Subversiones: Entrevista a Canteca de Macao

Vamos a hablar de Canteca de Macao, banda de fusión y mestizaje nacida en España hace ya 13 años, que desde sus inicios se destacó no sólo por su fantástico arte, sino porque además, impulsaba que la gente tenga libre acceso a su música poniéndola a disposición en su web desde donde puede bajarse toda su discografía.

Esta entrevista fue hecha en Mayo de 2013, por lo que responde a las situaciones de esa época. Igualmente vale mucho la pena. ¡Seguí leyendo!

NOTA: Esta entrevista puede escucharse en formato de radio, si querés, dale play al reproductor aquí debajo.

Llevo años hurgueteando la red en búsqueda de cosas nuevas. Una vez, escuchando a una scola do Samba brasileña, me encontré con “Qué Pasa” canción que cantaba Canteca de Macao junto con Samba da Rúa y me pareció impresionante. La sorpresa mayor fue cuando buscándolas llegué a su web y podía bajarme su disco completo. Para colmo de “males”, el disco era impresionante.

Tuve el gusto de poder hablar con dos de ellas: Ana Saboya, compositora y cantante de la banda y Zulo (Javier Rodríguez de Zuloaga), quien tiene un rol muy particular: es el malabarista de la banda. Aquí nuestra charla.

Realmente un honor.

Me parece importante para quienes están de este lado del charco arrancar la nota preguntándoles ¿qué es Canteca de Macao?

Ana: Pues, la verdad que Canteca de Macao es una especie de familia que se vive muy intensamente y que nos dedicamos a hacer música. Tenemos una historia muy peculiar que nos diferencia de otras bandas que puedan escucharse y que se vinculen un poco al tipo de música que hacemos nosotros. Es una banda en la que que siempre hemos intentado renovar musicalmente, renovar la manera de hacer las cosas, aprender, una banda humilde.

¿Y la banda tiene algún objetivo en particular? me parece que tienen una propuesta muy clara, muy bien parada, que tiene un costado artístico pero que también tiene un costado político y social fuerte.

Ana: Bueno las letras en realidad responden a momentos que hemos vivido y en los que se formó la banda que era una época en la que estaba todo el mundo protestando con el no a la guerra. Hemos vivido convulsos socialmente, además desde la universidad, entonces hemos estado socialmente implicados en muchas cosas y eso se ha reflejado en la música. A mí me da un poco de miedo cuando nos engloban como una banda política. Somos una banda sensible a las cosas que pasan al rededor y que escribe sobre ello. Pero no escribimos exclusivamente de política. Yo creo que más que política nos interesa a nivel social, lo que pasa con la gente, lo que le pasa a la gente y lo que le preocupa a la gente. Pero vamos, también tenemos letras de otras cosas y no nos cerramos las puertas para hacer otras música un poco más intimista, que hablen de sentimientos. Nos gusta no tener ningún límite a la hora de escribir ni a la hora de hacer música. Por eso también un poco el concepto de Canteca de Macao es especial.

En esto de no tener limites. Siempre que las he presentado me ha costado definirlas, se me ocurría la palabra “fusión” como un concepto para esto, si cabe el término. ¿A ustedes les parece que hacen fusión o no corresponde la casilla?

Ana: Sí claro. Es que se le ha puesto muchos nombres y ninguno nos ha molestado nunca. Claro, fusión porque fusionamos muchos estilos de música. Mestizaje pues también porque fusionamos estilos de música de distintas partes del mundo. No nos ofende ninguna etiqueta porque hacemos lo que queremos. Que la gente le llame como le quiera llamar.

¿Qué músicos y qué músicas los inspiran?
Ana: como somos nueve locos de la música, cada uno te puede decir una cosa. Yo si te hablo de mí te puedo decir que escucho muchísimo. Ahora estaba haciendo una lista en Yotube y he pasado por Martirio, por Muse, por Estopa, por La Mala Rodríguez. Por los delincuentes. O sea que en realidad yo creo que nos gustan las cosas que están bien hechas y que tienen raíz. Yo creo que lo que une todos mis gustos musicales, ya que estoy hablando yo, es que tienen raíz, que tiene como cultura, como solera, que están como apegados a la tierra, que pertenecen a una rama fuerte de la gente, de una población que ha intentado explicar algo.

