La web es un campo minado: volviendo al p2p

¿Qué alternativas hay a los sitios web como MEGA? ¿Es GNUTELLA2 la red peer-2-peer indestructible?

Hace unos días escribíamos sobre la falta de libertad en Internet, sobre los intereses políticos de las agencias de seguridad en espiar a cada ciudadana del mundo, sobre los intereses económicos de las industrias del entretenimiento en mantener a raya a la consumidora con la aplicación de las leyes de copyright y la censura de sitios de intercambio como megaupload, taringa, etc.

Todas las semanas hay alguna información al respecto e imagino que la usuaria normal de Internet se debe sentir desprotegida al saber que se encuentra usando una red plagada por intereses que no son los suyos, intervenida en sus comunicaciones como si fuera una sospechosa (bajo esta lógica macabra, todas lo somos), censurados sus sitios preferidos por agencias norteamericanas, etc. Parece un campo minado.

Llegó la hora de reconocer que Internet está obsoleta para los fines de la libertad de expresión e información, las únicas soluciones reales pasan por construir redes libres (hay iniciativas en todas partes, pero aún son pocos los nodos conectados).

Pero, aún así, podemos seguir hackeando la lógica política de la red para intercambiar información sin ser censuradas, una de estas formas la representan las redes peer-2-peer. Este artículo no pretende dar un panorama detallado sobre las redes p2p en la actualidad, sino acercarte algunas alternativas interesantes.

Hoy quiero traerles una red olvidada, en gran medida descuidada por las usuarias: la red Gnutella. Yo decía que era una de las redes con más futuro, la usé bastante varios años atrás y andaba de maravilla… pero cuando intenté conectarme mediante el programa gtk-gnutella me fue imposible… parecía una red del pasado, hasta que una usuaria me pasó un “peer” que pudiera darme visibilidad del resto de la red y todo anduvo de maravillas.

Sucede que los clientes (programas que se conectan) de la red Gnutella no saben nada sobre la red cada vez que se intentan conectar, esto es espectacular y es así porque no existen servidores centrales, de tal modo ningún gobierno o empresa puede dar de baja la red, no le pueden dar un golpe definitivo porque somos las usuarias comunes las que le damos vida mediante nuestras computadoras. Gnutella es deforme, cambia todo el tiempo, escurridiza, líquida.

Entonces, cuando usás un cliente Gnutella, existen formas de saber dónde hay otro nodo conectado en cualquier parte del mundo que puede darte la información necesaria para encontrar al resto. Esto es muy diferente a como funciona la red eDonkey, la cual utiliza servidores centrales que pueden (y lo son) ser censurados fácilmente. Tal problema fue “resuelto” en los clientes tradicionales de esa red agregando la posibilidad de conectar mediante el protocolo Kademlia, una estructura descentralizada al estilo Gnutella.

¿Quién no ha utilizado el eMule alguna vez para intercambiar archivos? Bueno, eMule se conecta a eDonkey.

Funcionan con el protocolo descentralizado Kademlia:

eMule
MLDonkey
aMule
Lphant (no es libre)

Luego de la censura de MegaUpload, otro protocolo que se repobló de millones de usuarias fue BitTorrent, en otro artículo volveremos sobre él, por ahora nos toca presentar a la casi desconocida Gnutella y sus diferentes aplicaciones que le dan vida.

Yo personalmente uso Gtk-Gnutella, un cliente multiplataforma que puede parecer un tanto complejo visualmente, lo amo con toda mi alma.

Existen otros programas para la red Gnutella2 ()

Shareaza (Windows), escrito en C++ por la mismo creadora, de código abierto.
Gnucleus (Windows), Código abierto en C/C++ bajo LGPL.
FileScope (Diferentes Plataformas), Código abierto en C# bajo GPL.
MLDonkey (Diferentes Plataformas), Código abierto bajo GPL.
Adagio (Diferentes Plataformas), Código abierto.

Realmente nos debería dar lo mismo qué programa se utiliza, el fin último es rescatar la idea de que podemos intercambiar cualquier material en la red, de persona a persona sin el bloqueo o la censura de ningún otro ente que se crea super poderoso.

Entonces, si no lo sabías, al menos ahora podés estar segura de que existen alternativas técnicas a la censura en la red, que el cierre de sitios web de intercambio de archivos es un manotazo de ahogada de las grandes industrias del entretenimiento, y que podrás seguir intercambiando lo que quieras, cuando quieras, con quien quieras.

Por último, les dejo un dato útil a la hora de conectarse a Gnutella2, al menos con gtk-gnutella, yo debí buscar algún nodo para poder ver el resto de la red, así que anoté a mano varios de ellos para que la usuaria que desee hacer lo mismo no tenga tal problema:

193.40.61.131:32849
174.55.144.102:2823
68.111.209.45:35710
27.142.144.46:6346
71.202.128.121:42731
80.243.254.171:39298
209.30.61.131:32849
123.227.87.107:41189
126.44.61.182:31304
97.85.182.69:12969
84.103.7.42:32860
114.173.145.220:23761

En la solapa RED hay que escribir uno o más nodos separados por comas y presionar en Añadir, luego el manejo del programa debería ser más o menos intuitivo.

-Share this page-
submit to reddit Hire a Professional Programmer

compartí, discutí, comentá

2 Comments to La web es un campo minado: volviendo al p2p

  1. GABRIEL SIMON

    Sí, es un campo minado. Está bueno recuperar estos protocolos dejados de lado… En 1996 aparece una aplicación P2P llamada Hotline Connect para el sistema operativo Mac OS (perdón) llevado adelante por Adam Hinkley, que pretendía crear una plataforma de distribución de archivos a Universidades y Empresas, pero en poco tiempo empezó a compartir archivos de todo tipo, hasta ser el paraíso de la piratería (bien que hacíamos) pero también se podían compartir archivos de contenido libre de distribución. El sistema Hotline Connet estaba descentralizado, puesto que no utilizaba servidores centrales, sino servidores autónomos, toda vez que ya que los archivos se almacenaban en los ordenadores de los usuarios que deseaban funcionar como servidores y permitían, condicionaban o restringían la entrada al resto de usuarios a traves de una versión “cliente” del software. Uno de los tantos problemas que tenía esto es que si un servidor se cerrara, no existía ningún otro lugar del cual seguir descargando ese mismo archivo, y no había más remedio que cancelar la descarga y empezar de cero en otro servidor. Yo fui “cliente” y también oficié de servidor por varios años, especializado en software para ordenadores de Apple, que en aquellos años era muy difícil de encontrar, particularmente aplicaciones para audio y música, librerías de sonidos para samplers Akai y E-mu y un largo etcétera. Se aprendía mucho en esas pequeñas comunidades que se armaban en torno al servidor y los chats públicos y privados de cliente a cliente eran muy enriquecedores, se compartía mucha info. Por aquel tiempo había salido el secuenciador Logic en su versión 4 (en ese tiempo todavía estaba en manos del grupo alemán que le dio origen, antes que lo comprara Apple) y fue uno de los primeros DAW que ofrecía instrumentos virtuales incorporados (luego Sonar y otros se anotaron) y el primero en tener un sampler virtual con capacidad para leer la librería existente para los samplers AKAI a través de la conversión de formato incluida. No solo los samplers eran caros, las librerías eran carísimas…. Y fue a gracias al intercambio a través de estos servidores que pudimos hacernos de esa librería y ofrecerla a otra gente, pegando un salgo importante en ese campo de composición y producción. En fin, nota de color…

Deja un comentario

Loading Facebook Comments ...