Sábado de cine: Life after Pi (peliculón sobre un peliculón)

Tal vez te hayas encontrado con esta película, si no lo has hecho, tomá nota y buscala, porque es un peliculón: Life of Pi. En nuestro país el título fue traducido como “Una aventura extraordinaria”. Se trata de una película que destaca en muchos sentidos, pero uno que verdaderamente no pasa desapercibido es el visual. Toda la fotografía que la compone es verdaderamente increíble al igual que sus efectos especiales, poco vistos en películas de este estilo, que logran un realismo sorprendente en una historia impactante.

La trama es simple pero angustiante: una familia hindú, dueña de un zoológico, viaja a EEUU para vender sus animales. En el transcurso del viaje el barco que las transporta junto a sus animales se hunde. La protagonista de la historia, Pi, logra salvar su vida en uno de los botes de emergencias, pero no está sola: la acompaña un Tigre de bengala que llegó al bote también buscando no morir ahogado. Así, sola en el medio del mar en un bote salvavidas y acompañada de un tigre adulto hambriento, asustado y desorientado, esta adolescente deberá encontrar la forma de sobrevivir al mar que la rodea y a la bestia que la espera con sigilo agazapado a pocos metros, en la otra punta de la embarcación.

Esta película obtuvo el Oscar a mejores efectos especiales en 2012. La estatuilla norteamericana es tomada como un idicio de éxito, y el éxito además como uno de dinero. Pero no fue el caso de  Rhythm & Hues, la productora de los efectos especiales de esta película, que además de recibir el premio se declaró en bancarrota. Ésta es la historia de Life After Pi, un documental dirigido por Scott Leberecht donde se explica cómo funciona el costado comercial de los efectos especiales, que al mismo tiempo es similar al de la producción audiovisual en general.

El documental denuncia que el modelo se basa en contratar estudios por licitación, en un mercado verdaderamente inmenso lo que aporta una gran presión sobre los estudios que participan de estas licitaciones, y que basan sus cotizaciones en guías de producción que luego sufren importantes cambios en varias ocasiones y durante varios meses, lo que lleva a estos estudios a tener grandes pérdidas, terminando en bancarrota.

Cultura Sostenible e Industrial cultural están en polos opuestos. Tanto como Industria y Cultura.

Life After Pi nos habla sobre la lucha y los problemas que deben afrontar los estudios de efectos especiales en este esquema donde lo importante de la cultura no es la cultura misma sino las ganancias que puede reportar. Algo que venimos denunciando en este diario, aunque a aquellas que llenan sus bolsillos con los derechos de las demás les parezca apología del delito.

El documental está completamente subido en Youtube y podés verlo aquí mismo o en el sistema de videos de Google.

¡Happy Hacking!

-Share this page-
submit to reddit Hire a Professional Programmer

Periodista, ex directora de algunos medios, ex docente, ex trabajadora, ex uberante. Productora musical, militante social, murguera, programadora, diseñadora. Hacker. @PabloLozano13

compartí, discutí, comentá

Deja un comentario

Loading Facebook Comments ...