Zulo, bueno a los dos. ¿Cómo es que hay un malabarista en la banda? ¿cómo fue eso?

Zulo: Pues. Un poco también de circunstancias. Igual que como decía Ana, que eran épocas socialmente convulsas aquí, con el no a la guerra, con mucho activismo contra el gobierno de entonces pues también era época de estar en la universidad, y en la universidad con muchas horas de césped, con la guitarra, hablando y cantando ahí afuera. Algunos hacían música y otros estábamos allí con los malabares y cuando la cosa pasó un escenario pues yo también pasé al escenario.

Ana: (interrumpe) Que se acopló! (risas) Se acopló. Estábamos, había música en la calle, mucha gente tocando y nosotros estábamos allí formando parte de ese movimiento. A los primeros integrantes de Canteca los conocimos así, no es que hicimos ningún casting musical. Estábamos expresándonos así y los que estábamos por allí que decidimos juntarnos para hacer este proyecto nos los encontramos en el camino. Y dentro de ése camino y de esa plancha de gente y de compartir cosas y artes en distintas disciplinas, porque Canteca de Macao siempre se ha relacionado con gente que se dedica a muchos tipos de arte: con ilustradores, con gente de teatro, con gente de clown, gente de cine, y pues allí entre ellos estaba Zulo con su arte de los malabares. Él se acercaba, le gustó el proyecto y empezó a colaborar con nosotros y la verdad que desde el principio de los tiempos es uno más.

Es una propuesta mucho más abarcativa. Es arte para ver y para vivir.

Ana: empezó siendo así, yo creo que empezó siendo así, pero creo que ahora estamos más concentrados en ser una banda de música (risas). Sí, joder, empezó siendo así. Madrid, la plaza de las artes todo empezó de una manera muy bonita.

Hoy es habitual encontrarse con bandas que suben sus discos a la web como una cuestión de difusión. Pero ¿cómo fue hacerlo hace 13 años?

Zulo: pues en principio también por una cuestión de difusión y empezó también igual con algunos grupos que habíamos visto que lo hacían, pero muy minoritarios como el Círculo de Willis y cuando se grabó la primera maqueta pues fue la opción de llegar lo más rápido posible al mayor número de gente. Y era eso, una maqueta una demo, y tampoco había el medio de este de “oh dios mío es un disco, estás perdiendo ventas” como era una maqueta se colgó. Y el año que pasó hasta que se grabó el primer disco la maqueta tenía miles y miles de descargas permanentemente. Entonces al a hora de grabar el primer disco se planteó que si estaba teniendo tan buen resultado lo de la maqueta pues hacerlo también con el disco. Ahora vemos que no era tan mala idea, a nosotros nos funcionó y hay mucha gente que lo está haciendo, le está funcionando, pero en aquel momento la gente nos tenía como unos locos y el seguir haciéndolo pues hemos aceptado vender menos discos de lo que se habría poder vendido pero igual se ha llegado a más gente.

¿Y nunca pensaron que perdieron algo?

Ana: Es que cuando nosotros empezamos no teníamos ninguna pretensión profesional. No teníamos claro que quisiéramos levantar la banda a algo profesional, a vivir de esto. Nosotros empezamos experimentando y sin ninguna necesidad de nada, nada más que las cosas que necesitábamos expresar en ese momento llegaran al mayor número de gente posible. Entonces a través de la red pudimos tenerlo. De otra manera habría sido imposible. De hecho nosotros el primer festival que hicimos, que es uno de los más importantes aquí en España, la primera vez que fuimos a este festival que para nosotros era como un sueño, porque no nos lo habíamos planteado nunca, fuimos sin disco. La gente nos conocía sin tener un disco, sin haber pasado por un estudio profesional, con medios y habiendo editado y lanzado un disco. No existía. Había material nuestro grabado, pero era todo muy amateur. Y luego además en esa época me acuerdo que el Zulo, que es el que es experto de internet, miraba y nos decía “que han escuchado nuestra maqueta en China, que han escuchado nuestra maqueta en no sé donde” , como que son cosas que no te las podías plantear. Si no hubiera sido por colgar el disco, por la maqueta.

Pasa mucho que cuando una sube algo a internet: está supeditado a lo que haga la gente con lo que uno hace. Me nombras lo de China, ¿pero qué otras cosas les sorprendieron de lo que hizo la gente con lo que estaban subiendo?

