Sin Privacidad no hay Libertad

Hace muchos años ya venimos advirtiendo de la más antisocial de las redes. Aparte de este medio, son muchísimos los colectivos que alertan sobre el manejo de los datos por parte de Facebook, entre ellos podemos destacar a NODO50 que en 2012 inició un debate con los varios colectivos de izquierda que asilaban en sus servidores y que fue muy debatido dentro de colectivos como Riseup (proveedor de correo privado a activistas).

La principal critica al uso de la red de los partidos y organizaciones sociales, es que Facebook es la tecnología más extendida, barata y accesible para vigilarnos implementada por el sistema, y cuenta con nuestra más profunda estupidez por lo que somos nosotras las proporcionadoras de la información sobre nuestras compañeras de lucha y nuestras organizaciones. Permitiendo a Facebook establecer relaciones, perfiles ideológicos y asociaciones de activistas para llevar a cabo acciones contra el sistema.

Es incomprensible que las direcciones de partidos de izquierda, en un país donde las militantes fueron desaparecidas en varios periodos consecutivos, pero especialmente durante el último, la dictadura cívico militar genocida conocida como Proceso de Reorganización Nacional y que ocupó el período que va del 76 al 83 del pasado s.XX, adhieran de forma tan liviana a una red donde su fundadora, Mark Zuckerberg sostiene que la privacidad ya no es una norma social, vende a los servicios de información de al menos un centenar de estados nuestros datos gentilmente e inocentemente cedidos. Todo esto comprobado y denunciado por compañeras y colectivos de lucha hermanas durante los últimos veinte años.

No hace mucho una de las CEOs de Google, Eric Schmidt decía: “Si estás haciendo algo que no quieres que otra gente sepa, quiza no deberías hacerlo en primer lugar”, es casi lo mismo que repitió la Ministra Garré y su sucesora Rossi cuando fueron interpeladas sobre “Proyecto X”, del que hoy todas se guardan de preguntar en qué anda.

Pareciera que la izquierda y las organizaciones sociales ignoran que la red “nos vigila”, que cada vez que tocamos enter y enviamos un correo, una agente del sistema recibe un aviso de que nuestro correo. No es muy “inocente” que digamos. Es como si nuestras direcciones y compañeras de lucha, creyeran que vivimos en Disneylandia.

Hace un tiempo atrás cuando discutíamos esto en la Asamblea del PPArg (Partido Pirata Argentino) envié un correo con mi usuaria y pass a mi correo y cuenta de Facebook, como ejemplo de que si íbamos a estar en las redes y no teníamos nada que ocultar podíamos decirnos e intercambiar todas nuestras usuarias y claves. Realmente espero que todas tengan algo que quieren sea sólo su secreto, porque si son tan legales y correctas son robots, no humanas.

Lo que hice fue una estupidez, si todas lo hiciéramos correríamos el riesgo de ser totalmente escaneadas, de ser necesario nuestras identidades suplantadas y hasta podríamos ser acusadas de crímenes originando correos desde nuestras casillas que nunca escribimos, pero no podríamos demostrarlo.

Eso es lo que todas hacemos al poner nuestras identidades en manos de empresas como Facebook, Google, Yahoo, Ask, YouTube o twitter: estamos cediendo nuestra privacidad a una empresa que la venderá a la mejor oferta. ¿Como creen ustedes que estas empresas generaron sus millones si todos sus servicios son gratuitos?

¿Adivinaron? Sí, vendiendo nuestros datos.

Esto, compañeras, no es Disneylandia, es el Gran Hermano. Sin Privacidad no hay Libertad.

Si hoy un estado represor y genocida, quisiera reeditar los genocidios de los 50s-80s, sólo les bastaría revisar nuestras redes sociales, donde cualquiera tiene un par de centenares de seguidoras que coinciden ideológicamente.

