identificar como tal cualquier publicidad hecha con medios electrónicos. Nadie lo hace. Ya hubo un problema con varias famosas americanas pero Twitter deja bastante margen en el control porque no puede permitirse el lujo de perderlas. Gran error.

Con una red de cuentas de un millón de followers bien diseñada puedes ganar 4000€ al mes haciendo solo 4 campañas.

La plataforma Influencity tampoco es la panacea aunque ayude a meterse en el negocio. Así deduzco de usuarias entrevistadas. Se quejan mucho de su servicio. Proponen tweets para decenas de campañas y nunca les llaman o cuando lo hacen les pagan muy poco. Es cansino. Es lo que hay. Es la forma de empezar y de llegar a las agencias. Si has hecho publicidad se nota y ya te pueden llaman directamente.

Según me cuentan en Influencity ellas tienen mucho cuidado y filtran las cuentas que usan sus servicios: ¡Tenemos a Obama! me dicen. Si lo hacen, lo hacen fatal. Resulta que hay un dato que les delata. Cuando contratas una campaña con ellas propones unos tweets y un precio en su web. Si lo aprueban muchas veces programan tu tweet para ser publicado desde su web para controlar y distribuir todos los tweets de la campaña de decenas de usuarios diferentes. Esto deja huella. Desde Tweetdeck puede verse el origen del tweet de sus campañas. ¡Voila!

Influencity deja huella

No pasa siempre. De hecho las tres cuentas denunciadas por @Proscojoncio en la campaña de Ballantine’s no se publicaron desde su web aunque usan imágenes proporcionadas por la marca. Pero como he dicho, no es el método general. Otra de las usuarias que ha contratado con Influencity nos lo confirma en privado. Muchas veces los tweets se ponen a mano, a tu aire, cuando te aprueban la campaña. Te llega un email con instrucciones desde Influencity. Estos no salen en Tweetdeck.

Instrucciones para campaña

Uno de los perfiles denunciados @MejoresTwits aparece como ‘Influencer’ en la plataforma. Me cuentan que eso no es relevante, que puede haber participado o no en campañas. Su filtro o buscador no sirve de nada. Más bien es una colección de perfiles de famosas con muchas followers en primera página para vender una supuesta calidad de sus influencers y el resto gente que alguna vez ha entrado en su plataforma.

Perfil de MejoresTwits

Perfil de MejoresTwits Influencity

No me fío mucho de lo que me han contado en Influencity. Prefiero los datos que veo. Su buscador es mediocre y arbitrario. Te permite ver unos perfiles de supuestas influencers ¿Obama ha participado en alguna campaña? ¿de verdad? …y luego no puedes ver a gente que te confirma por privado que pertenecen a la plataforma y han trabajado con ellas. No es lo único que da mal rollo. Cuando apruebas la aplicación para registrarte con Twitter te avisan que pueden leer TODOS tus mensajes directos…

Permisos que hay que aprobar con Infleuncity

Permisos que hay que aprobar con Infleuncity @BTshell

4.- Crea una red de cuentas

Tienes ya una cuenta potente. 3 o 4 mil followers ganadas con el plagio o la técnica del ‘Followback’. Sí, esta mierda aún funciona. Sigues con un bot a 200 cuentas al día y el 5% de estas te devolverán el follow por pura cortesía. Luego sòlo tienes que dejarlas de seguir y quedarte con las incautas. Aquí cuentan cómo hacerlo.

Una cuenta no es suficiente si no tiene más de 50k. Empieza otra vez y crea otra cuenta. Ahora te será más fácil porque contarás con el apoyo de la primera para la autofelación: copiarte a ti misma (es lo único que sabes hacer, recuerda). Crea otras cuentas con temáticas variadas y autoretuitéate con la primera cuenta. La progresión será logarítmica y pronto tendrás un red potente para vivir de un cuento construido a base de robar contenido.

Hay grados y grados en este duro arte de la copia. Puedes ser más sutil dedicando más tiempo y usar a las grandes. Citas históricas o cuadros con títulos graciosos. Lo que tiene que quedar claro es el contacto comercial en tu biografía.

Dos cuentas de una misma red

Dos cuentas de una misma red memesis

De este tipo de cuentas hay infinidad de casos. Por ejemplo  @DaniRoviraTwits, @MrBarneyStynson, @llorandomucho e @incoherencia_ las lleva la misma persona. Casi 800k seguidoreas que pueden aportarte hasta 800€ por campaña si te contrata una agencia. Un poco menos de la mitad si lo haces por precio de plataforma.

Después de crear una red puedes incluso generar una marca, un nombre que recoja tu estilo e invertir un poco en publicidad y en lavado de imagen. Empieza a citar en tu contenido y a ser un poco (no mucho) más profesional. Monta incluso un blog, una App o una Newsletter. Con un poco de suerte hasta te harán un reportaje en un gran medio como emprendedora de éxito. ¡Es que nadie se acuerda cómo empezaron esas webs! Así somos en España. Dando copas a las borrachas.

Todo esto funciona porque a las marcas les suele traer sin cuidado. Para alcanzar la viralidad o tendencia en una campaña de Twitter hay que diversificar mucho las cuentas que la promocionan y esto favorece el descontrol a la hora de filtrar su calidad.

Según me cuenta muy amable por teléfono una de las responsables de Ballantine’s todas las cuentas de esta campaña han sido contratadas por Influencity excepto tres perfiles de verdadero talento que han sido contratados directamente por ellas. Esas cuentas que se han ganado el derecho a hacer publicidad exclusivamente por su ingenio. @Norcoreano, @diostuitero y @gerardotc tienen su propia agencia, pasan de plataformas como Influencity porque gracias a su talento pueden permitirse representarse ellas mismas.

No es el caso de las denunciadas más arriba. A estas cuentas les da igual copiar, plagiar o robar contenido. No son más que buscadores de un negocio oportunista que aprovecha los vacíos de control de Twitter y la connivencia de marcas, agencias y del resto de usuarias. Sí, nosotras también somos responsables al retuitear o compartir ese Gif o montaje divertido de dudoso origen que se nos cruza en el TL.

¿Alguien se cree que estos tres tweets no los ha pagado nadie?¿Quién está mintiendo? Parece una huida hacia adelante de Influencity en toda regla. Nosotras sòlo hemos preguntado por esos tres perfiles para tener un as en la manga. Hay más cuentas plagiadoras que han contratado con Influencity esta campaña de Ballantine’s y se puede demostrar.

La cuenta @quenormaltodo, por ejemplo,… tiene 145.000 followers ganadas a base de material de terceras. Cumple a rajatabla los cuatro puntos que hemos descrito en este artículo. Lleno de vídeos sospechosos sin fuentes, pertenece a una red de cuentas (retuitea mucho contenido de, ¡Oh, sorpresa! @RecopilacionesTW) , tienes muchos tweets con publicidad y no tiene contenido personal porque eso lleva demasiado tiempo y levantaría sospechas.

Pero lo mejor viene al analizar con Tweetdeck su publicación de la campaña de Ballantine’s

¡¡SORPRESA!!

sorpresa

Juzguen ustedes.

¡¡¡Vuelve Proscojoncio!!!

Vía Memesis

-Share this page-
submit to reddit Hire a Professional Programmer

Estudió arquitectura en la Politécnica de Madrid. Creadora y editora de Memesis (Vozpopuli) y Viralizzer.com. Autora del blog kurioso.es y de iniciativas solidarias como La España Fantasma.

compartí, discutí, comentá

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

17.144 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Loading Facebook Comments ...