Anonymous: los casos más resonantes

Habrás notado que los sábados posteamos notas que datan de otros tiempos, algunas incluso podés haberlsleído. La de hoy no es la excepción, la ponemos porque creemos que tiene un contenido valioso, y son notas que redactamos cuando este diario aparecía como suplemento del diario digital MDZol.com, por lo que nos parece muy bien ponerlas también en este servidor para que no se pierdan en caso de que ese diario cierre o decida borrarlas. De paso, hacemos más liviana la tarea que hemos asumido de publicar todos los días algo que nos parezca tan interesante decir como para que alguien quiera leerlo. Dentro de poco cumpliremos 3 años en los que no hubo ningún día en que parar.

Desde sus inicios Anonymous se ha manifestado de una forma muy humana. Por tratarse de una red conformada por personas, el tamaño y consecuencia de sus acciones varía dependiendo de cuántas hackers actúen en simultáneo. Las actividades que te detallamos aquí no sólo fueron resonantes, fueron importantes y participativas.

Respuesta ante la clausura de Megaupload

¿Me vas a decir que nunca bajaste nada de Megaupload? Ahora el portal está recién recuperándose y casi no existe en nuestro país, pero en su momento fue un gran foco donde compartir cultura. Pero tené cuidado: Kim Dotcom (la dueña de la actual Mega.co.nz) llamó a dejar de usarla bajo la acusación de que está infiltrada por el gobierno neozelandés.

El 19 de enero de 2012, el FBI cerró el portal de descargas motivado por acusaciones de infracción de derechos de autora. En el operativo, fueron arrestadas siete personas, las cuales podrían enfrentar una pena de hasta 50 años en prisión. Anonymous, entonces, se dedicó a voltear varios sitios web, entre ellos el del Departamento de Justicia de los EEUU (no es poca cosa, ¿eh?) y el de Universal Music Group.

Como frutilla del postre, el 24 de enero consiguió gran parte de las canciones de Sony Music y también varios videos y los puso para descarga gratuita, dando por inicio -según Anonymous- a “la guerra cibernética mundial” ¿no será mucho?

Defendiendo la libertad de información: Wikileaks

“No pasa nada, nadie pasa,
solo una banda militar,
desafinando el tiempo y el compas.”

Operation Avange Assange

¿Se acuerdan de Wikileaks, no? Hace un tiempo, durante el año 2010, estuvo en boca de todas: las novedades sobre la organización eran tapa en cualquier diario alrededor del globo.

En el momento en que EEUU decidió dar de baja el sitio de Wikileaks, cortarle los fondos y perseguir a su ideóloga Assange por revelar documentos que comprometían la falsa idea de democracia que el país del norte quiere dar al mundo, Anonymous salió en su defensa e inició un ataque (Operation Avenge Assange) contra todas las empresas que habían suspendido los servicios de donaciones: Amazon, MasterCard, Vida, PayPal y hasta un banco suizo.

El 8 de diciembre más de una hacker gritó “iujuuuuuuuuu” frente a su computadora cuando los sitios de Visa y MasterCard dejaron de ser accesibles, tal como pasó hace poco con los de la Fórmula 1.

¿Se imaginan el daño económico y de imagen que produjo esto a tales empresas? Y no sólo esto, hasta la página del ministerio sueco fue suspendida cuando Julian Assange fue arrestado en Inglaterra.

Defendiendo la copia de material cultural

“Hay un horrible monstruo con peluca
que es dueño en parte
de esta ciudad de locos;”

McDown

Ante un ataque de la industria cinematográfica india contra sitios web que compartían películas libremente, la respuesta del colectivo fue la “Operación Payback”, mediante la cual iban a dar de baja el sitio de quienes se encargaron del trabajo sucio en primera instancia, pero como eso ya había sido realizado por otra hacker anónima, todas las energías fueron puestas en atacar las organizaciones que defienden los llamados “derechos de autora” como la IFPI o la MPAA.

¿El resultado? 30 horas sin poder acceder a esos dos sitios e incluso a muchas otras web asociadas con la idea de que la cultura no es un bien social libre.

Kiss me Simmons!

