Una web para bajar una, dos, tres, muchas películas (¡gratis!)

La guerra contra la cultura libre que están librando las corporaciones está recrudeciendo. Sí, esos rejuntes de gente que busca ganar dinero a costa de las artistas y del público y para eso transforma en íconos mundiales a artistas como Shakira o las hermanas Olsen, esas propaladoras de éxitos efímeros de dividendos millonarios y contenido mediocrizante están torciéndonos el brazo. Por eso es mi importante o dejar de compartir cultura, porque esa es la forma de batallar contra gente de tan repugnante y antiética calaña. Hoy te invitamos a probar un servicio de streaming de películas y aunque te parezca extraño, te proponemos hacerlo como un acto de militancia.

Las halcones del copyright están golpeando cada vez más duro y de forma más estratégica. El cifrado de Spotify (y su terrible éxito), el streaming en general está matando la cultura de compartir, porque su resultado inmediato es que no tenemos música ni control sobre ella. Si se cae YouTube, durante esos segundos, el 70% de la música que se escucha online desaparece. Grave, ¿no? ¿Y por qué desaparece? Porque el negocio de YouTube, Spotify y afines es que no tengamos control ni acceso a la cultura sin pasar por su control. O es con ellas o nada. Y eso no podemos permitirlo. Por eso hoy es más importante que nunca seguir combatiendo en esta pelea, y esta pelea por la cultura libre, se da bajando y compartiendo, que es justamente lo que no quieren que hagamos.

Hoy te invitamos a probar VidMasta, una web que lleva varios años ocupando un lugar similar a Popcorn Time, una de las webs predilectas por las usuarias que gustan de ver cine online y que no se preocupan por hacer más millonarias a las millonarias ni a la gente que hace de este un mundo peor. A ésas, hay que tirarlas abajo y sepultarlas (metafóricamente).

La mejor opción para acceder al cine hoy no son las salas (donde están estas personas que nos acusan de delincuentes por querer ver una película por la que cobran el 10% de la canasta básica por una butaca) sino la red BitTorrent. Las descargas directas son geniales y efectivas, y permiten ver en dispositivos no conectados a Internet, pero tienen el defecto de no poder estar seguras de la calidad de lo que estamos bajando, porque mucha gente sube material y no lo cataloga debidamente. Así aparecen películas filmadas de una pantalla, con sonido tomado del aire de la sala, dobladas al horrendo español (cosa que impuso la dictadora Francisco Franco, por si te sirve el dato) y otras cuestiones similares que afectan la cultura. Imaginate si en lugar de ver un cuadro vieras la foto del cuadro. No una reproducción, la foto del cuadro en la pared. No estás viendo una obra, o mejor, la obra es esa foto del cuadro. En el mejor de los casos se trata de una intervención. Esto no podemos permitírnoslo porque hacemos que lo que compartimos sea de calidad inferior, y además se lesiona una obra (en caso de que no se la intervenga deliberadamente, y muy a decir de esta redactora). Realmente no existe diferencia entre doblar una película y filmarla de nuevo con actrices que hablen el idioma que se va a doblar. ¿Te parece que no está bueno dejar de ver a Al Pacino? ¿Y por qué vas enmudecerlo y poner la voz y la expresividad de otra persona?

Dejando los estudios culturales de cafetín del párrafo anterior (aunque hay un texto muy interesante sobre la pasibilidad de lesión artística de un tal Benjamin, te lo recomiendo), el FBI y agencias similares andan por ahí rompiendo los índices desde los que descargamos cultura, pero muy a su ritmo. Por suerte todavía no son capaces de tirar abajo la enorme cantidad de temporadas completas de series que están a disposición, porque la réplica es altísima. Estamos creando una norma: siempre alguien va a subir lo que queremos, y si no lo encontramos, lo haremos nosotras mismas.

VidMasta lleva más de tres años funcionando y se muestra como una mezcla de Popcorn Time, Ares y jDownloader. Luego de instalarlo, configurás un puerto abierto en tu router (algo análogo a abrir una puerta en el router y trazar una vereda hasta tu computadora). Tras esto, sólo resta buscar la película que querés ver, descargarla y esperar a que el streaming haga su trabajo. VidMasta incorpora VLC Player, software libre de punta para multimedia (y uno de los más usados en el mundo). Otra de sus características -y una muy interesante por cierto- es que te permite seleccionar entre distintas resoluciones con el objetivo de lograr un mejor desempeño en dispositivos antiguos o en redes con un ancho de banda reducido.

Uno de los bemoles es que utiliza Java, un software que deberíamos dejar de utilizar y que el mundo está abandonando, por lo que esperamos que pronto VidMasta modifique esta característica ya que torna muy vulnerables a las usuarias y no estamos llevando adelante una actividad libre de vigilancia, por lo que reducir el riesgo y aumentar la seguridad son dos necesidades prioritarias.

Si te estás preguntándote por qué no es un software popular. La respuesta es simple: esta gente te cobra 20 dólares por la activación. De igual manera, el problema no es pagar, sino a quién, deberías tenerlo en cuenta. Por ejemplo, podrías hacer una donación a este medio que publica todos los días de forma gratuita y sin cobrarte un sope (y además lo hacemos sin venderte ni vendernos). Digo, para poner ejemplo de cosas en las que podés poner 20 dólares anuales por el hecho de apoyar una propuesta y hacer un esfuerzo por ella.

Volviendo a VidMasta, en caso de que no quieras pagar, tenés la opción de utilizarlo durante un tiempo antes de que te pidan que lo actives. Hasta tanto ¡a bajar y compartir!

¡Happy Hacking!

-Share this page-
submit to reddit Hire a Professional Programmer

Periodista, ex directora de algunos medios, ex docente, ex trabajadora, ex uberante. Productora musical, militante social, murguera, programadora, diseñadora. Hacker. @PabloLozano13

compartí, discutí, comentá

Deja un comentario

Loading Facebook Comments ...