Hackear la educación, antes de que sea tarde

Podemos aceptar que la educación crea la continuidad sistemática del mundo como lo conocemos. La educación educa para la nación, para la guerra, para la producción, para la sumisión y la obediencia al sistema. La educación en sí ya fue hackeada por pedagogas al servicio del poder.

Las hackers, durante años, hemos advertido que las democracias han sido hackeadas por un grupo de poderosas, verdaderas corsarias que saquean desde nuestras libertades hasta nuestros ahorros. Pero este concepto es demasiado extraño para la mayoría de las ciudadanas del mundo globalizado y no lo consideran como una posibilidad. Nos acusan de paranoicas, de creer en complots mundiales y de estar turulecas de tanto leer código.

Durante los doce años de gobierno K, hemos criticado las distintas políticas educativas implementadas por mantener lazos con las corporaciones como Microsoft, porque la mayoría de las que participaban en los proyectos estatales, eran a la vez dueñas o miembros de empresas proveedoras del sistema educativo, por que estamos convencidas de que una capitalista va a priorizar sus ganancias a las necesidades educativas del país. Hemos dicho que el Plan Conectar Igualdad debía profundizarse, debía ser totalmente libre, que digitalización de la educación no era sinónimo de mejoramiento educativo. Y seguimos diciendo lo mismo.

Durante los últimos dos años hubo una campaña de la oposición, contra una educación con ideología. Esta editorialista explicó en varias notas una idea que denominamos HACKUELAS y esa idea es una educación con ideología. ¿Por qué? Porque una educación sin ideología es un error, si una maestra no puede enseñar el concepto de libertad como lo opuesto a libertad de mercado, el concepto de autonomía como el opuesto a capitalismo, el concepto de independencia como lo opuesto a dependencia, esa educación esta diseñada para formar ciudadanas sumisas, no mujeres libres.

A pesar de la deficiencia de muchas políticas kirchneristas en educación, mantenía una línea política que formaba sujetos y no objetos de la historia. Eso no continuará bajo la era de Macri.

Macri en campaña dijo en su cuenta de Twitter “No habrá cambio posible si no cambiamos la educación de verdad”, y proponía ampliar el umbral educativo a los 3 años.

Insistía dejando claro que borraría todo lo hecho: “No importa qué tan buenos sean los cambios que impulsemos, no importa cuánto dinero gastemos en obras, no importa que nuestra economía crezca, no importa que se desarrollen las economías regionales, nada prosperará a largo plazo si de verdad no cambiamos la educación que están recibiendo ahora los estudiantes argentinos” (el machismo lo puso ahí Macri).

El cambio de la educación que están recibiendo las argentinas se definió en Davos, donde Macri se reunió con Sunny Varkey, fundadora de Gems Education Management Systems (GEMS), una de las redes más importantes del mundo que ofrece servicios a instituciones educativas, y con la CEO de Microsoft, Satya Nadella. Ambas propusieron asistir y diseñar políticas educativas, que van de la mano con el vaciamiento de contenido que está llevando a cabo CAMBIEMOS.

Microsoft dará al país computadoras y servidores gratis a cambio por supuesto de obtener el beneficio de convertirse en la proveedora principal del gobierno y GEMS se hará cargo de asesorar a los docentes, calificarlos y prepararlos para formar ciudadanas sumisas de un país dependiente, satélite de los EEUU.

No es casualidad que cambien las figuras de Eva Duarte, Rosas y el Gaucho Rivero por animales. Esta política apunta a vaciar de contenido la identidad de las argentinas. Tampoco es casual que las reparticiones estatales afectadas por los miles de despidos o por los cierres sean las que tienen acción directa en la cultura, la educación y los derechos humanos. Se apunta a una uniformización de la educación en dos sentidos la que enseñará a las hijas de las clases populares, sin ideología, sin identidad, sin memoria y otra procapitalista para las clases acomodadas.

El ingreso de GEMS y MICROSOFT al sistema educativo reforzará los lazos de las universidades con las entidades financieras y las corporaciones, permitiendo que estas puedan servirse de las investigaciones hechas por estas y de sus mejores investigadoras. El estado será vaciado de sus científicas.

La fundadora del Movimiento del Software Richard Stallmann viene advirtiendo de la política de beneficiencia de MICROSOFT hace 30 años; comparando esta política con la que ejecutaba una marca de cigarrillos en la puerta de las escuelas secundarias, regalando cigarrillos. Es gratis pero es malo, porque encierra un doble daño: los próximos cigarrillos deben comprarlos y daña la salud. Lo mismo sucede con el software privativo: los programas que corren sobre windows deben comprarse y encierran un daño a las libertades de la usuaria.

Según Frei Beto, fraile dominico y pedagoga brasilera, abandonar la educación ideológica es un error terrible; “desde el punto de vista humano lo más fuerte fue no cuidar la organización popular, el trabajo de educación ideológico y allí entra en juego José Martí porque él siempre se preocupó por el trabajo ideológico” (el machismo es cortesía de Frei Beto).

En el caso de CAMBIEMOS esto no es un error: es una política previamente diseñada para aislar a las organizaciones sociales, para dejar a las comunidades en un afuera permanente.

