GNU/Linux ¿un fanatismo religioso fundamentalista?

Se trata de un debate necesario, puesto que muchas veces el “purismo” es discutido por nuestras lectoras.

Leemos en desdelinux.net la opinión de la hacker Francesco Diaz, conocida como itali-kun o pandev92, es italiana actualmente está viviendo en España, usa GNU/Linux desde el 2010, ama la política, es de pensamiento liberal, cree firmemente en el “opensource” como la solución para levantar y fomentar el sector informático, tanto nacional como internacional. Es una opinión “opensourcista” modelo y por tal motivo vale la pena debatirla aquí, porque discutiendo sus ideas entablamos/retomamos una charla muchas veces postergada con nuestras lectoras y con tantas otras usuarias de Software Libre en listas de mail, grupos de usuarias, etc.

Espero que sirva para clarificar y para preguntarse algunas cosas, para auto-cuestionarse por qué una usa o desarrolla tal software que puede oprimir a una persona o, en definitiva, si tiene sentido o no ser éticas.

Titula Francesco:

Linux no es una religión

Claro que no, obviamente “Linux” es el núcleo de un sistema operativo libre llamado GNU/Linux, o de Android (aunque en este caso se torna privativo, por lo cual es recomendable utilizar Replicant).

La religión es una actividad humana que suele abarcar creencias y prácticas sobre cuestiones de tipo existencial, moral y sobrenatural.

No hay nada de sobrenatural en el núcleo Linux… salvo por el hecho de que es una magnífica obra de programación, aunque sí hay un aspecto moral que tiene que ver con cooperar para producir algo útil a tus pares, en vez de competir y oprimir. GNU/Linux nos golpea existencialmente en tanto y en cuanto nos dice que tal cosa es ética (liberar) y tal cosa no (oprimir), y nos da un ejemplo enorme de cooperación entre seres humanas… lo cual a algunas personas brinda la esperanza de una humanidad hermandada y feliz, ej.: “si todas juntas construimos esta bella obra colaborativa, entonces podríamos hacer música libre, redes libres, pintura libre, todo libre, etc.

Siempre que entramos a debate, la comunidad linuxera se encuentra dividida en muchos aspectos, uno de ellos y no menos importante, el tema filosófico.

Cuando empecé a usar GNU/Linux, recuerdo que mi Windows 7 funcionaba a la perfección, no había tenido problemas relevantes, simplemente la curiosidad me llevó a probar distro tras distro y a quedarme mucho tiempo con él. Empecé una época en que repetía como lora las palabras de Stallman, estando segura de que esa era la única verdad y como casi siempre, cuando creemos que tenemos el 100% de la verdad, estamos equivocadas, no somos capaces de ver el mundo real, sus necesidades y nos volvemos en una especie de fanáticas religiosas que en cierta medida, nos preocupa más las libertades del software, que las libertades de la ser humana, lo cual es algo exhilarante pero verdad.

Aquí hay un razonamiento que se queda en lo superficial: el Software Libre no habla de las libertades del Software, sino de las libertades de las USUARIAS de software.

Cuando se dice que un “software es libre”, se está diciendo que brinda a la usuaria 4 libertades esenciales, uso, copia, modificación y mejora; pero el software en sí no tiene la capacidad de ser libre o privativo, puesto que no es una sujeto, aunque tiene la capacidad de liberar o privar de libertades a sus usuarias (las sujetos), porque es una herramienta (un objeto). El software no “trabaja para sí”, sino que siempre es el intermediario de relaciones humanas. Puede ser un muro infranqueable, una cárcel, o un campo infinito y el viento.

Entonces, siempre estamos hablando de libertades humanas, y nunca estamos hablando de libertades de objetos. Hablamos de la privación de la libertad que imponen unas sujetos humanas (programadoras) a otras (usuarias) mediante un objeto llamado software, a su vez mediante un hardware.

Si algo he aprendido en los últimos años, es que la verdad depende del lado del cual se mire, y que ninguna la tenemos en su totalidad.

Eso es verdad.

Volviendo a lo que nos atañe, no todo el mundo usa GNU/Linux por filosofía, probablemente la mayoría lo hace por simple y mera comodidad, entre ellas, la comodidad de modificar tu sistema a tu gusto, la comodidad de poder usar diferentes escritorios, la optimización del sistema, y muchos otros por simple y mera curiosidad.

