Conocimiento y Desaparición en la Red

Proyectos de identificación y criminalización de las luchadoras sociales como SIBIOS y Proyecto X, ponen en riesgo la vida de estos todos los días

El Domingo 17 de Noviembre de 2013 en el Diario Tiempo Argentino fue publicada una entrevista de Laura Litvin a Adrián Amadeo Paenza, doctor en matemática, periodista, docente y divulgador. Una nota muy interesante a un hombre que ciertamente admiro por acercarnos a la matemática desde la diversión y con cierto humor.

Confesión de partes; la matemática siempre fue una piedra en mi camino, pero primero por mi acercamiento al mundo del software libre y después por la curiosidad que me provocaba esta personas que nos hablaba de ecuaciones riéndose, como si nos contara travesuras, empecé a entenderla y empezó a gustarme. Pero tal vez -lo más importante- también a aplicarla.

Me cuesta entender a esas maestras y promotoras del software libre que quieren seducir a las pibas diciéndoles “No necesitas saber matemáticas” para aprender a programar.

¡¿Cómo?! ¡No chicas! sí necesita aprender matemática; ¡vení que nosotras te enseñamos matemática divertida! Bueno esto es solo un comentario al margen, pronto haré una nota sobre educación y ahí retomaremos este tema. Las dos respuestas que me dispararon esta nota que pomposamente titulé “Debatiendo con Paenza” y luego en un arranque de sentido común cambié por el que ven arriba; fueron las siguientes:

“–Tus libros son parte del contenido de las netbooks de Conectar Igualdad, se descargan gratuitamente.

–Sí, yo siempre quise que los libros se lean gratis por Internet. Ese fue un desafío grande para las editoriales, pero lo aceptaron y sirvió.”

Absurdo: Si alguien descarga un libro con copyright “gratis” y lo imprime o presta, está cometiendo un delito

Sus libros pueden bajarse para “uso personal” desde  aquí, pero al ver estos libros que pueden bajarse gratis desde allí noto que tienen copyright y no una licencia libre. Ustedes me dirán; “pero bueno lo que importa es que el tipo los liberó para que todas puedan bajárselo”, y yo les diré “Sí tienen toda la razón”, pero en el software libre tenemos un dicho que gratis es como cervezas gratis y libre es como libre expresión.(1)

El que estos libros estén allí para su descarga gratuita nos ahorra en todo caso su adquisición; pero si una de nosotras los descarga, los imprime y los distribuye entre un grupo, está cometiendo un delito (más allá de su aplicación efectiva). Si la autora hubiese extendido su comprensión de la importancia de que sus libros estén disponibles en la web a una licencia libre (aún guardándose para sí el derecho de comercialización), esta licencia nos permitiría compartirla y mejorar el conocimiento que nos esta ofreciendo.

Poner sus obras “bajo una licencia Creative Commons no significa que no tengan copyright” sino que las obras cuentan con alguno de los “tipos de licencias que le ofrecen algunos derechos a otras personas bajo ciertas condiciones”. ¿Qué condiciones?

(Attribution): En cualquier explotación de la obra autorizada por la licencia será necesario reconocer la autoría (obligatoria en todos los casos).

(Non commercial): La explotación de la obra queda limitada a usos no comerciales.

(No Derivate Works): La autorización para explotar la obra no incluye la posibilidad de crear una obra derivada.

(Share alike): La explotación autorizada incluye la creación de obras derivadas siempre que mantengan la misma licencia al ser divulgadas.

Con estas condiciones se pueden generar las seis combinaciones que producen las licencias Creative Commons:

(by): Se permite cualquier explotación de la obra, incluyendo la explotación con fines comerciales y la creación de obras derivadas, la distribución de las cuales también está permitida sin ninguna restricción. Esta licencia es una licencia libre según la Freedom Defined.

(by-sa): Se permite el uso comercial de la obra y de las posibles obras derivadas, la distribución de las cuales se debe hacer con una licencia igual a la que regula la obra original. Esta licencia es una licencia libre según la Freedom Defined.

(by-nc): Se permite la generación de obras derivadas siempre que no se haga con fines comerciales. Tampoco se puede utilizar la obra original con fines comerciales. Esta licencia no es una licencia libre.

(by-nc-sa): No se permite un uso comercial de la obra original ni de las posibles obras derivadas, la distribución de las cuales se debe hacer con una licencia igual a la que regula la obra original. Esta licencia no es una licencia libre.

