Cómo aumentar el rendimento de la batería (básico y avanzado)

Uno de los karmas de los celulares es que nos dejan a gamba a la primera que pueden. Si justo estás esperando un llamado importante, tenés un accidente, no encontrás a alguien o lo que fuere, es muy probable que tu teléfono termine quedándose sin batería en ese momento. Parece una ley de Murphy, tal vez debería serlo, no importa. El caso es que hoy te damos algunos consejos para aumentar la autonomía de tu teléfono.

La migración al universo smartphone ha sido y es dolorosa. Pasamos de las semanas de duración de la batería -como pasaba con los Nokia 1100 que además siempre tenían antena- a las paupérrimas duraciones de los teléfonos ‘inteligentes’ (que de tales no tienen nada, convengamos). La autonomía de los smartphones es algo pendiente.

El aumento del tamaño de la pantalla, el promedio superior a las 5 pulgadas -y más-, resoluciones que rozan los 4K, CPUs y GPUs cada vez más potentes, la cantidad de módulos de conectividad y geolocalización, las nuevas característica del NFC, la cantidad de sensores que se agregan… todo eso lleva a mayores consumo de batería. Así que si te compraste un teléfono con ‘todo nuevo’ pero la batería de la versión anterior, andá preparándote para que la batería te dure 20% o 30% menos.

Uno de los puntos más complejos es que una gran batería, no sólo aumenta costos, además aumenta mucho el peso de un teléfono, y esta es una de las razones por las que las baterías nunca alcanzan. Hay un estándar tácito que merodea las 20 horas de uso combinado (esforzado y en stand by), pero… ¿podemos obtener un mejor rendimiento?

Consejos básicos para aumentar la autonomía de tu teléfono

Nada consume más que una pantalla multitáctil. Ajustar el brillo es una de las primeras cosas que tenemos que hacer si queremos aumentar la autonomía. Podés usar la función de brillo automático que utiliza sensores de luz ambiental para ajustar el brillo de la pantalla. Pero es una función bastante fulera cuando el sensor falla o el teléfono está muy cargado y termina demorando mucho, incluso impidiéndonos usarlo. Y sí, si tenés el teléfono en el bolsillo y lo sacás para responder una llamada a plena luz del día, probablemente el sensor falle y termines no viendo qué hay en la pantalla.

En mi caso, esta función sólo me ha traído infelicidad, por lo que he optado por bajar la luminosidad a un punto medio/bajo, lo que arroja un muy buen desempeño, aunque no sea automático (que no siempre es ‘mejor’, lo ‘mejor’ es lo que resuelve tus problemas, nada más). El sólo hecho de bajar la luminosidad a algún punto inferior al máximo, va a darte muy buenos resultados.

Planes de Energía

Los sistemas operativos móviles cuentan en su totalidad con administradores de batería y todas las fabricantes ofrecen distintos modos de energía que colaboran con mejorar la duración de la batería utilizando distintos modos de ahorro que pueden activarse cuando no necesitemos un buen funcionamiento del smartphone. En mi experiencia, puede servir para emergencias, pero nadie quiere un teléfono equipado para no poder usarlo por que la batería no dura un suspiro. Si ni siquiera el modo ahorro te funciona… podés probar el modo avión, que transforma tu teléfono en un ladrillo caro y bonito, pero prácticamente no consume batería.

Conectividad

Este, junto a la pantalla, es uno de los aspectos centrales. Los teléfonos tienen una capacidad de conectividad impresionante, pero esto hace que gasten mucha batería. Si bien el WiFi y/o datos móviles son casi imprescindibles (sin casi: lo que hace que tu smartphone lo sea, es su conexión a Internet), hay otras funciones de conectividad como GPS, Bluetooth o NFC que no tenés por qué tener todo el tiempo encendidas. El modo avión funciona principalmente limitando este tipo de conexiones.