“hace que baila con la banda en la ruta,
pero en verdad les roba el oro
y les da unas prostitutas”
Oh… kiss my…

En medio de todo esto, en el año 2010 un miembro de la banda de rock Kiss “se puso la gorra” y solicitó a las compañías discográficas que tomaran medidas muy agresivas contra aquellas que copiaran canciones libremente. Como los cañones de la Operación Payback tenían muchas municiones aún, se dirigió la atención hacia los dos sitios personales del músico de Kiss: simmonsrecords.com (¡es imperdible el logo!) y www.genesimmons.com, los cuales fueron inaccesibles durante un día y medio. Simmons no escarmentó y osó decir que los miembros de Anonymous terminarían en la cárcel, ante lo cual volvieron a atacar las webs y las dieron de baja.

Cantemos juntos:

“Entonces mírame a mi,
tratando que se muevan esos pies,
bajo la luz tocando hasta el amanecer.
No te quedes en casa
porque el baile va a empezar,
quiero verte otra vez.”

Operación Sony

Esta fue una de las movidas más resonantes de Anonymous entre las más jóvenes, dado que atacó directamente el servicio de las fabricantes de las PlayStation, quienes habían iniciado acciones judiciales contra las usuarias “Geohot” y “Graf-Chokolo”, las cuales lograron hackear la PS3 (cosa que atentaba con el negocio de los videojuegos).

El 7 de abril, dos días después, Anonymous anunció que detenía sus ataques contra Sony porque estaba perjudicando a las usuarias de PlayStation, pero lo peor ocurría un mes más tarde cuando, durante el segundo ataque, fueron robados todo tipo de datos personales y bancarios de más de 100 millones de jugadoras online, demostrando lo poco confiable del sistema. De todos modos, posteriormente.

Anonymous se desligó del asunto aduciendo que no apoyan el robo de tarjetas de crédito: están preocupadas por la erosión de la privacidad, el crecimiento del feudalismo corporativo, el abuso de poder y las justificaciones de las ejecutivas y líderes que se consideran a sí mismos inmunes a nivel personal y financiero.

Es decir que quizá este último ataque fue realizado por personas que quisieron desacreditar al colectivo hacker.

Canon digital en Argentina

Las empresaraos de la música nos querían cobrar por cada CD/DVD o pendrive que compráramos, independientemente del uso que le diéramos, un impuesto extra para alimentar sus abultados bolsillos, que además nos presuponía posibles delincuentes. El dinero no iría en su mayor parte para las auténticas creadoras: las artistas.

El 28 de junio de 2011 los senadores Miguel Ángel Pichetto y Rubén Giustiniani presentaron un proyecto de ley para imponer el canon digital, fruto del lobby ejercido por SADAIC y CAPIF. La iniciativa generó un fuerte rechazo a través de las redes sociales, momento en el cual Anonymous se sintió con suficiente apoyo popular como para inhabilitar por varias horas los servidores del Senado de la República durante la madrugada del 29 de junio.

La acción dio resultado: el proyecto retornó a la Comisión de Legislación General del Senado, donde sería analizado con mayor profundidad.

La historia aún está por escribirse

Aunque algunas miembros de Anonymous han sido detenidas por el FBI, tal es el caso de Héctor Xavier Monsegur, e incluso este último ha traicionado al colectivo delatando a otras miembros (al contrario del espíritu de Guy Fawkes), no hay forma de frenar lo que sucede.

Es que Internet es sinónimo de Anonymous y es “irremediable”: miles de millones de computadoras de toda clase conectadas entre sí gracias a los protocolos libres ideados por el movimiento del Software Libre, interactuando con miles de millones de personas de todo el mundo con sed de justicia, una crisis económica y política global con el 50% de la juventud española sin trabajo, países enteros que se han venido abajo, juventud sin futuro, sin casa, sin miedo, pero altamente formada por las nuevas tecnologías y el avance de la ciencia en general, la conciencia de los valores democráticos y, por qué no, la diversión que nos une a todas para cantar en armonía y compartir las cosas que nos gustan.

-Share this page-
submit to reddit Hire a Professional Programmer

compartí, discutí, comentá

Deja un comentario

Loading Facebook Comments ...