Glifosato: objetividad y mentiras

Ayer leí una nota que me envió mi compañera publicada por Agroverdad, donde aseguran que lo dicho sobre el uso de agroquímicos no tienen asidero y citan los dichos del Dr. Martín Alonso1, relativizando estas afirmaciones, para después asegurarnos que con la tecnología actual no vuela una gota de agroquímico fuera de la banda de aplicación. Analicemos un poco la nota; más allá de que la escribe un periodista que vive de la república sojera y este modelo agroindustrial.

Se cita al Dr. Alonso que es una funcionaria provincial de la Provincia de Córdoba, una de las más comprometidas con las malas prácticas antiecológicas teniendo en su haber el récord de deforestación y de extensión de las fronteras agrícolas.

Esta misma médica que hoy dice que el glifosato no es una “de las preocupaciones de las especialistas en oncología ni figura ‘relacionado o como seguro causante de cáncer’.” presentó el “Informe sobre cáncer en la Provincia de Córdoba, 2004-2009” donde puede apreciarse la diferencia entre las medias internacionales y locales.

“El parámetro internacional es calcular fallecimientos por cada 100 mil habitantes. La media provincial es de 158 muertes por cada 100 mil habitantes, y en Córdoba Capital es de 134,8. Pero cuatro departamentos cordobeses están muy por arriba de esos índices: Marcos Juárez (229,8), Presidente Roque Sáenz Peña (228,4), Unión (217,4) y San Justo (216,8). Es la llamada “pampa gringa”, zona emblemática del agro de Córdoba”, detalla Aranda.

A raiz de estas apreciaciones el médico e integrante de la Red Universitaria de Ambiente y Salud (Reduas), Medardo Avila Vázquez manifestó: “Se confirmó una vez más lo que denunciamos desde hace años y sobre todo lo que denuncian las médicas de pueblos fumigados y las afectados de las zonas de la agricultura industrial. Los casos de cáncer se multiplican como nunca en la zonas con uso masivo de agrotóxicos”.

Por otra parte la aseveración de que no es una preocupación oncológica es al menos inexacta según un informe realizado por Family Medicine Centre, Queen’s University, 220 Bagot St, Kingston, sobre la literatura basada en evidencias sobre cáncer y plaguicidas en 2007 este tema es una preocupación en crecimiento.

Este informe utilizó como fuentes “Se hicieron búsquedas en MEDLINE, PREMEDLINE, CancerLit, y LILACS para encontrar estudios publicados entre 1992 y 2003, sobre linfoma no Hodgkin, leucemia, y 8 cánceres de tumores sólidos: pulmón cerebro, mama, riñón, ovario, próstata, páncreas, pulmón y estómago”; o sea nos encontramos ante un trabajo de innegable seriedad científica que nos dice; “La mayoría de estudios sobre Linfoma no Hodgkin y Leucemia mostraron asociaciones positivas con exposición a plaguicidas. Algunos mostraron una relación dosis-respuesta, y unos pocos fueron capaces de identificar los pesticidas específicos.
La exposición a pesticidas, en mujeres embarazadas y en niñas, se asoció positivamente con los tipos de cáncer estudiados, en algunos estudios también lo fue con la exposición de las madres a pesticidas en el trabajo.

Muchos estudios demostraron una asociación positiva entre la exposición a pesticidas y tumores sólidos. Las asociaciones más consistentes se han encontrado para el cerebro y cáncer de próstata. La asociación también se encontró entre el cáncer de riñón en niñas y la exposición de sus madres a los pesticidas en el trabajo. Estas asociaciones fueron más consistentes para las exposiciones altas y prolongadas.  Debilidades específicas y limitaciones inherentes a los estudios epidemiológicos se observaron, en particular en torno a determinar donde y como había tenido lugar la exposición”.

Existen 11 informes sobre cáncer cerebral con una vinculación positiva de éste con los agrotóxicos y un demostrado aumento del riesgo “Un gran estudio europeo también encuentra esta relación en las hijas de madres expuestas a plaguicidas en el trabajo, en particular para tumores neuroepiteliales no astrocíticos. Una fuerte asociación también se encontró para la exposición a pesticidas en el interior del hogar”. Seis estudios que concluyen positivamente la vinculación directa sobre el cáncer de mamas y los agrotóxicos. Ocho estudios dan por sentada la vinculación en el aumento del cáncer de próstata y el uso de plaguicidas; “Un bien diseñado estudio realizado en EE.UU. investigó más de 55 000 personas que aplican pesticidas y en los que se encuentra un mayor riesgo de cáncer de próstata, especialmente entre aquellas con una familia antecedentes de cáncer de próstata, y en particular con el uso de bromuro de metilo”.