Zulo: a mi sobre todo una remezcla de un tema de hip hop con “Los Hijos del Hambre”, que es un grupo de rap de Barcelona, y aquello nos lo encontramos. De repente nos encontramos en Youtube un tema que es un remix, que alguien está sampleando tu música, pues es alucinante.
Ana (interrumpe): Además el tema mola un montón (risas). Es que es importante. Luego a mi me mola que la gente se hace vídeos con los temas, con las fotos de sus colegas, vídeos que representan lo que para ellos representa el tema. Uno de los vídeos más vistos de Canteca es “Los hijos del hambre no tienen mañana”, uno que hizo alguien, no me acuerdo como se llama
Zulo (interrumpe): Osvaldito Amor
Ana: Y lo hizo y es de los más vistos. Y eso esta muy guay.
Zulo: Después ves vídeos de otras bandas, tocar algún tema en directo, gente que se graba en casa tocando un tema con la guitarra, con el cajón o con el bajo.

¿Y qué opinan de los derechos de autora?

Zulo: los temas de Canteca sí que están sujetos a derechos de autor. Por un lado está el libre acceso, pero por otro está lo que sería la editorial o el publishing y la realidad aquí es que en el momento en que tu música empieza a sonar, por ejemplo en radios, o apareces en televisión, o vas a conciertos que tienen mucho público estás empezando a generar. Y la entidad de gestión mayoritaria aquí, la SGAE, lo recauda. Entonces ahí el no entrar a ese juego significa que estás renunciando a ese dinero, pero la SGAE sí que lo está recaudando y se lo está quedando en un fondo de no reclamados. No va a otros autores ni a fondos generales. Y encima con esos fondos ha habido muchísimos casos de corrupción aquí en España. De hecho hay parte de la cúpula de la SGAE que estuvo implicada que está en la cárcel o camino de eso. Entonces nosotros ofrecemos la música con libre acceso, pero por otro lado están los derechos y si alguien hace un uso comercial y está ganando dinero con la música, tiene que pagar.

Ana: tiene que darnos nuestra partecita. Si generas dinero con nuestra música, tienes que darnos nuestra parte porque la hemos hecho. Como te comentaba, empezamos sin pretensiones profesionales, pero ya empiezas a trabajar de esto y ya la cosa cambia. Llevamos 10 años dedicándonos a esto cuerpo y alma, es nuestro proyecto principal y llega un momento en que te planteas que tienes que vivir de esto si quieres hacerlo bien y seguir avanzando, si quieres hacer algo de calidad. Y renunciar a unos derechos que se van a generar sí o sí no nos parecía una opción. Aunque también tengo que decir que nosotros nos registramos en SGAE porque nos dijeron que era la única manera que había para poder fabricar copias de los discos. Y había que pagar, porque hay que pagar un canon a la SGAE, y nos inscribimos. Me acuerdo que nos íbamos a tocar a no se donde, y fui a firmar. Pero luego de firmar empezamos a leer lo que firmamos, nos entró un poco el miedito, y fuimos a intentar deshacernos de la SGAE, pero era complicadísimo. Al final nos quedamos, pero todo empezó así. Con esto te quiero decir que tampoco lo pensamos mucho. La parte del razonamiento en cuanto a nuestra postura sobre la industria vino después. De quién hace dinero con esto, de lo que supone trabajar en esto, de los derechos sociales de los que carecemos como gremio musical en España, te vas dando cuenta de muchas cositas de cómo funcionan y te vuelves más avispado y dices “lo que es mío, es mío”.

Por supuesto, de algo hay que vivir y mucho mejor si se puede vivir de lo que se está haciendo, en el caso de ustedes música. Hace poco, trabajando en una radio, le pregunté cuánto pagábamos de derechos de autora a la contadora, y me dijo que pagábamos $87, que es ridículo. Entonces llamé a SADAIC y les pregunté que por qué pagábamos tan poco. Y me contestaron que pagábamos un canon y que la plata que pagamos va a un fondo común del que cobran las “más escuchadas”. Entonces, yo las ponía a ustedes en la radio y ganaba plata Shakira. Lo cual me parece un total insulto y me parece una forma de robo si cabe el término.

