Una app para aprender a dibujar

Dibujar debe ser de las primeras prácticas expresivas que tenemos luego de otras más simples e instintivas como llorar o reír. Por lo general empezamos a dibujar antes que a hablar, no sé si eso se deba a procesos de complejidad, de aprendizaje, de coordinación. Por ahí una beba que domina sus capacidades psicomotrices de manera más rápida que el promedio pueda también contar con una capacidad de expresión mayor que una que no. El dibujo por otra parte tiene también algo muy lindo: no es necesario saber nada para poder hacerlo, aunque tal vez las demás sí tengan que saber algo para comprenderlo. Realmente me parece hermoso cada vez que entro a un lugar y me encuentro con madres orgullosas de los dibujos de sus hijas colgándolos en sus puestos de trabajo, en su casa y en cuanto lugar pueden. Yo haría lo mismo, debe ser como llevarse un beso y ponérselo cada vez que una lo necesita.

Por otro lado, existen muchas personas que creen en las capacidades innatas para determinadas actividades. Desde aquí, nos negamos enfáticamente a que se crea en tales capacidades “biológicas” para desempeñar prácticas culturales. Si bien es cierto que algunas particularidades pueden resultar ventajosas para determinadas prácticas (como por ejemplo la altura para jugar al basquet), la condición absurda de la existencia de la humanidad hace imposible que alguien haya nacido para cantar o para llevar adelante una determinada práctica. La idea de que alguien tiene un “don” es casi siempre religiosa y se basa en deseos de alguien (de la existencia de una deidad supranatural, en el deseo de alguien de justificar su propia mediocridad, en la admiración y así ad infinitum).

El asunto es que muchas creemos que todo lo cultural se aprende y que la cultura no va por la sangre, porque eso nos parece bastante nazi y de ser cierto, bastaría con inyectarse un idioma para poder hablarlo. Pero resulta que la idea de hacerlo es tan absurda que nadie siquiera está intentando producir esa inyección, y eso que sería un negocio bastante importante, ¿eh?

Así que mezclando todo lo de arriba hoy te traemos una app para aprender a dibujar que tiene doble filo. Por un lado podés usarla para aprender vos y por otro para que aprendan tus hijas o para que se entretengan de una manera didáctica. Claro, para dibujar me parece mejor el papel y el lápiz, o cualquier material que sirva para dibujar de manera prensil y táctil, pero si no los tenés a mano bien te puede servir, por ejemplo, una tablet y en ese caso How to Draw – Easy Lessons puede serte de enorme utilidad.


Es una de las mejores apps para aprender a dibujar paso a paso ya que no sólo indica los puntos a seguir, sino que además te da sugerencias con otro costado muy difícil del dibujo: el color. Incluye flores, aviones, superhéroes, animales y autos entre muchos otros modelos que te invita a dibujar.

Según las desarrolladoras es una app Fácil ya que no requiere de ninguna habilidad especial para utilizarla, es interesante producto de la cantidad de estilos de dibujo con que cuenta y divertida, ya que permite dibujar animales, personajes de dibujos animados, autos y otras figuras de la mano de algo también muy poderoso: el autoaprendizaje.

Usarla es simple e intuitivo gracias a la inclusión de los dibujos prediseñados que la app divide en una serie de pasos que deben seguirse para cumplir nuestros objetivos. Los permisos que requiere son más que simples (acceso a internet, al estado de la red y a guardar en dispositivos externos) y es gratuita, aunque se financia con publicidad, lo que nos dice que no lo es y la pagás con tu intimidad.

Los comentarios de las usuarias son realmente muy buenos. ¡Animate! Despuntá el lápiz y el vicio.

¡Happy Hacking!

-Share this page-
submit to reddit Hire a Professional Programmer

Periodista, ex directora de algunos medios, ex docente, ex trabajadora, ex uberante. Productora musical, militante social, murguera, programadora, diseñadora. Hacker. @PabloLozano13

compartí, discutí, comentá

Deja un comentario

Loading Facebook Comments ...