Consejos para que no espíen tu webcam (y/o desactivarla)

Con la masificación de celulares, notebooks, netbooks y el sexo virtual, prácticamente todos los gadgets tienen una camarita. El asunto es que aunque Camus Hacker no sepa cómo intervenir una cámara ajena, transformar tu webcam en una cámara de registro de tu vida sin que lo sepas es algo que puede hacerse con relativa facilidad. Hasta hay webs mostrando las cámaras intervenidas de miles de personas.

¿Cómo hacen? Usan técnicas de phishing para hijackear (tomar el control) de las cámaras de gente que no espera que haya otras personas con intenciones de invadir su intimidad.

¿Realmente se puede controlar la cámara de otra persona fácilmente?

Sí. Y no se trata de una fantasía paranoica de una loca con tiempo a disposición. Allá por 2009 una estudiante descubrió que la cámara instalada en la notebook que le proveyó su escuela estaba fotografiándola. La investigación determinó que la escuela había tomando más de 56.000 fotos sin su permiso ni conocimiento. Paralelamente investigadoras lograron demostrar que las cámaras incorporadas en MacBooks podían encenderse de forma remota manteniendo apagada la luz indicadora. Como frutilla del postre el FBI confirmó que llevaba años haciéndolo.

En 2013, y gracias a Edward Snowden pudimos enterarnos que este tipo de vulnerabilidad era/es explotada por la NSA en iPhones y Blackberries. El asunto es que no es algo que haga solamente la NSA. Investigaciones como esta te van a dejar helada, así que antes de encoger los hombros y pensar que no tenés nada que le interese a la NSA, tomá algunos recaudos de la nota, bah, siempre y cuando no quieras que te espíen, el resto ya es decisión tuya.

¿Por qué deberías tomar precauciones?

Deberías simplemente para resguardar tu intimidad, pero -otra vez simplemente- sólo porque es tu derecho hacerlo. Pero si lo ponemos en negativo, no hay ninguna buena razón por la que, ante una importante cantidad de casos documentados, dejar un aparato de grabación inseguro permanentemente accesible y activo en tu computadora.

Si usás Window$ confirmá que estás usando antivirus

La mejor forma de combatir los virus en Window$ es borrando Window$, te soy sincera, no hay mejor alternativa. Pero si querés seguir encerrada tras las ventanas de la empresa fundada por la accionista de MONSANTO, insistimos en la necesidad de que uses software antivirus. El 99% de los antivirus no va a tener éxito en mantenerte a salvo de la mayoría de los virus, pero sí va a poder lidiar con la posibilidad de que te infecten la máquina en algún link en el que clickées o con algún .EXE en el que confíes demasiado.

De igual manera, no podés confiar del todo en ese iconito en tu escritorio que te dice que estás segura, aunque, como ya dijimos, suma.

Desenchufarla

En la mayoría de los hogares donde cuentan con computadoras de escritorio, la webcam no vino integrada sino que fue comprada a parte y se conecta a la PC a través de un cable USB. Si es tu situación, ¡suerte! Sólo hay que tirar del cablecito. Esta es en realidad la mejor alternativa y es 100% a prueba de errores: está o no está enchufada.

Desactivála desde la BIOS

Si estás pensando “¿Qué cornos es la BIOS?” te cuento que es tu salvación en este tema. Esta opción es viable sólo para máquinas que tengan la webcam integrada. Por lo general se accede a la BIOS presionando F2, F5, F6 o F8 o SUPR/DEL en el inicio (a penas prendés la computadora). Una vez que estés dentro buscá una entrada que diga algo así como “webcam”, “cámara integrada”, o “Cámara CMOS”. Por lo general sólo con una tecla vas a poder activar o desactivar tu cámara.

La mala noticia es que esta opción está disponible sólo en las notebooks y netbooks de fabricantes “pesadas” como Dell o Lenovo, aunque algunas fabricantes pequeñas también la incluyen.

Desactivala por software

La buena noticia es que la mayoría de los sistemas operativos nos brindan la posibilidad de desactivar nuestra cámara por software. Lo mejor es siempre desactivarla en la BIOS, pero bueno, si no lo tenés disponible allí esta es una buena opción.

Esta técnica tiene un problemita: si alguien tiene acceso remoto a tu sistema y puede además controlarlo, pues…no tiene que hacer mucho esfuerzo para activarla vía software. De todas formas es una forma simple de desactivarla.

Cubrila

Si todo lo anterior falla, entonces cubríla. Las alternativas son tantas como se te ocurran: cinta adhesiva, papel, aluminio, pintura, una planta también sirve, aunque puede incomodar la visión del monitor. Tené en cuenta que si la cámara está encendida, además de audio envía vídeo, por lo que estás también muy expuesta.

-Share this page-
submit to reddit Hire a Professional Programmer

Periodista, ex directora de algunos medios, ex docente, ex trabajadora, ex uberante. Productora musical, militante social, murguera, programadora, diseñadora. Hacker. @PabloLozano13

compartí, discutí, comentá

Deja un comentario

Loading Facebook Comments ...