Medios y discográficas: una artista denuncia cómo articula el mainstream contra la cultura

‘Las discográficas registran tu nombre como marca para que no puedas usarlo sin su permiso’ entre otras denuncias en un vídeo publicado la artista española El Niño de la Hipoteca que no podés perderte.

Más allá de lo que diga esta nota, te recomiendo ir al final y darle play al vídeo, incluso sin leer este texto, que sólo redunda en lenguaje técnico.

Todavía no sabemos qué pasará en el futuro, pero desde hace unos años las artistas del globo que lograron romper el cerco del mainstream vienen sufriendo constantes ataques. El hecho de que a partir de redes sociales o antisociales las artistas -y cualquier persona- pueda comunicarse con su público y lograr que su obra sea conocida por cualquier persona conectada a Internet ha reducido enormemente el poder del mainstream como agente operador/controlador.

Tal vez pueda parecerte algo exagerado, pero no lo es para nada. El principal punto de ajuste del mainstream sobre la sociedad es colocarse entre el público y las artistas, a quienes coaccionan de distintas maneras, pero fundamentalmente de dos: las disqueras y productoras actúan como agentes financieros del arte, como su poder es enorme, además cuentan con legislación que las favorece para apropiarse de las artistas y de su obra. Ahora, las herramientas que permiten a la sociedad comunicarse por fuera de los medios tradicionales han quitado de en medio a las agentes de financiamiento. ¿Quién las necesita? Si una propuesta cala en el público, y este público está interesado en una obra, no tiene sentido alguno estar vendiendo el alma por un poco de prensa y la posibilidad de vivir de nuestro trabajo. Existe una tercera pata: los estados que dejan librada la producción artística directamente al mercado. Desconozco la situación de otros países, pero en Argentina la cultura como sector económico productivo no cuenta con ningún tipo de regulación que la entienda como una actividad productiva. Esto hace que las artistas se encuentren desprotegidas. Sé que existen la ley de la música y otras iniciativas similares, el punto es que ese reconocimiento de derechos se ve todavía trunco porque se trata de legislaciones clientelares en sociedades donde el pueblo ni delibera ni gobierna, por lo que por más legislación que exista, si no se tienen políticas transversales a las gestiones y que tiendan a empoderar el sector terminan no sirviendo de nada.

El Niño de la Hipoteca es una de esas artistas que rompen el cerco. Los motivos son varios y si te ponés a escuchar su trabajo seguramente lo notes. Pero al mismo tiempo es una de las referencias obligadas si te ponés a mirar qué está pasando en países como España, donde el mainstream es todavía más fuerte. Gente como El Niño de la Hipoteca, El Kanka, Antílopez, Mundo Chillón y Canteca de Macao -entre muchas otras propuestas- está cambiando la lógica del mercado y reemplazándola por una que beneficia al sector ya que en lugar de recostarse en tu sueldo y destrozar a las ‘competidoras’ que puedieran tener, impulsan una lógica cooperativa entre pares y entienden al público como destinatario de su arte antes que como un billete con patas (que es lo que suelen ver las discográficas) . ¿Cómo? Simplemente subiendo su material a Internet para que esté al alcance de quien quiera encontrárselo. ¿No te hace ruido que las discográficas sigan peleando para encarcelar a las que compartimos cultura y al mismo tiempo sean las propias artistas las que liberan su material? ¿Por qué sucede esto? Porque funciona.

Youtube y Spotify parecen ser los canales principales de difusión. Hay que tener en cuenta que el negocio de estos canales es similar al de las discográficas, con el matiz de que en lugar de cobrar a las artistas cobran al público. Youtube cobra con tu identidad, Spotify además de trackearte vende un servicio premium. ¿Cuál es su negocio? Estar en medio. Quieren que si querés escuchar música lo hagas exclusivamente a través de sus plataformas.

El asunto es que, a pesar del carácter centralista y prohibitivo de sus negocios, estas empresas saben que lo que las beneficia es el público de las artistas, por lo que se esfuerzan en siempre estar a disposición. Hoy te invitamos a ver una explicación de esta situación de la mano de El Niño de la Hipoteca. Lo hacemos por varios motivos: el primero es que Guiu (así se llama el Niño) asume un riesgo muy grande denunciando las prácticas de las corporaciones. El segundo es que para que existan artistas como Guiu es necesario que tengan un público que las siga, que las apoye. Y eso estamos haciendo. Un vídeo por demás interesante con el que vas a poder conocer más detenidamente cómo operan estas empresas, qué buscan y cómo se están gestando nuevas formas de producción cultural en el globo, aunque estados y corporaciones sigan en el eterno 69 en que conviven.

Desde aquí ¡aplausos!

-Share this page-
submit to reddit Hire a Professional Programmer

Periodista, ex directora de algunos medios, ex docente, ex trabajadora, ex uberante. Productora musical, militante social, murguera, programadora, diseñadora. Hacker. @PabloLozano13

compartí, discutí, comentá

Deja un comentario

Loading Facebook Comments ...