(by-nd): Se permite el uso comercial de la obra pero no la generación de obras derivadas. Esta licencia no es una licencia libre.

(by-nc-nd): No se permite un uso comercial de la obra original ni la generación de obras derivadas. Esta licencia no es una licencia libre, y es la más cercana al derecho de autora tradicional.

  • La manera de seleccionar una de estas licencias es bastante fácil. Abrís en un navegador en esta página 
  • Vas a cualquiera de los iconos de la barra de tareas a tu derecha según quieras certificar una obra literaria o musical o audiovisual o plástica.
  • Una vez en el formulario armas la licencia que quieras según lo descripto arriba y te dará un código y un certificado lo copias y lo adherís a tu obra. “Este icono enlaza con el Commons Deed, de forma que todas puedan estar informados de las condiciones de la licencia. Si encontrás que alguien cometió una infracción a la licencia, entonces tendrás las bases para poder defender tus derechos”.

La otra pregunta que me disparó inmediatamente una situación imaginaria fue:

“–¿Qué hubiera pasado si en la dictadura hubiera existido Internet?

–Hubiera durado menos. Se hubieran sabido muchas más cosas más rápido. Hubiéramos podido comunicarnos más. Y entendido lo que pasaba con las Madres. Hubiera sido más difícil la censura.”

Yo creo, como Adrián, que Internet hubiese sido un elemento de resistencia. Pero los invito a un ejercicio de aplicación de ucronías.
Imaginemos que en los 70/80 hubiese existido una red global, como la existente hoy día. Y las militares dan el golpe de estado, entonces en la red se produce una resistencia virtual paralela a la analógica que se da en las calles.

Entonces una periodista de cierta fama llamada Rodolfo Walsh, con fama de problemática desde la dictadura anterior pasa a la clandestinidad y organiza ahora un arma de resistencia llamada ANCLA; sólo que ahora en vez de una máquina de escribir y el correo o el pasamanos, tiene la red como aliada. Empieza sus denuncias, el servicio de inteligencia lo busca, colaboradores de todos lados les hacen llegar sus historias por mail y por Skype. La mayoría usa por supuesto software privativo y algunos resistentes software libre criptografiado.

Del otro lado cuentan con un software SIBIOS, X-Keyscore, con los que gendarmería, la policía y el servicio de inteligencia recolectan información biométrica, movimientos bancarios, contactos, y como Rodolfo se movería mayormente en Buenos Aires la tarjeta SUBE delataría sus movimientos.

Los servicios de seguridad del Proceso, hubiesen contado con una base de datos, facilitada además por las empresas multinacionales que venden nuestros datos como Facebook y Google, entre otras. Con lo que las desaparecedores habrían contado con listas alfabéticas con tantos datos relacionados que sería imposible ocultarse o huir del exterminio.

Contrariamente a Adrián yo considero que el Proceso hubiese durado más o menos lo mismo, las consecuencias sí hubiesen sido más graves. Hoy mismo en plena democracia, proyectos de identificación y criminalización de los luchadores sociales como SIBIOS y Proyecto X (aún negado por el gobierno), ponen en riesgo la vida de éstas todos los días. En el norte del país podemos ver los “accidentes” de los autos particulares de los gendarmes atropellando Qom; o en Santiago del Estero los campesinos muertos en “peleas de familia” en el monte, en Salta y Jujuy es lo mismo; detrás de todo siempre están la gendarmería, la policía y las políticas y las víctimas cuando nos ponemos a averiguar deja de ser la anónima Qom, campesina o Indiana para convertirse en una luchadora social con una historia de tozudez y molestias de los grandes intereses provinciales.

En la lista Hacktivistas dicen que el Gran Hermano ha triunfado y esa tal vez es la verdad…
1. “Piense en free como en libertad de expresión, no como en cerveza gratis” (“Think free as in free speech, not free beer”).

-Share this page-
submit to reddit Hire a Professional Programmer
Walter

Defensora del software libre y el No a las patentes desde 1995. Usuaria de MUSIX-UTUTO-DRAGORA. Miembro de LUNAR (movimiento de software libre argentino disidente de SOLAR). Haklab Barracas. Creadora del Proyecto Hackuelas. Escritora de Ciencia Ficción y de Historias Sociales. http://galleguindioramirez.es/

compartí, discutí, comentá

Deja un comentario

Loading Facebook Comments ...