Ana: es que así pensáis en Argentina (risas)
Zulo: aquí nadie iría a preguntarle a la SGAE por qué paga tan poco. Las radios no pagan poco, un medio de comunicación paga una cantidad considerable, pero no excesivamente alto en cuanto a sus ingresos. Los medios pequeños están forzados y no tienen capacidad de negociación entonces pagan mucho más. Encima todos esos medios independientes no tienen ni pueden entregar a la SGAE el listado de qué música ha sonado para que se reparta, entonces pasa exactamente lo mismo. Va a los que más generan. Y como además el voto entre los autores es en base a cuánto generas, no es un autor un voto, es complicado que cambie. Aún así parece que luego de los escándalos hay intención de cambio,pero está por verse.
Ana: sabes lo que pasó?

Algo de unos créditos era o algo similar

Zulo: con los fondos de no reclamados, ése fondo común del que hablábamos, montaron una red de teatros y se metieron a comprar teatros y en operaciones inmobiliarias por valor de 300 millones de euros, con sus amigos. Aparte, todo lo que es inversión en nuevas tecnologías para mejorar la eficacia y la gestión y la objetividad y la optimización, se le encargó a las empresas de algunos de los directivos de la SGAE que cobraron varios millones por tecnologías que nunca se desarrollaron. Con lo cual en 10 años no ha habido ningún avance tecnológico, se han metido en operaciones inmobiliarias por 300 millones de euros y de eso a los autores: nada. Ahora se ha destapado y parece que hay cambios y que van para la cárcel.

Ana: Y hablando de lo que estabas diciendo tú, es que en España, lo que supone trabajar en la música, hay una visión muy distinta. La apreciación del arte, o la manera que tiene la industria de funcionar, la industria musical está muy supeditada a la economía. A lo que se genera, al que más vende, al que más personas mete en las salas, eso es así. Aquí cuesta muchísimo que valoren el arte y la música como parte de la cultura. Aquí la música está englobada en el ocio, no en la cultura, entonces tienen mecanismos muy empresariales, muy capitalistas, que dependen de la oferta y la demanda. Y la voluntad de preservar la música o darle cobertura brilla por su ausencia. Sobre todo si eres un grupo minoritario, que haces música complicada, que entiende menos público, y que genera menos dinero. Las discográficas forman parte del entramado industrial económico pero tampoco las veo culpables de nada. Han intentado echarnos una mano cuando se ha podido y cuando visto que no ganaban suficiente dinero con nosotros. Y nosotros hemos dicho “pues bueno, si como no generamos dinero no nos apoyáis, pues nos vamos” y hemos dejado una multinacional como la Warner.

Zulo: yo no las veo culpables de que le vaya mal a los grupos. Si no culpables de su propia desgracia y de su propia caída y de cómo han perdido un volumen de negocios descomunal en los últimos 10 años. En el fondo, los grandes estafados por las grandes discográficas siguen siendo millonarios. Al que le han quitado un millón de euros, también se ha quedado con una buena parte. Si a gente que vende mucho, la discográfica le ha quitado mucho, pues entonces no me llegan a dar pena. Y los pequeños proyectos que no venden mucho, es que las discográficas aunque el artista cobre muy poco, terminan perdiendo dinero. La gran mayoría de los proyectos de las discográficas pues son deficitarios para las discográficas.

Ana: Y no hay que olvidar que las discográficas empiezan por gente que se interesa por la música y quiere sacarla y darla a conocer. Warner en su día apostó por nosotros. La discográfica lo que hace es ponerte dinero antes, para que tu puedas grabar el disco de puta madre, con una calidad que te cagas, tener difusión, invierten en tí pasta y luego claro, cuando venden los discos quiere recuperarla. Quiero decir que para mí las discográficas no son las mala de la peli, forman parte de una peli que está mal planteada. Y que en este caso, si hay que culpar a alguien yo culparía a los organismos institucionales de que no se encarguen de preservar el arte, de que dejen morir arte minoritario cuando forma parte de la cultura y nos enriquece a todos. Porque todos sabemos lo que es ponerte una canción y que se te pongan los pelos de punta. O ponerte una canción que te recuerde a lo que sea, que te lleve a otros lugares. Ése valor que es el que para mí tiene la música, es el que no está respaldado a nivel público y a nivel institucional, que es lo que se hace en muchos sitios, no me estoy inventando nada.
Hay falta de voluntad política y yo creo que hay cierto sectores políticos que tienen demonizada a la cultura como un nido de gente de izquierdas, y que va contra ellos. Está claro que en España la derecha no mira con buenos ojos a la cultura y que la tiene totalmente demonizada.

