Una mirada hacker a la distribución

Cuando las hackers hablamos de economía; estamos hablando de distribución. La economía básicamente es para nosotras la ciencia de la distribución, y la discusión económica se basa en la capacidad para lograr la distribución de todo los recursos entre la gente (que de aquí en más llamaré pares).

En un mundo donde las del 1% consumen lo mismo que las del otro 99%; con un 73% que consumen solo un 1 % de todos los recursos distribuidos, hay un serio problema de distribución y es esa -no otra- la causa de la pobreza estructural y crónica.

El gobierno anterior no era una garantía de distribución justa, muy por el contrario se mantenía en una distribución discrecional y clientelista, llegó a vastos sectores de pares hoy excluidos del sistema de distribución, que fue hackeado de forma intempestiva. Un verdadero Force Attack contra la economía de distribución.

El gobierno de la ingeniera Macri ha dado un vuelco a la distribución al sacar los subsidios que beneficiaban a los pares otorgándoles servicios básicos más baratos traspasándole una deuda de aquí en más por esos servicios creciente, mientras beneficia a los impares sacándole las retenciones e impuestos a la riqueza traspasandole una impensable masa de riquezas.

Pero ¿cómo se construye esta distribución distorsionada?

Ante todo debo aclarar que contrariamente a la compañera Stallman que confía en el estado; yo no lo hago porque considero al estado el arma más poderosa de la Gran Hermana, por donde circulan dictadoras benevolentes como fue en su momento la Presidente Alfonsín o Kichner o dictadoras tiranas como fue la Alianza o el Macrismo; a las dictaduras las considero virus, un malware instalado por las corporaciones para alterar el proceso de conquista de las libertades. El estado regula la economía; pero fundamentalmente regula la lucha por la libertad, una libertad real, no la libertad de mercado. Hablamos de libertad como libertad de expresión, no como cervezas gratis.

Hoy Argentina enfrenta nada menos que u$s 239.959 millones de deuda pública lo que es lo mismo al 48% del PBI de nuestro país. Esta deuda era inimaginable hace sólo 100 días atrás, pero aquí está para demostrar la importancia de una distribución de pares, contra una distribución de impares. Esta deuda vence el 50% durante el gobierno de Cambiemos, que insiste en tomar deuda nueva; en vez de instalar una política de canje de deuda a corto plazo por deuda a largo plazo. Una revisión de la política tributaria donde se devuelva a los sectores de mayores ingresos la mayor carga tributaria y a los de menores ingresos la menor carga.

Después el gobierno debería olvidarse de ser bondadoso con las bonistas en litigio, ya que si acordaran nuevas deudas estas elevarían la existente a u$s 250.000 millones o sea más del 50% de nuestro PBI y si sumamos la intención del “Mejor Equipo” de tomar nueva deuda para cancelar los intereses de 2016 y para infraestructura la deuda se elevaría a la friolera de u$s 280.000 o sea el 56% de nuestro PBI. Ahora sigamos con este sencillo ejercicio de sumar y restar la Argentina este año necesita financiar el déficit primario y los intereses de las Lebac lo que ya sumaría la suma de u$s 315.000 o sea el 63% de nuestro PBI, las economistas plantean que no es una deuda preocupante y que se solucionará bajando el gasto público y la suba del deficit primario. También aspiran a que los holdouts agrícolas dejen de retener la semilla y nivelen la balanza comercial hacia arriba. Por personas allegadas a las bolsas de comercio de las principales ciudades (CABA-Rosario y Córdoba) pude saber que el acumulamiento de muestras se ha elevado un 60% sobre las que llegaban los últimos años del gobierno cristinista y según uno de esos allegados estos exigen mayor alza del dólar para liberar la totalidad del grano lo que nos da una idea del papel que jugaron estas corporaciones en la caída de la balanza comercial para destruir la economía de distribución regulada del Kirchnerismo.

Ahora una hacker ve esta deuda como preocupante porque es sinónimo de mayor desocupación en el estado, fundamentalmente los servicios intermedios que contenían las necesidades primarias de las pares: salud, planificación familiar, acceso a la justicia, acceso al conocimiento y la cultura, entre muchos otros. Es un brutal despojo a los pares que se irá escalando según avance está política de no-distribución.

La receta de la Ministra Prat Gay no difiere de la que proponían Cavallo o Murphy; un tipo de cambio alto, abrir la importación, baja del gasto público, y mayor recaudación tributaria. Esta receta en lenguaje para humanas significa una alta suba de precios en los productos de primera necesidad y recursos primarios lo que pondrá cada vez más lejos estos productos del bolsillo promedio y una inflación que sumergirá a un porcentaje alto de la población (fundamentalmente de las provincias pobres del norte, acá cierra el ataque a las organizaciones como la TUPAC AMARU); la quiebra en masa de las industrias nacionales al no poder competir con los productos internacionales, cordones industriales desbastados, los Parques Industriales invadidos por corporaciones extranjeras con mano de obra precarizada; miles de servicios públicos cerrados, el no acceso a la salud, la educación y la justicia por la mayoría de las pares (cosa que está sucediendo en una escala solo comparable con la dictadura) y el encarecimiento de los servicios públicos referidos a energía y transporte. Esta política de no-distribución se basa en el despojo de los pares.

Este gobierno es el gobierno de las impares y las impares exigen control total que se traduce en mayor represión y mayores tasas de ganancias lo que se traduce en pobreza.

La pobreza cero de Cambiemos es la pobreza invisibilizada de las trabajadoras esclavas que trabajan por un sueldo mísero, comiendo carbohidratos para mantenerse activos y acceden a algunos beneficios con una alta inversión de horas extras o sea horas que son saqueadas a familias y amigas.

Las hackers hoy nos vemos en la obligación de reunirnos analógicamente y digitalmente a discutir la distribución y las formas alternativas de liberar la economía regional de los destinos de la economía macrista. Organizar junto a las organizaciones sociales las redes de distribución alternativas y la lucha contra la no-distribución.

Nunca como hoy se hace imperioso que las hackers avancemos en un plan para luchar junto a las organizaciones analógicas y para eso no podemos contar con Anonymous que todas sabemos está en manos de la generación geek que defiende este modelo de no-distribución.

Siempre fuimos legión, nunca olvidamos, siempre fuimos por las culpables, pero no porque fuesemos hackers, sino porque caminábamos junto a nuestros pueblos. Eso nos hace hackers más allá de nuestros conocimientos en informática, es nuestro entusiasmo por un mundo justo, por una distribución que nos haga libres y equitativas lo que nos hace ser lo que somos.

-Share this page-
submit to reddit Hire a Professional Programmer
Walter

Defensora del software libre y el No a las patentes desde 1995. Usuaria de MUSIX-UTUTO-DRAGORA. Miembro de LUNAR (movimiento de software libre argentino disidente de SOLAR). Haklab Barracas. Creadora del Proyecto Hackuelas. Escritora de Ciencia Ficción y de Historias Sociales. http://galleguindioramirez.es/

compartí, discutí, comentá

Deja un comentario

Loading Facebook Comments ...