Hay que agregar que, ahora, con la masificación de Android, el sistema operativo de Google que utiliza el kernel Linux, este se emplea también “predeterminadamente” en millones de celulares y tablets. por eso debemos ser cautelosas cuando decimos frases tan altisonantes como:”No debemos olvidarnos del objetivo de GNU!” “Linux es una filosofía”.

Graves, graves errores. Linux no es ninguna filosofía, al menos ya no, el claro ejemplo son la cantidad de empresas que también tienen desarrollos privativos y utilizan Linux para sus necesidades, como Oracle, AMD, Nvidia, Steam, Intel, IBM.

Hasta el partido popular de mi zona, usa GNU/Linux, por necesidad, por no tener que renovar montones de ordenadores y simplemente porque cubre todo lo que se hace, así que no podemos juzgar a quien hace eso.

Lógicamente, no es una filosofía, “La filosofía (del griego antiguo φιλοσοφία, «amor por la sabiduría») es el estudio de una variedad de problemas fundamentales acerca de cuestiones como la existencia, el conocimiento, la verdad, la moral, la belleza, la mente y el lenguaje. Al abordar estos problemas, la filosofía se distingue del misticismo, la mitología y la religión por su énfasis en los argumentos racionales por sobre los argumentos de autoridad, y de la ciencia porque generalmente lleva adelante sus investigaciones de una manera no empírica, sea mediante el análisis conceptual, los experimentos mentales, la especulación u otros métodos a priori, aunque sin desconocer la importancia de los datos empíricos.”

¿Pero quién negaría que el kernel Linux no es desarrollado por “amor a la sabiduría”? Miles de programadoras en todo el mundo (pagas o voluntarias) se levantan todas las mañanas por amor a hacer algo bueno, y eso supone saber más. Por tal razón, muchos hacen Linux o GNU o cualquier otro software libre: por amor.

Yo lo uso porque me gusta, tengo que reconocer que en estos años, he estado arreglando decenas de cosas y he tenido problemas variopintos, que han superado en gran medida a los que tuve en Windows, y aun así lo sigo usando ( drivers nvidia, amd, Intel, muerte de las X, programas que no se ejecutan).

Los problemas que presenta Francisco en verdad no son tan problemáticos: depende de la codicia o necesidad de la usuaria… a veces una puede conformarse con un desempeño gráfico decente en vez de instalar un driver privativo que pone en riesgo nuestra seguridad (puede contener puertas traseras) y seguramente daña nuestra libertad. Fíjense sino el caso del código de Intel que genera números al azar predecibles, los cuales permiten a la NSA espiar a las usuarias que no desactiven tal función.

Nuestra usuaria “contrincante” del día continúa su protesta en contra de los fantasmas del “fundamentalismo” en base a confusiones entre libertad del software (algo que no existe) y libertad de la ser humana (algo que es esencial).

He aprendido que la libertad de la ser humana, está por encima de la libertad del software y me voy a explicar. Muchas veces he oído esta frase, sobre el software privativo “el software privativo te vuelve esclava, acaso permitirías que las personas se vuelvan esclavas?”.

Si, como propone ella, ser libre significa dejarse oprimir u oprimir a las demás, va en contra de toda lógica y se parece más a un fanatismo que a una filosofía razonada.

¿Qué tendría de malo intentar ser 100% buenas?

Quiero redondear este artículo con una idea: ¿qué tendría de malo intentar ser 100% buenas? Quizá nadie en la tierra lo haya logrado hasta ahora, pero tener en cuenta la vida, los hechos, las actitudes y las ideas de personas como Gandhi, Chomsky, Stallman, Camus, Laura Gutman, Alicia Moreau de Justo y otras mentes que iluminaron nuestros caminos no debería darnos vergüenza ni hacernos creer que la persecución de un ideal o la búsqueda de lo puro y lo ético es algo reprochable.

Quienes defienden las medias tintas en este sentido (no intentar más que ser un poco malas, ser parcialmente buenas, ser una mediocre, conformarse con lo que «existe») no hacen más que propagar las ideas de las «poderosas» que comienzan y financian las guerras económicas y militares.

-Share this page-
submit to reddit Hire a Professional Programmer

compartí, discutí, comentá

Deja un comentario

Loading Facebook Comments ...