Pareciera que la izquierda y las luchadoras ciudadanas creen que esa es una asamblea virtual donde todas dicen lo que piensan y se protejen unas a otras, cuando en realidad es un campo de concentración donde nuestras conversaciones son escuchadas y vistas desde las torres.
Cuando una militante habla en Facebook, no sólo se delata, exponiendo su ideología de manera transparente, sino que delata estructuras, comisiones de lucha dando al sistema toda la información para detenerlas, desaparecerlas, mantener el mundo en su formato actual.

También delata sus debilidades, sus afectos, sus lugares, su recorrido intelectual y cartográfico, por lo que su clandestinidad en caso de tiranía es un secreto conocido por todas. No es raro que ante la imposición de una tiranía, hoy sea tan fácil encontrar a sus opositoras y eliminarlas.

Esta redactora ve a internet como un territorio en conflicto donde los ciberactivismos y los hacktivismos son la continuación del activismo analógico, por eso veo con preocupación a las ciberactivistas y militantes comprometidas de la izquierda que están hipnotizadas por las redes sociales del sistema y las pantallitas de sus móviles con WhatsApp o Telegram, siendo todas aplicaciones vulnerables y vulneradas de antemano por sus propias desarrolladoras al servicio de ‘los servicios’.

Sé que quién escribe esta nota y otras anteriores urgiendo a la militancia a cerrar sus cuentas en Facebook, Twitter, Google, Yahoo, Live, Ask y otras de moda sostenidas por empresas que venden sus datos. Donde las usuarias son mercancia y producen la renta millonaria que las sostiene. No sólo es y ha sido usuaria de las mismas redes, sino que por su necesidad de difusión publica sus notas que son replicadas en esas mismas redes y aparte tengo una posición privilegiada como usuaria de redes federadas, donde me organizo con mis compañeras en tareas de hacktivismo. En redes muchas veces montadas por nosotras, donde muchas se ganan la vida como admines y desarrolladoras de la web, donde muchas han montado servers y alojan organizaciones, como el caso de NODO50.

Pero, es fundamental que las compañeras entiendan esta realidad y protejan su intimidad.

No publiquen su vida en la web.

No publiquen fotos de sus hijas y amigas.

No vinculen su vida familiar a su vida política.

Todas tenemos algo que ocultar.

El estado considera peligrosas muchas de nuestras actividades, aún aquellas que garantiza nuestra constitución.

Borre su cuenta en las redes privadas y organícese con sus compañeras en las redes federadas como los nodos de GNU Social o del mismo NODO50 o Diáspora, y los servicios de Riseup u Open mailbox entre otros que son sostenidos por colectivos compañeros. Aquí en Argentina contamos con Nodo Sur como referente de apoyo a nuestra lucha.

Esto ya no es sólo una novela de Orwell, sino una realidad constante.

FUENTES

http://wiki.gnusocial.net/doku.php?id=nodos_publicos_gnusocial
http://eligepod.piesnegros.org/
https://radioalmaina.org/2016/04/autodefensa-informatica-11-murieron-con-el-facebook-abierto/
http://info.nodo50.org/Tenemos-que-hablar-de-Facebook.html
https://quitter.no/galleguindioramirez
https://help.riseup.net/es

-Share this page-
submit to reddit Hire a Professional Programmer

Periodista, ex directora de algunos medios, ex docente, ex trabajadora, ex uberante. Productora musical, militante social, murguera, programadora, diseñadora. Hacker. Directora de RevistaPPP.com. @PabloLozano13

compartí, discutí, comentá

1 Comment to Sin Privacidad no hay Libertad

Deja un comentario

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

17.293 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress

Haz click aquí para enviar un comentario desde gnusocial.net

Si tienes un usuario en Array podrás comentar directamente. Si tienes un usuario en otro nodo de GNU social, tienes que seguir al usuario tribunahacker para que la conversación aparezca en tu nodo y poder comentar desde ahí.

Loading Facebook Comments ...