Una app para resucitar píxels “muertos” (esos malditos puntos fijos en la pantalla)

A muchas tal vez les resulte gracioso, pero seguramente sean aquellas a las que nunca se les murió un píxel. Bueno, debo reconocer que dicho de esa manera, suena muy gracioso, pero no encuentro ninguna mejor de formularla. Un píxel muerto es uno que no responde como debería hacerlo. Esto sucede tanto en pantallas LCD, como en CCD o en sensores CMOS en cámaras digitales. Por lo general se usa el término píxel muerto como sinónimo de píxel defectuoso, aunque existen varios otros términos.

Vamos a desambiguar un poco porque no todos los píxels que no están funcionando lo hacen por los mismos motivos. En caso de que no sepas de qué estamos hablando, un píxel es una unidad, particularmente es la menor unidad homogénea en color que forma una imagen, algo así como el átomo de una imagen. Muchas veces sucede que por motivos que desconocemos y de manera abrupta, un punto en la pantalla toma un color permanente. Hace mucho tiempo a esto le llamaban “efecto fantasma”, debido a que la conjunción de estos puntos “muertos” (fijos en realidad) mostraban la interfaz gráfica de algún software que pasara mucho tiempo abierto en la máquina de los píxels fijos.

Ahora que sabemos de qué hablamos cuando hablamos de píxels, te cuento que existen varios tipos de píxels defectuosos y que no debe confundírselos, pues llevaría a desperdiciar oportunidades de repararlos en caso de que esto fuera posible. Entonces lo principal es identificar la diferencia entre un píxel caliente, uno sólido o atascado y uno muerto. Ah, lindo, ¿no?

La diferencia es fácil, el píxel caliente es de color blanco, el sólido o atascado tiene alguno de la gama RGB (rojo, verde o azul) y el muerto, es de color negro. Para ampliar la diferenciación, por ahí sea bueno agregar que un píxel muerto siempre es de color negro e irrecuperable, se trata de hardware que no funciona, mientras que el atascado muestra un color de manera permanente, suelen ser uno o más de uno, y aparecen más claros o más oscuros que los que se encuentran alrededor.

Hoy entonces te cuento que a pesar de que la calidad de las pantallas ha mejorado enormemente, no sucede lo mismo con el tema que hoy nos compete. Si bien no haya nada que pueda resucitar un píxel muerto, muchas veces éstos no lo están, y simplemente hay que agitarlos un poco par que salgan de su modorra. Para eso se usa PixelHealer, el software que te invitamos a tener a mano hoy y que puede ahorrarte el dinero que te gastes en un nuevo monitor creyendo que debés cambiarlo porque los píxels están muertos.

Realmente hay muchas alternativas en software como el que te proponemos hoy, pero elegimos PixelHealer porque es verdaderamente liviano (¡ocupa 70kb!) y no requiere configurar nada más. La interfaz permite configurar la ubicación del cuadro de trabajo que hará parpadear los píxeles de tu pantalla, el tamaño y los colores que debe presentar además del tiempo que durará cada sesión. Cuantas más posibilidades de resucitación tenga un píxel, menos demorará el soft en terminar, esto significa que puede demorar de minutos a horas.

En fin, que ya sabés a dónde recurrir para cuidar la salud de tus píxels y evitar comprarte un equipo nuevo por un par de puntitos haraganes.

¡Happy Hacking!

-Share this page-
submit to reddit Hire a Professional Programmer

Periodista, ex directora de algunos medios, ex docente, ex trabajadora, ex uberante. Productora musical, militante social, murguera, programadora, diseñadora. Hacker. @PabloLozano13

compartí, discutí, comentá

Deja un comentario

Loading Facebook Comments ...