¿Hay algún motivo detrás de las instituciones que deberían encargarse del arte y no se encargan? ¿o es simple negligencia?
Ana: el económico.
Zulo: es un factor puro y meramente económico capitalista, hay falta de voluntad política y yo creo que hay cierto sectores políticos que tienen demonizada a la cultura como un nido de gente de izquierdas, y que va contra ellos. Está claro que en España la derecha no mira con buenos ojos a la cultura y que la tiene totalmente demonizada.
Ana: yo creo que parte de la valoración, si es que al final es todo lo mismo porque podemos hablar de las instituciones, pero están formadas por personas que son las que las llevan adelante. Aquí el problema es que las personas, la mayoría de las personas, no valoran la música como tal, lo valoran como ocio.

Bueno, pero tampoco hay que olvidarse que el ocio es un derecho de las personas.

Ana (ironiza y ríe en alusión a la crisis actual en España): pues aquí de eso sabemos muchísimo! Ya te digo.

¿Ha sido un camino simple el del último disco? ¿Ha sido fácil? (la banda autoprodujo su último disco “Nunca es Tarde” a través de crowfounding)

Ana: No, no ha sido fácil. Nos pilló en el momento en que nos fuimos de la discográfica. Fue un momento convulso para la banda y necesitábamos un cambio. Necesitábamos renovación pura, hacer otra cosa y plantear las cosas de otra manera porque veíamos que se nos hundía moralmente el barco. Y luego de irnos estuvimos pensando de dónde conseguir dinero para grabar el disco, y decidimos hacerlo mediante crowfounding. Pusimos el proyecto para que la gente nos apoyara, en una página que se llama lanzanos.com, que son de Madrid, y lo explicamos, la gente empezó a poner el dinero. En el crowfounding se pone un monto mínimo que necesitas para tu proyecto, y si no se consigue en un determinado tiempo, el dinero que hayas conseguido se devuelve a los que lo pusieron, si lo consigues, te lo gastas en el proyecto. Lo hicimos todo nosotros. Fue una locura, llamamos a nuestras madres, a nuestros tíos del pueblo para que pusiera todo el mundo y lo conseguimos. Y así lo hicimos, el disco se llama “Nunca es tarde” y es a nivel musical el disco que más nos gusta, nos tiene muy conformes.

Es como pararse frente a una página en blanco, ¿no? ¿No se asustaron cuando se encontrar con esa responsabilidad?

Ana: no sólo nos asustamos, somos unos kamikazes. Si no conseguíamos ése umbral, no grabábamos el disco. Saltamos y cuando estábamos cayendo estábamos viendo si al final había alguien tejiendo la red. Y afortunadamente, al final había red abajo, pero toda esa caída fue jodida. Implicó mucho trabajo. Pero es que somos unos aventureros (risas). Nos metemos hasta las orejas, y nos da igual.
Zulo: igual la parte de la financiación, que era la más kamikaze, la más nueva, pero en lo que es la otra parte, era un volver a lo que habíamos hecho sin tener ni idea, hace diez años pero esta vez sabiendo.
Ana (sonriendo): Sobre todo Zulo que es el más ideólogo.
Zulo: No, pero también en la parte musical, luego de haber grabado la primer maqueta en la que no sabes ni afinar, a los últimos discos en que la parte de preproducción se hacía en el grupo, ha habido mucho aprendizaje. Ahora mismo hay mucha más capacidad. Hay gente del grupo que tiene estudios caseros y en sus estudios y está grabando a otros grupos. Todavía no hemos hecho el kamikaze total de grabarnos nuestro propio disco en todos los aspectos, pero espera!
Ana: pero espérate!
(risas)

¿Recomendarían esto a otras bandas?