Pero este no es un problema originado con Macri. Este es un problema que originaron los gobiernos anteriores al ceder ante los sectores que proclamaban quitar la ideología de las escuelas. Como nos dice Frei Beto: “No se politizó a la nación, no se hizo un trabajo político, ideológico, de educación, sobre todo en los jóvenes, y ahora la gente se queja porque ya no puede comprar carros o pasar vacaciones en el exterior” (el machismo es cortesía de Frei Beto).

Desde nuestro punto de vista; este problema se origina en la función del docente como una agente reproductora de políticas sistemáticas y no como proponíamos desde Hackuelas: un docente inconforme, innovadora, cuestionadora. Hoy los docentes deben elegir si dejarse arrastrar hacia una política educativa privatizadora, procapitalista y de sumisión al poder financiero; o por el contrario resistirse a esta Neoeducación, negándose a formar esclavas e implementar políticas atadas a sus comunidades. Para esto las escuelas deben ser recuperadas por las barriadas, las comunidades y ser todas partícipes de una educación autónoma, independiente y libre.
FUENTES:
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-291062-2016-01-25.html
http://www.infonews.com/nota/275451/evaluacion-docente-y-calidad-de-la-ensenanza
http://www.ieco.clarin.com/economia/Microsoft-ofrecio-Macri-software-estudiantes_0_1508849461.html
http://www.gnu.org/education/education.es.html
http://redcomsur.org/sitio/frei-betto-descuidar-la-educacion-ideologica-grave-error/

-Share this page-
submit to reddit Hire a Professional Programmer
Walter

Defensora del software libre y el No a las patentes desde 1995. Usuaria de MUSIX-UTUTO-DRAGORA. Miembro de LUNAR (movimiento de software libre argentino disidente de SOLAR). Haklab Barracas. Creadora del Proyecto Hackuelas. Escritora de Ciencia Ficción y de Historias Sociales. http://galleguindioramirez.es/

compartí, discutí, comentá

3 Comments to Hackear la educación, antes de que sea tarde

  1. Se trata de un asunto que da para mucha conversación y acción, pero quisiera apuntar un par de cuestiones, por lo menos. Estoy de acuerdo con el grueso de lo propuesto en la nota pero creo que estamos unos pasos atrás de lo que la nota toma como punto de partida. Estamos como estamos porque una gran mayoría de las docentes argentinas despotricaron contra las políticas educativas nacionales de los últimos doce años, en nombre de tradiciones supuestamente gloriosas y enarbolando un discurso muy en línea con el libreto de siempre de La Nación y Clarín, en tanto medios de comunicación portadores del relato del establishment. Como las políticas educativas tenían luces y sombras, había que barrer con todo y en eso está ahora el gobierno nacional. El problema es ideológico porque aún en gentes de perfiles ostentosamente “progresistas” subyace una matriz ideológica neo conservadora, neo liberal que tiene su correlato en la función docente, el planteo de la escuela como espacio de socialización y educación, etc.
    La colonización pedagógica es subsidiaria de la colonización ideológica en general, en todos los frentes. Hackear la educación supone hackear la sociedad y esa titánica tarea supone la política como espacio de construcción de lo posible, en el “desierto de lo real”.
    Por otra parte, ni la escuela, ni la docente tienen el mismo rol que antaño. En los tratados esto es muestra de la profunda crisis de la educación en términos de una pérdida de eficacia de la escuela y el docente frente a los sujetos del aprendizaje, por la compleja razón de que los espacios de socialización ya no son exclusivamente (ni principalmente) la familia, la iglesia y la escuela. Ahora la socialización se da por fuera de los márgenes de esas instituciones, a través de las redes sociales y los medios de comunicación en general. Eso, que supone en sí mismo un problema representa también una oportunidad, ya que es posible pensar en hackear la educación también fuera de los confines de la escuela, en los barrios, en las comunidades, en todas partes donde ese sujeto social (que desborda al sujeto de la educación formal) se construye. Es decir, apostamos a que las docentes se sientan interpeladas por las propias alumnas, por los propios pibes, aún si esas docentes siguen ancladas a la “matrix” discursiva y performativa de este sistema que “cambiemos” ha dispuesto reconstruir a gusto y paladar de los grandes centros de poder.
    Ya resulta insuficiente el concepto de hegemonía y contra hegemonía. Desde el mismo centro de poder hegemónico se pueden filtrar ideas, hábitos, ideales, horizontes que contradicen el status quo. “La guerra global contra el terrorismo” no es contra un grupo de fanáticos religiosos violentos y crueles; es contra todos nosotros, posibles subversivos del orden establecido que pueden provocar con ideas y acciones. Por eso vigilan todo y a todas (Snowden dixit). En definitiva, no desmiento ni una coma de las ideas de la nota que comento, sino que me atrevo a proponer que la cosa es más amplia, más compleja y por ello mismo supone oportunidades que van más allá de la colonizada mente de muchas docentes. Entre otras cosas, porque muchas otras, luchan y necesitan saber que no están solas.

Deja un comentario

Loading Facebook Comments ...