¿Se te va el WiFi?¿Poca potencia? Arreglalo siguiendo estos tips

Hoy te contamos algunas alternativas de configuración para que no te falte señal.

Las señales WiFi son para mí un misterio. La potencia va y viene de forma aleatoria, a veces creo que es el momento del día, otras que se trata del clima, y en otras pareciera que alguna persona me aleja el router. El asunto es que “metiendo mano” e investigando bastante, di con algunas configuraciones que colaboran con tener una mejor potencia WiFi. Seguramente hayas notado ya varias, porque los problemas con el WiFi no son para nada nuevos, por lo que sus soluciones tampoco lo son, pero, para quien no las tenga, o quiera compartir las propias, planteo algunas en esta nota.

Una señal WiFi es una señal de ondas, por lo que hay una multiplicidad de factores que van a interferir en la potencia con la que llegue la señal a nuestra computadora. En muchos casos, diría que en una mayoría, la señal proviene de un módem-router. En otros casos, hay un router conectado al módem. El módem se encarga de conectarnos a Internet, el router de enrutar las conexiones y proveer acceso a Internet (entre otras cosas) tanto a través de cable ethernet como de WiFi en caso que esté disponible. Si tenés un módem router, todas las opciones de la nota son para este aparato, si tenés un módem Y un router, las indicaciones son para el router.

El posicionamiento del router

El lugar donde coloques este aparatito puede afectar seriamente el área de cobertura y la potencia de tu señal. Para estos casos te recomiendo poner el router lo más cercano al “medio” de tu casa que sea posible. Si ponés el router en una punta de la casa o fuera de ella, no vas a lograr una buena potencia de señal adentro o en la otra punta de tu casa. Poné la antena de forma vertical, parece una estupidez, pero suma bastante y trata de elevar el router lo más posible con el objetivo de alejarlo del suelo, de esta manera aumentás el área de cobertura.

Respecto de la señal, si es posible, alejá el router de objetos metálicos grandes como armarios, paredes cubiertas de metal y cosas similares. La señal WiFi puede traspasar bien materiales como la madera, pero tiene serias dificultades con el metal.

Interferencias

En mi caso, estoy rodeada de unas 300 señales WiFi y eso que podría ser la panacea de las conexiones muchas veces es un garrón. Puede parecerte que no, pero si dos o más señales viajan en la misma frecuencia y por el mismo canal, tal como pasa en las radios, se producen interferencias. Esto complica bastante la tarea de navegar o de conectarse. Existen aplicaciones para Android que permiten ver dónde hay interferencias WiFi, basta con usar el buscador del sitio para encontrar algunas. Estas apps muestran los canales en los que están transmitiendo redes cercanas y cuál es el canal ideal para utilizar en tu caso.

En caso de que tengas muchas redes en los mismos canales, ingresá a la configuración de tu router y cambiá el canal en que este trasmite por uno en que tengas menos interferencias.

Existen también electrodomésticos que producen grandes interferencias, no solemos pensar que nuestros aparatos emiten radiaciones, por lo que no lo tenemos en cuenta, pero poner un router junto a un teléfono inalámbrico o un microondas nunca es una buena idea. Muchísimos teléfonos inalámbricos operan a 2.4 Ghz, que es la frecuencia más utilizada por routers. Mirá tu aparato y fijate en qué frecuencia transmite. Ahí tenés dos alternativas: alejás lo más posible el router del teléfono y su base, además de cambiar el canal en que transmiten, o cambiás el teléfono por uno que transmita en otra frecuencia. También hay muchos que operan en 1.9Ghz o 900 mhz, lo que va a solucionar tu problema.

El caso de los hornos microondas, sólo deberías asegurarte de que el horno no esté colocado entre el dispositivo que querés conectar al WiFi y el router. Si querés conectar un celular o una máquina portatil, estás con suerte porque podés moverte, si querés conectar una máquina de escritorio… bueno, tal vez debas cambiar de lugar el horno.

Por último, si no tenés muchas alternativas para mover el router, ni reemplazar o colocar en otro lugar electrodomésticos que interfieran con el WiFi, podés comprar cierto hardware que sirve para elevar la cobertura de los aparatos como repetidores o antenas WiFi. Estos dispositivos no sirven para conectarse a Internet, sino que repiten la señal que reciben del router y con eso logran extender el área de cobertura. En caso de que tengas varios routers (suponete: tenes dos o tres routers viejos), hay algunas formas de conectarlos entre sí para usarlos como repetidoras. También podés comprar una antena de mayor potencia y cambiar la que trae por defecto tu router. La mayoría de los routers tienen antenas desmontables, mirá en la base, en el punto en que se conecta antena y router. Allí probablemente encuentres una rosca que permite aflojarla. Sacala, andá a alguna tienda de insumos informáticos, y pedí una de mayor potencia.

Otra alternativa, muy divertida por cierto, es fabricarte una antena WiFi de gran cobertura. Esto último es lo que hice yo, y tengo una cobertura de alrededor de 30 kms de radio. No puedo conectarme a todas las redes que hay, pero teniendo cientos para elegir, la verdad no me molesta.

¡Happy Hacking!

-Share this page-
submit to reddit Hire a Professional Programmer

Periodista, ex directora de algunos medios, ex docente, ex trabajadora, ex uberante. Productora musical, militante social, murguera, programadora, diseñadora. Hacker. @PabloLozano13

compartí, discutí, comentá

Deja un comentario

Loading Facebook Comments ...