Sobre la frase “Terrorismo estadístico” tomada por la periodista sólo puedo decir que una universidad como la ninguneada en el artículo y en los dichos del Dr. Alonso se especializa en recabar datos cuantitativos y cualificativos, para poder medir la incidencia de las prácticas agroindustriales u otras en la enfermedad, basándose incluso en las mismas estadísticas usadas por el doctor y en sus mismas metodologías para realizar el informe arriba citado, no estamos hablando de un medio militante, estamos hablando de una universidad nacional que cuando publica un informe favorable es ensalsada y citada hasta el hartazgo, pero cuando hace un estudio crítico y preocupante de las malas prácticas agroindustriales se la critica y acusa de usar métodos equivocados. Aún cuando lo expuesto por la UNC y replicado por diversos medios, está en consonancia con estudios realizados en Canada, EEUU, Europa y Rusia en sus conclusiones.

Aún cuando varios países hoy han prohibido el uso del glifosato, endulfan y otros productos de uso común en nuestro país, incluyendo el 2-4D cuya prohibición internacional ya se ha solicitado.

Después, el periodista se explaya sobre la Jornada en Juarez Celman -Córdoba- y la presición de la tecnología usada en la agricultura local que no supera la banda de protección de 200 metros y no tiene derivación por sobre los veinte metros cuando el problema no es si la máquina tiene derivación cero (1), sino la contaminación aérea, acuífera y terrestre que producen esos productos; como también la dudosa integridad de los alimentos que elaboran.

El periodista remite al “Pautas sobre aplicaciones de Productos Fitosanitarios en Areas Periurbanas” que consensuaron el Ministerio de Agricultura,Ganadería y Pesca (MAGyP), el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA), Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentos (MAGyA) de la provincia de Córdoba, la Comisión Federal Fitosanitaria (CFF), la Asociación Argentina de Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (AACREA), la Asociación Argentina de Productoras en Siembra Directa (AAPRESID), la Cámara de Sanidad Agropecuaria y Fertilizantes (CASAFE), la Cámara de la Industria Argentina de Fertilizantes y Agroquímicos (CIAFA), el Consejo Profesional de Ingeniería Agronómica (CPIA), la Federación Argentina de la Ingeniería Agronómica (FADIA), la Federación Argentina de Cámaras Agroaéreas (FeArCA) y la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires (FAUBA)… o sea es como pedirle a las militares que hagan un manual de Pautas democráticas.

Al respecto la red de abogadas ambientalistas emitió un comunicado donde marcan una cantidad bastante llamativa de “errores” y “despistes” a la hora de poner en práctica esas pautas que caen en malas praxis por lo inseguras que son y lo lejanas que están al derecho ambiental.

“De una lectura del documento precitado aparece que el Derecho Ambiental es “invisible” y ello se extrae de la carencia de mención sobre el plexo de normas jurídicas aplicables a este tema” reza apenas comienza. Claro que este documento también fue invisibilizado y hoy este grupo de profesionales del derecho ambiental junto a las médicas de pueblos fumigados ocupan el mismo lugar que las madres durante el proceso “Las Viejas Locas” que pueden inventar que la tierra es cuadrada.

(1) La relación entre el caudal másico de aire que pasa a través del soplante canalizado y pasa por fuera del núcleo del motor (aire no quemado), con respecto al caudal másico que pasa por el núcleo del motor para realizar la combustión que produce la energía mecánica.

Fuente:
http://www.agroverdad.com.ar/agricultura-agroquimicos-y-cancer-encuestas-e-informes-que-no-tienen-asidero/?utm_source=e-goi&utm_medium=email&utm_term=Agroquimicos+y+cancer%3A+encuestas+e+informes+que+%22no+tienen+asidero%22&utm_campaign=AGROVERDAD
http://blogs.lanacion.com.ar/ecologico/econoticias/cordoba-detectan-mas-cancer-en-zonas-fumigadas-con-agroquimicos/
http://prensa.cba.gov.ar/salud/se-presenta-el-informe-sobre-cancer-en-la-provincia/
http://www.reduas.fcm.unc.edu.ar/agroquimicos-y-cancer-revision-sistematica-de-la-literatura-cientifica-2007/
http://www.enredando.org.ar/2014/04/21/piden-restriccionprohibicion-del-uso-del-herbicida-24d/
http://www.funpat3mil.com.ar/documentos/red_abogados
http://www.puntal.com.ar/noticia.php?id=159993
http://www.minagri.gob.ar/site/agricultura/_pdf/Pautas_sobre_Aplicaciones.pdf

-Share this page-
submit to reddit Hire a Professional Programmer
Walter

Defensora del software libre y el No a las patentes desde 1995. Usuaria de MUSIX-UTUTO-DRAGORA. Miembro de LUNAR (movimiento de software libre argentino disidente de SOLAR). Haklab Barracas. Creadora del Proyecto Hackuelas. Escritora de Ciencia Ficción y de Historias Sociales. http://galleguindioramirez.es/

compartí, discutí, comentá

Deja un comentario

Loading Facebook Comments ...