Bloqueo de pantalla

Como te decía, la pantalla es uno de los hardwares de los smartphone que más consumen tu batería, por lo que configurar un bloqueo que nos resulte cómodo reduce notablemente el consumo. No sugiero tiempos porque esto es muy personal, pero prestá atención a cuánto tiempo permanece encendida la pantalla de tu teléfono luego de que dejás de utilizarlo. Tener la pantalla encendida por que sí no tiene ni sentido ni utilidad, por lo que hacer el ajuste del tiempo de bloqueo de la pantalla es una buena idea, porque además estamos desperdiciando recursos de forma innecesaria.

Configuraciones específicas para las Apps, Widgets, Gadgets y demás

Los widgets son aplicaciones similares a los gadgets de escritorio, que en sistemas como Android facilitan el acceso a funciones y además proporcionan información visual. Son útiles y atractivos peo conviene utilizar sólo los que verdaderamente necesites ya que además de recursos en general, succionan mucha energía a nuestras baterías. Un buen ejemplo de este consumo es el que tienen la mayoría de las apps destinadas a clima y meteorología, ya que están constantemente utilizando el paquete de datos.

Sincronizaciones y automatismo

Una función interesante para muchas personas es la sincronización automática, y gusta tanto que sincronizan todo: servicios de mensajería, correo electrónico, almacenamiento en la nube y todo lo que se pueda. Aumentar el intervalo de actualización (esto es: cada cuanto las apps se ‘fijan’ si hubo cambios como mensajes, emails o similares) mejora bastante el rendimiento. Si te ponés a pensar, son realmente pocas las aplicaciones que requieren verdaderamente una actualización constante e inmediata. Allí ya la decisión es tuya: o más batería o actualización constante.

Doze (Android 6.0)

Una de las funciones más interesantes de Android 6.0 está destinada a mejorar la eficiencia energética y reducir el consumo aumentando la autonomía de la batería. Para esto establece prioridades de consumo, especialmente cuando el aparato está en reposo. Permite una gran personalización, lo que redunda en una gestión inteligente de la energía mediante la detección de movimiento. Si tu teléfono no se mueve -literalmente- durante un tiempo, las apps dejan de funcionar, aunque algunas de funcionamiento crítico (como las que nombramos en el punto anterior) seguirán funcionando.

Dos de uso avanzado: Kernel y brillo de la batería

Android es un sistema abierto, y hasta existen versiones como Replicant que son además libres, esto permite añadir y quitar funciones de acuerdo a las necesidades de las usuarias y no del mercado (una de las contradicciones más estúpidas del modelo de negocios es que mercado y usuarias por lo general necesitan cosas distintas). Esto hace que haya una gran oferta de versiones de Android alternativas (se llaman ROMs) para una importante cantidad de terminales. Algunas se enfocan en rendimiento y si tu karma es la batería está bueno probarlas. Lo mismo sucede con los kernels (núcleos del sistema: se dedican a ‘interdialogar’ entre el sistema operativo y el hardware físico del aparato), algunos vienen muy optimizados. Es cuestión de probar. Esto claro, requiere rooteo y acceso al bootloader.

Brillo de la batería

Cualquier teléfono te permite controlar el brillo de la pantalla, pero hay algunas herramientas avanzadas que van más allá. Una de esas es Lux Lite, que permite sobreescribir los niveles de brillo automático y ponerlo por debajo del brillo por defecto.

Quedan más posibilidades, estas son todavía más avanzadas, e incluye modificar las frecuencias de trabajo de tu CPU y la GPU, así como el voltaje, pero de eso hablaremos en otro momento.

¡Contanos tu experiencia, con estos consejos y sumá los tuyos también!

¡Happy Hacking!

-Share this page-
submit to reddit Hire a Professional Programmer

Periodista, ex directora de algunos medios, ex docente, ex trabajadora, ex uberante. Productora musical, militante social, murguera, programadora, diseñadora. Hacker. Directora de RevistaPPP.com. @PabloLozano13

compartí, discutí, comentá

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

17.151 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Loading Facebook Comments ...