Cómo aumentar la potencia de sonido en tu PC

Aunque en el staff de Tribuna Hacker existen muchas especialistas en sonido, jamás hemos hablado de algo que resulta indispensable en la computadora: el sonido, y cómo ajustarlo propiamente. Antes que nada, hay que decir que utilizar un sistema de alta potencia estando frente a la PC es algo totalmente desaconsejable.

Aunque no lo sepas, cada vez que escuchás música o cualquier sonido a volúmenes altos necesitás un tiempo de descanso. Según algunas especialistas equivalente al doble de tiempo de exposición. Así es que si te pasás 5 horas en un boliche, necesitás 10 horas para que el odio se recupere del daño que le generaste. Ni hablar si las 5 horas estás junto a los parlantes. En la computadora es lo mismo, con el detalle de estar de frente a los parlantes y de que muchas personas trabajan o desarrollan actividades que nos concentran o enfocan en distintos temas, lo que puede llevar a no prestar atención al volumen de lo que se está escuchando y a una pérdida auditiva generada en el tiempo, que incluso podría ser una lesión. Por lo que si vas a aplicar a como de lugar lo que decimos hoy, cuidate el oído, que es un sentido que se puede perder con relativa facilidad.

Hay diversas formas para lograr un buen sonido. A grosso modo se puede dividir entre hardware y software. El primero es el principal responsable de un buen sonido, ya que determina físicamente lo que oímos, pero un buen sistema de sonido y un correcto posicionamiento de los equipos no son nada si no se cuenta con un buen software. Y tan es así, que hoy te vamos a proponer que instales software muy efectivo para lograr una buena potencia de sonido en tu PC.

En lo personal, una de las angustias más grandes que puedo sufrir es no poder subir el volumen. Justamente por eso es que temo la pérdida del oído. Si es el hardware el que funciona mal y escucho todo bajo, ya no podré hacerlo fuerte. Así que guardo desgaste para esos momentos en que quiero que suene fuerte. Pero cuando lo quiero, el hecho de que el volumen sea bajo por software me complica un poco la existencia. Lo bueno es que puede resolverse.

¿Cuál es el problema? La verdad son varios: limitaciones del hardware, controladores medio pelo, baja calidad de fuentes, y hasta funciones del sistema operativo juegan en contra del volumen. El problema fundamental es que el sonido tiene un perfil subjetivo. Esto significa que “demasiado alto” o “demasiado bajo” o “perfecto” dependen de la opinión de alguien. A esta particularidad tan específica, tenemos que sumar la calidad de las tarjetas de sonido, los parlantes, los drivers, el software de reproducción y finalmente el audio que reproducimos.

Todo aquello que no sea posible hacer con el hardware, no se puede hacer. Es simple. Si vos tenés una linterna que no tiene baterías, no hay forma de que ilumine. En esto es igual, pero podemos hacer trampa y esa trampa es con software.

Vamos por puntos. Lo primero es actualizar los drivers oficiales de la placa de sonido. No importa el entorno que uses, la desarrolladora sabe cómo está hecho su hardware, por lo que generalmente además sabe qué debe hacer su software con su hardware. Los controladores OEM están hechos -muchos de ellos- por ingeniería inversa -esto significa que como la fabricante no libera sus drivers, las desarrolladoras deben adivinar cómo funcionan- lo que no nos garantiza un mismo nivel de desempeño, aunque como en todo hay bellísimas excepciones.

Luego de actualizar los controladores, tenés que ver que efectivamente todos los volúmenes se encuentren verdaderamente al máximo. El mixer de Windows cuenta sólo una pequeña porción de tu tarjeta, pero las propiedades de sonido muestran controles adicionales, allí también debemos buscar.

Seguirá probar que el problema no es el audio mismo. Dato: reproducir sonido 5.1 en parlantes estéreo tiene complicaciones, pero muchas veces, el audio mismo es el que tiene problemas. Esto lo podés chequear reproduciendo dos canciones y buscando la diferencia, en caso de que quieras solucionar el volumen bajo de una grabación, podés normalizarlo utilizando un editor de sonido libre y profesional como es Audacity. Por otro lado, si el sonido en cuestión pertenece a una película, entonces AC3Filter es una buena opción. Luego de transformar el 5.1 en estéreo, podés abrir AC3Filter, que no trabaja de modo independiente, sino que se configura en el interior de cada reproductor. Los programas de reproducción más habituales (como VLC y Media Player) incorporan además opciones de normalización, maximización y sobre amplificación de volumen.

Por último, una de esas que se hacen por “saber popular”: activar la función “loudness equalization” (siempre que la tengas disponible) en las propiedades de audio. Para esto podés ir a Panel de Control, dar click en “sonido”, luego elegir el dispositivo predeterminado, abrir las propiedades y tildar todas las mejoras que tengas a mano, siempre y cuando se trate de ellas. No todo lo que hay ahí significa necesariamente una “mejora”. La punto flojo aquí es que no funciona igual ni correctamente en todos los equipos, por lo que existe un margen de que tengas disponible la mejora, pero ejecutarla sea una peste.

En caso de que nada de esto funcione, andá pensando en un amplificador.

¡A divertirse!

-Share this page-
submit to reddit Hire a Professional Programmer

Estudiante de comunicación social. Trata de ser un ser humano la mayoría del tiempo. Le gustan las pastas y el asado. https://www.facebook.com/exequielignacio.morales

compartí, discutí, comentá

Deja un comentario

Loading Facebook Comments ...