Anonymous: la traición de la pólvora

“Estas buscando direcciones
en libros para cocinar,
estas mezclando el dulce con la sal.
Vas procurando informaciones
en unas cajas de metal,
estas comprando al mundo en un bazar.”
Charly García – Superhéroes

¿Conocías algo llamado “Bahréin”? Yo tampoco, en árabe significa “reino de los dos mares”. Hace un tiempo las noticias que llegaban por Twitter hablaban de sitios de la Fórmula 1 bloqueados por Anonymous. ¿Por qué? las autoridades de la Fórmula 1 conocían bien la situación de los derechos humanos en Bahréin y de todas formas decidieron contribuir al régimen de opresión de las civiles, “y serán castigadas” declaró la colectiva hacker.

Y así fue nomás: fue imposible entrar en ambos sitios web, la protesta alcanzó su preciado éxito, ahora conocemos algo llamado “Bahréin”, sabemos que se trata de un reino árabe y que parte del pueblo exige el fin de la monarquía.

Las “anónimas” son la llama de las que ocupan Wall Street en EEUU, viven en las entrañas del movimiento 15M en España, son parte de la juventud que protesta en Grecia, o de las desempleadas en Irlanda: no hay una lógica territorial, hacen sus hechizos hackers en Internet, invaden youtube, facebook, twitter, google, se hacen escuchar, a veces detrás de una máscara, a veces dando la cara y poniendo el cuerpo.

Todo ocurre ya mismo: una cadena humana formada por una especie de instinto animal similar al de las hormigas va forjando “ciberataques” alrededor del mundo, sincronizadas, anónimas. ¿Cómo pudo un grupo de nerds formado por diversión convertirse en una de las “personajes” más influyentes del mundo según un reciente artículo de Times?

Es casi imposible no enterarse de alguna protesta del misterioso grupo de “ciberactivistas” sin líderes ni instancias de control. En este artículo pretendemos entender un poco más de qué se trata, cuál es su historia y cuáles fueron o son sus movidas más destacadas.

Historia de su denominación

Se utilizaba y se sigue utilizando, en parte, para incluir fotos o dibujos de “mujeres sexys y hermosas”, siendo predominante la cultura japonesa, los anime, manga, los videojuegos, ¿cosas de adolescentes? Algo así.

La combinación entre la libertad de expresión que permite Internet, las ideas de hackers como Richard Stallman (padre del movimiento del Software Libre) y la crisis económica mundial dieron como resultado explosivo esta idea de un grupo descontracturado, sin líderes, que busca la diversión pero al mismo tiempo pretende que el mundo sea un lugar más democrático, justo, libre o fraternal.

El año pasado el mismo Richard Stallman recibió personalmente un correo manifestando que él había sido una de sus principales inspiraciones, pero antes de que Anonymous se convirtiera en un meme o fenómeno de Internet, existían grupos de hackers y no tan hackers que estaban actuando o esperando el momento exacto para actuar. Si Anonymous no hubiera existido como idea casi de “marca”, “franquicia” o “movimiento social”, de todos modos hubiéramos presenciado protestas en las calles y sitios de Internet realizadas por diversos grupos.

El orígen de la máscara

El surgimiento de los símbolos y medios de Anonymous no puede desprenderse del mundo de las historias e historietas, de las héroes populares, de las superhéroes ahora ya digitales.

Guy Fawkes fue un católico inglés que participó de la frustrada “Conspiración de la Pólvora” en el año 1606. Él y un grupo de católicas romanas descontentas por las severas medidas represivas del rey Jácobo I pretendían hacer explotar la Cámara de las Lores donde se reunirían el monarca, su familia y la aristocracia de más alta alcurnia de aquel régimen. Hawke fue descubierto en una cripta por debajo de la mencionada cámara in fraganti por las emisarias Jácobo. Lo hallaron con barriles de pólvora a punto de detonarse.

¿Y dónde está la gracia entonces, de este frustrado incidente?

Su mayor mérito recae en que pese a ser torturado y azotado por días, jamás reveló los nombres de otras conspiradoras. Después fue ejecutado en Westminster y descuartizado para advertir a otras “traidorea”. La representación en máscara de Fawkes apareció por primera vez en la historieta V de Vendetta de Allan Moore, ilustrado por David Lloyd.

En ella, el enmascarado V es un anarquista y revolucionario (¡cualquier similitud con la forma de actuar de Anonymous es pura coincidencia!) que incita a las ciudadanas a derrocar a un gobierno de ultraderecha fascista (cualquier similitud con la dictadura de los mercados y de las nuevas “nazis” que antes quemaban libros y ahora películas y música, es “pura coincidencia”) que controla a la población mediante un poderoso aparato gubernamental, propagandístico y tecnológico.

Ya durante el año 2006, la adaptación de la historia de Moore es precisamente el filme V de Vendetta producido por las hermanas Wachowski y protagonizada por Natalie Portman como Evey Hammond, la incondicional compañera del protagonista V.

Sin lugar a dudas Anonymous es una expresión de lo malo y bueno del momento que atravesamos. Estamos juntos, expresándonos y participando activamente en acciones concretas que no sólo demuestran nuestro desacuerdo con lo que sucede. Cambian el rumbo en el que vamos y demuestran a las que generan ésta situación para dónde queremos ir y algo mejor: que no vamos a dejar que hagan lo que les plazca. Todavía tiene un rumbo incipiente y puede conservar o no su nombre, pero cualquiera sea el caso: hay que sumarse como algo más que una expectadora. Para ser parte de Anonymous sólo hace falta querer serlo. Todas somos anónimas. El conocimiento debe ser libre.

We are all Anonymous. Knowledge must be free.

-Share this page-
submit to reddit Hire a Professional Programmer

compartí, discutí, comentá

Deja un comentario

Loading Facebook Comments ...