¿Educación con código cerrado?

Si tomáramos la educación como un software o programa, la sensación más urgente sería su exclusividad. La percepción de su privatización, la falta de acceso a los recursos.

La escuela misma al ser un espacio de control es un lugar de encierro. La educación no es libre, ya que no permite el acceso total e indiscriminadamente a la información.

La estructura de roles en la educación está pensada para una tabicación dura del conocimiento, o sea: sólo aquellas que van obteniendo los permisos necesarios pueden acceder a ella, sino serás excluida del acceso al próximo nivel. Es aquí donde la educación debe ser hackeada, abrir las puertas y ventanas para socializar el acceso al conocimiento. Un conocimiento que debe someterse a revisión, mejoramiento y redistribución.

Para lograr esta transformación el eslabón fundamental es la operadora, la primer técnica que utiliza una hacker para acceder a un sistema es la Ingeniería Social; o sea el estudio del entorno humano. Porque la parte más débil de un sistema siempre es y será su operador. Las humanas asociamos todo a nuestros afectos, nuestras claves están plagadas de guiños a nuestros afectos, por eso la hacker social estudia esos afectos para encontrar la llave a los secretos más intimos.

La operadora del sistema educativo es el docente y su estructura jerárquica; es esa sujeto y esa estructura la que debemos acceder y transformar. El docente debe ser nuestra Snowden para desnudar la maquinaria de control y contrarrestarla.

El primer paso para abrir el acceso a la estructura educativa y realizar ingeniería inversa, es acceder a los docentes. Son los docentes las que deben tomar primero nuestras prácticas hacker, las que deben organizarse en hackspacios virtuales y progresivamente transformar la escuela en un hackspacio físico. El pensamiento hacker va de lo virtual a lo físico, todo pensamiento o idea tiene la fuerza de modificar la realidad; este y no otro ha sido el principal descubrimiento del movimiento hacker. Por eso es criminalizado, por eso es peligroso para el modelo de acumulación.

Una vez que el docente ha sido hackeada y formada como hacker, empezará el hackeo comunitario; porque después deberán formarse las madres, las vecinas, desde la barrendera a la policia, toda miembro de la comunidad tiene un conocimiento a compartir y a mejorar. La educación es un proyecto comunitario, nos incluye a todas.

Hackuelas se basa en la educación como un proceso de desarrollo comunitario, donde todos aportamos código, probamos la aplicación y devolvemos los posibles fallos y mejoras. Sólo apropiándonos de estas prácticas la escuela dejará de tener un código privativo, cerrado y no podrán engañarnos con soluciones técnicas de código abierto.

-Share this page-
submit to reddit Hire a Professional Programmer
Walter

Defensora del software libre y el No a las patentes desde 1995. Usuaria de MUSIX-UTUTO-DRAGORA. Miembro de LUNAR (movimiento de software libre argentino disidente de SOLAR). Haklab Barracas. Creadora del Proyecto Hackuelas. Escritora de Ciencia Ficción y de Historias Sociales. http://galleguindioramirez.es/

compartí, discutí, comentá

Deja un comentario

Loading Facebook Comments ...