Cómo lograr que tu WiFi sea siempre veloz y llegue a toda la casa

Así como con la impresoras, creo que los routers WiFi son malvados. Las impresoras particularmente son parte fundamental de un engranaje de tortura. Hoy por poco te las regalan, el problema es cuando querés comprar los cartuchos, y una vez que los tenés, el problema, cuando usás sistemas que no son operativos como Window$, es que la impresora hace lo que se le canta, y en consecuencia, se gasta a su gusto y piaccere la tinta por la que no vas a salir de vacaciones.

Si pensamos en el WiFi, tenemos una diferencia, el WiFi siempre te deja conectar. El asunto es que te permite navegar cuando se le canta. Sobre todo si estás queriendo hacer algo con relativa inmediatez como ver un partido, una película porno, un email importante y esas cosas.

Hoy te traemos algunos consejos, que si bien no van a hacer que tu impresora y tu WiFi dejen de ser malvadas, van a colaborar con que puedas usarlas de una forma más acorde a lo que pretendemos de ellas.

Fundamental: la ubicación del router

Por lo general el router nos lo instala una técnica de la proveedora de Internet, que está más preocupada por terminar su lista de tareas que en nuestras posibilidades de navegar. Esto hace que la configuración sea prácticamente igual para todas, incluso usuaria y contraseña, pero hablaremos de eso en otro momento.

Poner el router en lugares como el piso, al lado del teléfono, detrás de la heladera (o dentro), en la mesa ratona del living, y otros lugares afectan drásticamente su señal. ¿Dónde ponerlo? En cualquier lugar elevado que no tenga muchos objetos alrededor. Estos lugares hacen más fácil la difusión de la señal, pues debe recorrer menos distancias para llegar a toda tu casa.

Cuando hay objetos alrededor, impiden que las señales del router circulen.

¿El mejor lugar? Lo más elevado y centrado que puedas. Con centrado me refiero al “centro” del lugar donde estás instalando el router. Hay que tener especial cuidado con otros electrodomésticos emisores de ondas como el microondas o los teléfonos inalámbricos.

El Canal

Cuando te pasa como a la mayoría y la técnica te instaló todo en 2 minutos para irse corriendo a instalar otro router, hay un 99% de probabilidades de que el canal en que esté emitiendo el WiFi sea exactamente el mismo que el de tu vecina. Ahí hay un problema, porque no es la misma señal, ni la misma codificación, ni nada, por lo que una señal tiende a anular la otra. Pero si al mismo tiempo sos una fanática del hardware WiFi y tenés parlantes inalámbricos, impresoras, emisores de streaming, heladera y demás periféricos que se conectan a una central vía WiFI, entonces lo tenés bien complicado.

Configurá el router para que emita en otro canal, por ejemplo, el 11, que suele estar menos congestionado. Para saber si un canal está congestionado hay varias aplicaciones, entre ella WiFi Analyzer, app que ya te recomendamos.

WiFi y Rayos X

Cuando te sea imposible encontrar un buen lugar donde colocar el router, podés comprar un extensor de señal. Hay varios y son muy sencillos: los enchufás, los configurás, y se dedican a tomar tu señal y “repetirla”, lo que amplía la cobertura.

¡Ahora a poner esto en práctica! ¿Tenés tus propios consejos? Contánoslo a través de nuestras vías de contacto: nuestro email , nuestro Twitter  y nuestro Facebook.

-Share this page-
submit to reddit Hire a Professional Programmer

Periodista, ex directora de algunos medios, ex docente, ex trabajadora, ex uberante. Productora musical, militante social, murguera, programadora, diseñadora. Hacker. @PabloLozano13

compartí, discutí, comentá

Deja un comentario

Loading Facebook Comments ...