Gobierno Abierto: dilemas de la transparencia y ciudadanía hacker

Organizar un gobierno abierto donde todas las ciudadanas puedan auditar las cuentas y lograr que decisiones importantes den marcha atrás logrando una transparencia saludable, hoy por hoy es más bien un camino espinoso. La realidad es que cuando se habla de “Gobierno Abierto”, se habla de la implementación de medios digitales y todo queda en una cada vez más ardua apertura de páginas que van desde el ejecutivo a los ministerios y a los gobiernos y dependencias más insignificantes de cualquier gobierno local. Pero en la práctica, ninguna ciudadana puede limitar o reducir la dieta autoasignada de las diputadas, senadoras y concejalas. Como tampoco tener la posibilidad de auditar en tiempo real los gastos de estructura de dinosaurias como el PAMI; y decidir cómo reestructurar un organismo donde sus verdaderas dueñas no tienen decisión.

Es evidente que lo que se planteó como gobierno abierto desde el hacktivismo; fue sólo tomado en su título y su aplicación a las TIC (tecnologías de la información y comunicación), que justifica nuevos gastos millonarios; pero no en su concepto fundamental que es la participación de la ciudadanía en el gobierno.

La tan ansiada transparencia sólo ha quedado entre “el querer y el poder”; puedo entender cuando se trata de un proyecto de seguridad en esta primer etapa de implementación de los gobiernos abiertos; pero aspiro a que todo sea incluido en la transparencia. Que realmente el gobierno abierto se practique como un gobierno de acceso público; donde la ciudadana pueda poner en práctica su derecho a oponerse al avance de los grandes negociados y de las políticas que considera injustas para el común.

Evidentemente se practica una transparencia; pero más que aclarar, enturbia.

Desde el 29 de octubre de 2012 la República Argentina formalizó el ingreso a la Alianza para el Gobierno Abierto; convirtiéndose así en el miembro 58 de la Open Government Partnership (Alianza para el Gobierno Abierto). Aunque habrá que ver qué acciones se tomarán al respecto desde el gobierno del CEO Macri, ya que parece muy interesada en hacer exactamente lo contrario a lo que el gobierno del Kichrnerismo y además pisotear todos nuestros derechos en cuanto a calidad democrática y libertad.

En una carta enviada en 2012, el entonces jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, manifestó la intención de nuestro país de sumarse al programa y señaló: “será un agrado continuar trabajando para tener gobiernos más transparentes, con mayores grados de participación ciudadana y que combaten eficazmente la corrupción“.

Pero muy pocos gobiernos en la historia de nuestro país han sido sospechados como aquel; más allá de la casi total demostración de que esto sea real. O sea: ante una transparencia a medias, esto se ha convertido en una guerra de versiones, donde la mitad del país visible dice que existe una corrupción pocas veces vista y la mitad invisible dice que no le han mostrado pruebas de que esto sea así.

Argentina calificó con 13 puntos sobre 16 para ingresar a la OGP; un comité de expertas independientes midió 4 áreas específicas (criterios de elegibilidad) para determinar la adhesión del país: acceso a la información, transparencia fiscal, publicidad y divulgación de documentos relacionados con funcionarias públicas y compromiso con las ciudadanas. Esto no fue que sólo se pidió ingresar a un club “que garpa” a nivel imagen; sino que el país cumple con los requisitos mínimos para pertenecer al grupo de Gobiernos Abiertos.

El ejecutivo encontró dificultades muy reales para poner en práctica un gobierno abierto. Ante una oposición descarnada que calificaba de malo todo lo que el ejecutivo implementa por el sólo hecho de que proviniera del kichrnerismo. Gorilismo total que le dicen. Ojo esto sucede aquí y le sucede a Obama y tiene una explicación fundamental: el lobbismo de la política; ya la política no lucha por lograr una mejor calidad de vida para su pueblo, ese concepto fue reemplazado por variables económicas. El gobierno planteaba que era un buen gobierno porque aumentó el PBI o mejoró el transporte logrando un incremento en toneladas. En realidad ya no se habla de calidad educativa y, cuando se hace, se habla de digitalización de la educación, que no es lo mismo.

