¿Por qué Facebook renunció a cobrar u$s1 anual por WhatsApp?

Hace varios años que usamos WhatsApp y la idea de que eventualmente comenzarían a cobrarnos u$s1 al año se encontraba latente, y hasta era un temor entre la mayoría de las personas. El asunto es que en ningún momento escuché a alguien decir que no pagaría ese dólar al año para seguir utilizando el servicio. Esto es lógico, en muchos países este dólar anual no representa una gran suma (aunque en otros sí, y es una suma tirana), en realidad el monto fue diferente para cada país. Por ejemplo, en Europa el precio anual de la app era de 1 euro. Pero sorpresivamente, Facebook, la empresa que posee WhatsApp, decidió dejar de cobrarlo. ¿Por qué?

Resulta extraño que una multinacional que no cobra a sus usuarias por sus servicios, pero que sólo en 2015 facturó 18mil millones de dólares, renuncie a ganar con un par de clicks alrededor de 1000 millones más al año. Las responsables de la filial de Facebook descartaron la alternativa de publicitar la red (incorporar adds) para monetizar el uso. Algo que desde aquí nos lleva a festejar, pero también insistir: si no estás pagando por un producto, en Internet, el producto sos vos. Así que si no te cobran, es porque te están vendiendo. A vos te venden. No te confundas.

La empresa, que es una de las más agresivas y estratégicas del planeta, optó hace unos años por comprar WhatsApp, y también intentó hacerlo con SnapChat. La razón es simple: estaban quitándole terreno a la red antisocial de Facebook y comprándola, no sólo evitaría la competencia, al mismo tiempo ganarían dinero por esos emprendimientos que, contrario a la empresa de Zuckerberg, estaban y siguen en auge.

Al momento de la transacción, Facebook desembolsó 19.000 millones de euros, linda cifra ¿no? Una puede preguntarse si se la compró por el número de usuarias o el modelo de negocio, pero resulta más clara la interpretación que sostiene que el problema es de competencia. La conversación entre jóvenes y conocidas comenzó a trasladarse a WhatsApp porque ya nadie confía en Facebook, producto de que conoce el nivel de exposición al que la red obliga, además, todas somos conscientes de que nos están vendiendo, por lo que en tiempos de espionaje global y venta de personas, a nadie le gusta ponerse en la fila que te garantiza ese trato. Amigas, compañeras de trabajo, familia, lo que fuera, se organiza y comunica de manera más fluida, íntima e inmediata que en Facebook. Todas esas son decisiones de la empresa, por lo que no se trata de una situación desconocida por la gigante de las redes antisociales. El esquema de permitir en una, prohibir en la otra y dominar la dos se asoma entonces como una respuesta mucho más lógica.

Tener a mano a todas tus contactos resulta mucho más simple y efectivo. Paralelo a esto, hay que diferenciar el origen de una empresa y otra. WhatsApp a diferencia de Facebook surge como una aplicación móvil, por lo que su funcionamiento y aplicación cuentan con “ventaja”, ya que Facebook amaneció en una Internet que ya no existe y orientada a computadoras, un universo que producto de la masificación y abaratamiento de smartphones hoy se ve bastante morigerado. Sin ir más lejos, alrededor del 60% de las consultas de la web hoy son móviles, simplemente porque hay más móviles que computadoras.

Pero WhatsApp podía sustituir una gran porción de la actividad de la que se beneficiaba Facebook, pero al comprarla, pudo borrarla del mapa. Al mismo tiempo Facebook suma una batería de apps de primera línea: WhatsApp, Instagram, Facebook Messenger y Facebook, un combo más que agresivo. Lo extraño aquí es que según los balances publicados por la empresa sólo en 2014 WhatsApp arrojó casi 200 millones de dólares de pérdida, pero se trata sólo de una arista dentro del abanico dispuesto y esas pérdidas no significan nada importante para Facebook que comprando la competencia -e invirtiendo en no tener competidoras 200 millones anuales- obtuvo beneficios de 2.600 millones de euros/año. Imaginate que si esa empresa tuviera sede en Mendoza, esos 200 millones de “pérdida” al año, con una facturación de 2.600 millones/año, no llega a ser ni a cubrir lo que pagaría de Ingresos Brutos.

Entonces, ¿a qué apuntan?

Lo fundamental es no tener competencia.

¿Por qué no cobran?

Por que no lo necesitan. Si cobran y algunas usuarias dejan de utilizar la app, lo que le resta dominio de mercado a Facebook y acrecienta las pérdidas de la empresa.

Sin embargo todo gira entorno de la inclusión de comerciantes directamente sobre nuestros teléfonos. ¿Viste? Todo siempre puede ser peor. Según ha estado estudiando la empresa, WhatsApp es una herramienta que potencia el propio esquema de negocios de Facebook. ¿Y cuál es el esquema de negocios de Facebook? Esa me la sé y es simple: la información de las personas. Esta información es el punto de mayor tensión en la empresa, es la razón por la que todo funciona, y WhatsApp cabe perfectamente dentro. Pero si te empiezo a cobrar por venderte probablemente no quieras pagarme. Pero además, la compra de WhatsApp por parte de Facebook pudo haber sido una compra preventiva para que esta red y sus millones de usuarias no fueran adquiridas por Google, que también se dedica a vender personas.

De igual manera, la penetración que logra Facebook desde todas sus apps, son una enorme fuente de ingresos, pero al mismo tiempo, significan una llegada individual a la vida de cada persona. En esto hay que hacer hincapié: una computadora es una línea directa a la vida de tu familia. Un celular, es la puerta de tu vida personal, y eso, se vende más caro.

Por otra parte la posibilidad de innovar que tiene en una y otra plataforma, han llevado a la aparición de las videollamadas en WhatsApp, algo que obviamente apunta a destronar a Skype, que junto a Facetime dominan el campo de las videollamadas, lo que colaboraría con incluir estas apps en el universo empresario y profesional, y con esto ampliar todavía más las fronteras, lo que a posteriori expande todavía más el mercado de la empresa.

Si no estás de acuerdo con todo esto, o te parece demasiado perverso, acordate de que siempre podés dejar de usar todas esas aplicaciones y proporcionarle información falsa, para que los intentos de venderte no lleguen a buen puerto.

¡Happy Hacking!

-Share this page-
submit to reddit Hire a Professional Programmer

Periodista, ex directora de algunos medios, ex docente, ex trabajadora, ex uberante. Productora musical, militante social, murguera, programadora, diseñadora. Hacker. @PabloLozano13

compartí, discutí, comentá

Deja un comentario

Loading Facebook Comments ...