Cómo evitar que Microsoft te actualice compulsivamente a Windows 10

Hace pocos días comentábamos la desesperación de la empresa que te encierra tras las ventanas por que toda el mundo utilice la versión más reciente de su sistema. A tal punto llega la desconfianza de las usuarias de la desarrolladora de micro software, que por un lado la empresa de Redmond está imponiendo actualizaciones compulsivas e inapelables, y por otro, producto de las quejas de millones de usuarias en el globo, lanza un tutorial sobre cómo evitar caer en la caza de brujas.

Windows 10 lleva casi seis meses en el mercado, y la empresa que lo desarrolla ha hecho prácticamente de todo para sumar una mayor cantidad de usuarias. Si repasamos veremos que la empresa ha regalado millones de copias, ofrecido licencias gratuitas por un año y luego comenzó con una actualización forzosa, modificando su política de actualizaciones reduciendo el período de tiempo disponible para hacerlo a lapsos tan inverosímiles como “ahora” o “esta noche”.

Que una empresa intente obligarte a cambiar de sistema ya es un insulto inaceptable y, desde este espacio, opinamos que es motivo suficiente como para abandonarlo. Pero que luego no sólo intente coaccionarte, sino que disponga a partir de sus actualizaciones cuándo, en qué momento y de qué manera actualizar y a qué sistema, resulta asaz autoritario.

La pésima estrategia de la empresa que se dedica a sembrar barrotes en la vida a de las personas, como no podía ser de otra manera, superó todo nivel de tolerancia en las usuarias. Es por esto, que recientemente publicaron un tutorial y un software específico que permite evitar que una empresa norteamericana invada tu PC y decida qué podés tener corriendo allí dentro. Sí, todo esto, producto del enorme feedback negativo que ha recibido.

Los problemas de Microsoft no son técnicos, sino políticos. Las usuarias del globo comentan sin tapujos que las versiones posteriores a Vosta, 7, 8, 8.1 son superiores y por mucho, pero Microsoft ve cómo poco a poco tiende a desaparecer ante una demanda creciente de libertad, y como no entiende de qué se trata ese concepto, y al parecer desconoce que está más que lejos del poderío que tuvo cuando eran el sistema más utilizado, lo que genera un cócktel que garantiza el fracaso.

La herramienta más utilizada por las usuarias para bloquear las constantes amenazas (llamarles ofertas resulta un eufemismo) por parte de la empresa para que actualices lleva el nombre de GWX Control Panel, aunque versiones anteriores fueron conocidas como GWX Stopper. Lo que hace esta aplicación es modularizar las actualizaciones, deshabilitando el módulo GWX, que es el que se encarga de amenazarte para que actualices y operativizar la represalia.

Ojo, la empresa, como se arroga el derecho de tomar decisiones por vos, muchas veces detecta que el módulo está detenido y realiza modificaciones en tu PC (sigo sin entender cómo alguien puede permitir que una multinacional defina su vida y encima pretenda cobrarle por eso). Por todo esto, Microsoft lanzó documentación oficial en la que explica cómo desactivar la actualización a Windows 10, pero no lo anunció con bombos y platillos, por lo que poca gente se enteró y mucha menos fue la que pudo implementarla.

Los métodos para lograr zafar de la horca son dos: edición del Registro (de las cosas más desagradables y atemorizantes de este sistema) y Directiva de Grupo. Esta última, requiere ejecutar el módulo “gpdit.msc” y luego ir a Configuración del Equipo -> Plantillas Administrativas -> Componentes de Windows -> Windows Update. Una vez allí toca buscar la opción para desactivar las actualizaciones a nuevas versiones a través de Windows Update y cambiar la configuración a “Habilitado”.

Tan pocas intenciones tienen de que lo hagamos que son confusas, el término “habilitar” una desactivación, es una negación de una negación, lo cual resulta una clara maniobra para desalentar la desactivación de actualizaciones compulsivas.

En las versiones Starter y Home de Windows 7 no pueden modificarse las Directivas de Grupo de esta forma, por lo que no queda otra que editar el registro. Para esto hay que ejecutar regedit.exe con privilegios de administración y navegar la ruta HKLM->SOFTWARE->POLICIES->MICROSOFT->WINDOWS->WINDOWS UPDATE. Allí verás el valor DWORD (que recibe el nombre de DisableOSUpgrade). Para desactivar las actualizaciones el primer paso es dejar ese valor en 1. Luego hay que tomar otra ruta: HKLM->Software->Microsoft->Windows->CurrentVersion->WindowsUpdate->OSUpgrade y modificar el parámetro ReservationsAllowed dejándolo con un valor de 0.

Según la empresa con esos “simples” pasos el problema está resuelto. Al menos por ahora.

Yo que vos, ya iría pensando cómo instalar un sistema libre, como GNU/Linux.

-Share this page-
submit to reddit Hire a Professional Programmer

compartí, discutí, comentá

Deja un comentario

Loading Facebook Comments ...