Haber repartido tres millones de netbooks solo significa que muchas estudiantes han tenido acceso a una tecnología que de otra forma no habrían conocido; pero el poseer una “herramienta” informática no hará que la chica comprenda matemáticas o la epopeya del pueblo jujeño en su famoso éxodo; eso sólo puede lograrse con maestras que asuman otro papel diferente al actual y se comprometan con su función. ¡Necesitamos maestras que se asuman como hackers! y Médicas hackers. Maestras y médicas que sientan pasión por lo que hacen.

Nosotras no nos pasamos años de nuestras vidas discutiendo en listas de correo cómo mejorar tal o cual software. O por qué es importante no dejar que ese software desaparezca (NOTA OF TOPIC: ¡APOYEMOS A UTUTO!)

Si los actos de gobierno son ejercidos por políticas que están interesadas en aumentar sus dietas o vivir en Puerto Madero; se manipulan y sacan de contexto para alimentar a una bestia mediática financiada por los lobbys de la energía y los agroquímicos. La política se siente acorralada y se mete en un juego perverso de qué abrir y qué no abrir, es abordada por los miedos y se apega al mandato tradicional: ¡Yo fui elegida por el x% de las ciudadanas! ¡Ellas me dieron el mandato!

No hay manera de salir de este círculo vicioso; que termina cayendo en plantear la solución mágica de la digitalización. La única salida es abrir todo el gobierno constitucionalmente. Nuestro país está bien posicionado para enfrentar este cambio. Solo abriendo totalmente el gobierno, incentivando la organización ciudadana en colectivas que actúen sobre las necesidades de su localidad y permitiendo que las decisiones ciudadanas marquen el rumbo de nuestra democracia se podrá avanzar en este sentido, abandonando la simple digitalización que crea mayores espacios de corrupción y dándole un sentido estructural al uso de herramientas digitales.

“Esta no es una mera anécdota, sino un dilema que veo en muchos sitios. Tú abres y transparentas los fallos para ser honesta y estimular la creatividad colectiva en la búsqueda de soluciones, pero ahí están las-de-siempre, esas cínicas oportunistas que pueden convertir lo que es un ejercicio higiénico en un circo mediático de destrucción”. Nos dice en su blog Amalio Rey; un admin de proyectos de Málaga, y su descripción se ajusta como ninguna otra a la realidad.

Un gobierno abierto necesita fundamentalmente de una ciudadana coherente. Es idiota (1) querer honestidad pero no aceptar los errores y aciertos de la otra. No actuamos con buena fe para ayudar a corregirla; sino que por el contrario abusamos de ella hasta el hartazgo, incluso cayendo en la difamación gratuita y basta recorrer un poco los comentarios hechos en cualquier nota o post donde se encuentran errores, para ver nuestra naturaleza totalmente individualista y que destruye toda posibilidad de colaboración.

El ejercicio de abrir el gobierno necesita fundamentalmente de ciudadanas hacker: ciudadanas apasionadas por lo que hacen que no sólo vean el problema, sino también las soluciones. Que nuestros lugares ya sean localidades o ciudades se conviertan en un hacklab gigante donde cada una aporte una parte de la solución al problema común y no una parte de un multiproblema.

Hoy es un juego de hipócritas decir que queremos o estamos instrumentando el gobierno abierto; porque ni ciudadanas, ni políticas están listas para ejercerlo. Primero debemos formatear nuestro sistema privativo y después instalar uno libre. Que nos permita opinar, pero también cambiar las cosas.

Las herramientas que hemos creado las hackers pueden ser utilizadas para lograr este objetivo, el software libre es la mejor plataforma para instrumentar el gobierno abierto. Pero la mejor plataforma es una cascara vacía si sus usuarias se atan a actitudes y prácticas obsoletas.

-1.- Uso el termino idiota en su acepción de “poco inteligente”.

Fuentes para profundizar:
http://opengovernment.com.ar/
http://www.pagina12.com.ar/diario/dialogos/21-224993-2013-07-22.html
http://blogs.lanacion.com.ar/data/argentina/la-argentina-miembro-58-de-la-alianza-para-el-gobierno-abierto/

-Share this page-
submit to reddit Hire a Professional Programmer
Walter

Defensora del software libre y el No a las patentes desde 1995. Usuaria de MUSIX-UTUTO-DRAGORA. Miembro de LUNAR (movimiento de software libre argentino disidente de SOLAR). Haklab Barracas. Creadora del Proyecto Hackuelas. Escritora de Ciencia Ficción y de Historias Sociales. http://galleguindioramirez.es/

compartí, discutí, comentá

Deja un comentario

Loading Facebook Comments ...