Zulo: pues si no tienes quien te ayude, pues es la única opción. Pero si tienes alguien que te ayuda, siéntate con él, plantéatelo, con cuidado. Pero el problema ahora para muchas bandas es que es el único camino.
Ana: yo no lo recomiendo mucho (risas)
Zulo: hablo de la autoproducción en general, si hablas del crowfounding, y si no hablas del crowfounding me parece algo muy arriesgado y que hay que tener mucho cuidado. El número de horas de trabajo es el equivalente a trabajar en otro lado y guardar el dinero.

¿Cómo es hacer cultura en un momento como el que pasa España hoy?
(risas)
Ana: es una pregunta así en plan madre, porque mi madre me decía lo mismo, ¿sabes? Yo creo que hay que ser muy valiente para dedicarte a esto, para meterte en el plan en el que estamos nosotros hay que ser muy valiente y muy constante, hay que tener la premisa de que tu vida va a depender de eso, de ese sueño. Si hay un mes en el que has cobras muy poco y que no tienes para pagar el alquiler, sabes que es porque estás viviendo como quieres vivir por ese sueño y si no, dedícate a otra cosa, paga el alquiler tranquilamente y tómate unas cañas, sabes? (risas) Pero hay veces que no se puede. Implica el sacrificio de tu vida en pos de ese sueño. Que si lo miras desde otro lado es lo más bonito que hay, porque es estar viviendo tu sueño todo el tiempo, pero tiene subidas y bajadas. Con lo cual yo diría que para hacer cultura hace falta amar muchísimo lo que estás haciendo, porque sino está muy jodido el tema (risas).

¿A qué le canta Canteca de Macao?

Ana: Joder. Muchas cosas. Es que también somos dos compositores en la banda y cada uno le canta a sus cositas. Pero creo que le cantamos a lo que nos motiva, a la música, al amor, a la vida, al levantamiento de la gente, a la conciencia, a la alegría, a la lucha. Le cantamos a muchas cosas. A todo los sentimientos profundos humanos. Que las letras a veces sean fáciles de entender, siempre tienen una doble lectura. Son más profunda.s Al menos yo cuando escribo, escribo cosas que las lees y se entiende fácil. Pero si lo lees otra vez, si lees entre líneas, más profundo, tienen un contenido amplio, profundo yo creo. No sé (sonríe).

Me quedan dos preguntas, una medio difícil, que la dejo para después, y les tiro la primera, que es cuándo van a venir a Argentina, porque la vez que vinieron por lo menos yo no me enteré

Ana (riendo): ésa no es la difícil? Joder, me estás acojonando con la otra. Pues cuando haya alguien de allí que quiera llevarnos para allá
Zulo (interrumpe): sácanos un vuelo a Mendoza
(risas)
Ana: queremos volver, sabes que estuvimos en el Pepsi Music, hace unos años.

Sí, pero me enteré por las noticias. Sería bueno que vinieran y armar una gira por el país. Me gusta oír que les gustaría venir.

Ana: nos encantaría. Cómo se llama el medio kilo de carne que comen allí? el filetón?
Zulo: la pieza más grande que se puede comer?

El bife de chorizo.

Ana: eso! tú tenías quebrados a los Canteca con eso.
(risas)

Les hago la pregunta difícil y es que me gustaría que elijan dos canciones con las que armar dos bloques para publicar el audio también de la entrevista.

Ana: Ponte, “Bellas”, la versión del décimo aniversario, que está sólo en Youtube de momento,
Zulo: con Amparo Sánchez, de Amparanoia

Ana: y la otra completa, “La Rubia Perfecta” que la estrenamos éste miércoles (la nota la hicimos un lunes)
Zulo: además el vídeo es con todos los fans. Con todo lo que han grabado ellos en sus casas, hemos montado el videoclip
Ana: se han grabado los fans en sus casas, haciendo bailes, cantando, haciendo performances, y con eso hemos grabado el videoclip, y el otro es con Amparo Sánchez, con Amparanoia.

Realmente es un gusto haber hablado con ustedes, les mando un abrazo grande.

Ana: nos encantaría volver a Argentina, quedamos enamorados.

Un placer y hasta siempre.

-Share this page-
submit to reddit Hire a Professional Programmer

Periodista, ex directora de algunos medios, ex docente, ex trabajadora, ex uberante. Productora musical, militante social, murguera, programadora, diseñadora. Hacker. @PabloLozano13

compartí, discutí, comentá

Deja un comentario

Loading Facebook Comments ...